nif 2

NIIF 2
© IASCF 175
NIIF 2 Norma Internacional de Información Financiera nº 2
Pagos Basados en Acciones
Esta versión incluye las modificaciones resultantes de las NIIF emitidas hasta el 31 de
diciembre de 2006.
La NIIF 2 Pagos Basados en Acciones fue emitida por el Consejo de Normas Internacionales de
Contabilidad en febrero de 2004.
Las siguientes Interpretaciones hacen referencia a la NIIF 2:
• SIC-12 Consolidación—Entidades de Cometido Específico (emitida en noviembre de
1998), tal como queda modificada por las
• Modificaciones a la SIC-12 Consolidación—Entidades de Cometido Específico
(emitida en noviembre de 2004)
• CINIIF 8 Alcance de la NIIF 2 (emitida en enero de 2006)
• CINIIF 11 NIIF 2—Transacciones con Acciones propias y del Grupo (emitida en
noviembre de 2006).
NIIF 2
176 © IASCF
ÍNDICE
párrafos
INTRODUCCIÓN IN1–IN8
NORMA INTERNACIONAL DE INFORMACIÓN FINANCIERA Nº 2
PAGOS BASADOS EN ACCIONES
OBJETIVO 1
ALCANCE 2–6
RECONOCIMIENTO 7–9
TRANSACCIONES CON PAGOS BASADOS EN ACCIONES
LIQUIDADAS CON INSTRUMENTOS DE PATRIMONIO 10–29
Generalidades 10–13
Transacciones en las que se reciben servicios 14–15
Transacciones valoradas por referencia al valor razonable de los
instrumentos de patrimonio concedidos 16–25
Determinación del valor razonable de los instrumentos de patrimonio
concedidos 16–18
Tratamiento de las condiciones para la consolidación de la concesión 19–21
Tratamiento de un componente de renovación 22
Después de la fecha en que la concesión está consolidada 23
Cuando el valor razonable de los instrumentos de patrimonio no puede
estimarse con fiabilidad 24–25
Modificaciones en los plazos y condiciones de concesión de los
instrumentos de patrimonio, incluyendo las cancelaciones y las
liquidaciones 26–29
TRANSACCIONES CON PAGOS BASADOS EN ACCIONES
LIQUIDADAS EN EFECTIVO 30–33
TRANSACCIONES CON PAGOS BASADAS EN ACCIONES QUE DAN
ALTERNATIVAS DE LIQUIDACIÓN EN EFECTIVO 34–43
Transacciones con pagos basados en acciones en las que los
términos del acuerdo proporcionan a la contraparte la elección del
medio de liquidación 35–40
Transacciones con pagos basados en acciones en las que las
condiciones del acuerdo dan a la entidad la opción de elegir el medio
de liquidación 41–43
INFORMACIÓN A REVELAR 44–52
DISPOSICIONES TRANSITORIAS 53–59
FECHA DE VIGENCIA 60
APÉNDICES
A Definiciones de términos
B Guía de aplicación
C Modificaciones a otras NIIF
NIIF 2
© IASCF 177
APROBACIÓN DE LA NIIF 2 POR EL CONSEJO
FUNDAMENTOS DE LAS CONCLUSIONES
GUÍA DE IMPLEMENTACIÓN
NIIF 2
178 © IASCF
La Norma Internacional de Información Financiera nº 2 Pagos Basados en Acciones (NIIF 2)
está contenida en los párrafos 1 a 60 y en los Apéndices A a C. Todos los párrafos tienen igual
valor normativo. Los párrafos en letra negrita recogen los principios más importantes. Los
términos definidos en el Apéndice A se han destacado en letra cursiva la primera vez que
aparecen en la Norma. En el Glosario de las Normas Internacionales de Información
Financiera, se incluyen las definiciones de otros términos utilizados en esta Norma. La NIIF 2
debe ser entendida en el contexto de su objetivo y de los Fundamentos de las Conclusiones, del
Prólogo a las Normas Internacionales de Información Financiera y del Marco Conceptual
para la Preparación y Presentación de los Estados Financieros. La NIC 8 Políticas
Contables, Cambios en las Estimaciones Contables y Errores suministra las bases para
seleccionar y aplicar las políticas contables que no cuenten con guías específicas.
NIIF 2
© IASCF 179
Introducción
Razones para emitir la NIIF
IN1 Las entidades a menudo conceden acciones u opciones sobre acciones a sus empleados
o a terceros. Los planes de acciones y los planes de opciones sobre acciones son una
característica habitual de la remuneración de los empleados, miembros del órgano de
administración, altos ejecutivos y muchos otros trabajadores. Algunas entidades
emiten acciones u opciones sobre acciones para pagar a proveedores, tales como los
suministradores de servicios profesionales.
IN2 Hasta la emisión de esta NIIF, no había una NIIF que abordara el reconocimiento y
medición de estas transacciones. Las preocupaciones acerca de esta deficiencia en las
NIIF fueron en aumento, como consecuencia del crecimiento de las transacciones de
pago basadas en acciones en muchos países.
Principales características de la NIIF
IN3 La NIIF requiere que la entidad reconozca las transacciones por pagos basados en
acciones en sus estados financieros, incluyendo las transacciones con los empleados o
con terceros que vayan a ser liquidadas en efectivo, con otros activos o con
instrumentos de patrimonio de la entidad. No hay otras excepciones, en la aplicación
de la NIIF, distintas de las que corresponden a transacciones a las que se aplica otra
Norma.
IN4 La NIIF establece principios de medición y requerimientos específicos para tres tipos
de transacciones de pago basadas en acciones:
(a) transacciones de pago basadas en acciones liquidadas con instrumentos de
patrimonio neto, en cuyo caso la entidad recibe bienes o servicios como
contrapartida por los instrumentos de patrimonio de la entidad (incluyendo
acciones u opciones sobre acciones);
(b) transacciones de pago basadas en acciones liquidadas con efectivo, en las que la
entidad adquiere bienes o servicios incurriendo en pasivos con el proveedor de
dichos bienes o servicios, por importes que están basados en el precio (o valor)
de las acciones de la entidad o de otros instrumentos de patrimonio de la misma;
y
(c) transacciones en las que la entidad recibe o adquiere bienes o servicios, y los
términos del acuerdo proporcionan a la entidad o al proveedor de bienes o
servicios la opción de decidir que la entidad liquide la transacción con efectivo o
emitiendo instrumentos de patrimonio.
IN5 Para las transacciones basadas en acciones liquidadas con instrumentos de patrimonio,
la NIIF requiere que la entidad valore los bienes o servicios recibidos, y el
correspondiente aumento del patrimonio neto, directamente al valor razonable de los
bienes o servicios recibidos, a menos que dicho valor razonable no pueda ser estimado
con fiabilidad. Si la entidad no pudiera estimar fiablemente el valor razonable de los
bienes o servicios recibidos, estará obligada a medir su valor, y el correspondiente
aumento en el patrimonio neto, de forma indirecta, por referencia al valor razonable de
los instrumentos de patrimonio concedidos. Además:
(a) Para transacciones con los empleados y otros terceros que suministren servicios
similares, la entidad está obligada a medir el valor razonable de los instrumentos
NIIF 2
180 © IASCF
de patrimonio concedidos, porque habitualmente no es posible estimar
fiablemente el valor razonable de los servicios recibidos de los empleados. El
valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos se determina en la
fecha en que se otorgan.
(b) Para transacciones con sujetos distintos de los empleados (y terceros que
suministren servicios similares), existe una presunción refutable por la que el
valor razonable de los bienes o servicios recibidos puede ser estimado con
fiabilidad. Ese valor razonable se determina en la fecha en la que la entidad
obtiene los bienes o la contraparte presta los servicios. En los raros casos en que
la presunción sea refutada, la transacción se medirá por referencia al valor
razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos, valorados en la fecha
en la que la entidad recibe los bienes o la contraparte presta los servicios.
(c) Para los bienes o servicios medidos por referencia al valor razonable de los
instrumentos de patrimonio concedidos, la NIIF especifica qué condiciones de
consolidación (o irrevocabilidad) del derecho, distintas de las condiciones
referidas al mercado, no se tendrán en cuenta en la estimación del valor
razonable de las acciones o de las opciones en la fecha relevante de valoración
(según se ha especificado más arriba). En cambio, las condiciones de
consolidación se tendrán en cuenta a través del ajuste del número de
instrumentos de patrimonio incluidos en la valoración del importe de la
transacción de forma que, en última instancia, el importe reconocido para los
bienes o los servicios recibidos como contrapartida de los instrumentos de
patrimonio concedidos se base en el número de instrumentos de patrimonio que
eventualmente se consolidarán. Por ello, no se reconocerá ningún importe
acumulado por los bienes o servicios recibidos si los instrumentos de patrimonio
concedidos no se han consolidado, porque no se haya cumplido la condición de
consolidación de los mismos (distinta de una condición referida al mercado)
(d) La NIIF requiere que el valor razonable de los instrumentos de patrimonio
concedidos se base en precios de mercado, si están disponibles, y que se tengan
en cuenta los plazos y condiciones sobre los que tales instrumentos de
patrimonio fueron concedidos. A falta de precios de mercado, se estimará el
valor razonable empleando alguna técnica de valoración para estimar cuál habría
sido el precio de dichos instrumentos de patrimonio, en la fecha de valoración,
en una transacción realizada en condiciones de independencia mutua entre partes
interesadas y debidamente informadas.
(e) La NIIF también establece requerimientos en caso de que se modifiquen los
plazos y condiciones de una opción o una acción concedida (por ejemplo si se
fija nuevamente el precio de la opción) o si una determinada concesión es
cancelada, recomprada o reemplazada por otra concesión de instrumentos de
patrimonio. Por ejemplo, al margen de cualquier modificación, cancelación o
liquidación de una concesión de instrumentos de patrimonio a los empleados, la
NIIF generalmente requiere que la entidad reconozca, como mínimo, los
servicios recibidos, medidos por el valor razonable en la fecha de la emisión de
los instrumentos de patrimonio ofrecidos.
IN6 Para las transacciones con pagos basados en acciones que se liquidan en efectivo, la
NIIF requiere que la entidad valore, tanto los bienes y servicios adquiridos como el
pasivo incurrido, por el valor razonable del pasivo. Hasta que el pasivo no sea
liquidado, la entidad estará obligada a volver a medir el valor razonable del pasivo en
cada fecha en la que presente información, así como en la fecha de liquidación,
debiendo reconocer los cambios en el valor en el resultado del periodo.
NIIF 2
© IASCF 181
IN7 Para las transacciones con pagos basados en acciones en las que los términos del
acuerdo proporcionan, a la entidad o al proveedor de los bienes o de los servicios, la
elección acerca de si la entidad liquida la transacción con efectivo o mediante la
emisión de instrumentos de patrimonio, la entidad estará obligada a contabilizar esa
transacción, o los componentes de la misma, como si fuera una transacción con pagos
basados en acciones liquidada con efectivo si, y en la medida en que, la entidad haya
incurrido en un pasivo para liquidar en efectivo (o con otros activos), o como una
transacción de pagos basados en acciones liquidada con instrumentos de patrimonio si,
y en la medida que, no haya incurrido en tal pasivo.
IN8 La NIIF prescribe varios requerimientos sobre la información a revelar para permitir a
los usuarios de los estados financieros comprender:
(a) la naturaleza y alcance de los acuerdos de pagos basados en acciones que hayan
existido durante el periodo;
(b) cómo se determinó el valor razonable de los bienes o servicios recibidos, o el
valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos, durante el
ejercicio; y
(c) el efecto de las transacciones de pagos basados en acciones sobre el resultado del
periodo y sobre la situación financiera de la entidad.
NIIF 2
182 © IASCF
Norma Internacional de Información Financiera nº 2
Pagos Basados en Acciones
Objetivo
1 El objetivo de esta NIIF consiste en especificar la información financiera que ha de
incluir una entidad cuando lleve a cabo una transacción con pagos basados en
acciones. En concreto, requiere que la entidad refleje en el resultado del periodo y en
su posición financiera, los efectos de las transacciones con pagos basados en acciones,
incluyendo los gastos asociados a las transacciones en las que se conceden opciones
sobre acciones a los empleados.
Alcance
2 La entidad aplicará esta NIIF en la contabilización de todas las transacciones con
pagos basados en acciones, incluyendo:
(a) transacciones con pagos basados en acciones liquidados mediante instrumentos
de patrimonio, en las que la entidad reciba bienes o servicios a cambio de
instrumentos de patrimonio de la misma (incluyendo acciones u opciones sobre
acciones),
(b) transacciones con pagos basados en acciones liquidados en efectivo, en las que
la entidad adquiera bienes o servicios, incurriendo en pasivos con el proveedor
de esos bienes o servicios por importes que se basen en el precio (o en el valor)
de las acciones de la entidad o de otros instrumentos de patrimonio de la misma,
y
(c) transacciones en las que la entidad reciba o adquiera bienes o servicios, y los
términos del acuerdo proporcionen a la entidad o al proveedor de dichos bienes o
servicios, la opción de liquidar la transacción en efectivo (o con otros activos) o
mediante la emisión de instrumentos de patrimonio.
A excepción de lo establecido en los párrafos 5 y 6.
3 A los efectos de esta NIIF, las transferencias de los instrumentos de patrimonio de una
entidad realizadas por sus accionistas a terceros que hayan suministrado bienes o
prestado servicios a la entidad (incluyendo sus empleados) son transacciones con
pagos basados en acciones, a menos que la transferencia tenga claramente un propósito
distinto del pago de los bienes o servicios suministrados a la entidad. Esto también se
aplicará a transferencias con instrumentos de patrimonio de la controladora de la
entidad, o con instrumentos de patrimonio de otra entidad perteneciente al mismo
grupo, realizadas con terceros que hayan suministrado bienes o servicios a la entidad.
4 A los efectos de esta NIIF, una transacción con un empleado (o un tercero), en su
condición de tenedor de instrumentos de patrimonio de la entidad, no será una
transacción con pagos basados en acciones. Por ejemplo, si una entidad concede a
todos los tenedores de una determinada clase de sus instrumentos de patrimonio el
derecho a adquirir instrumentos de patrimonio adicionales de la misma, a un precio
inferior al valor razonable de esos instrumentos, y un empleado recibe tal derecho por
ser tenedor de un instrumento de patrimonio de esa clase particular, la concesión o el
ejercicio de ese derecho no estará sujeto a lo exigido por esta NIIF.
NIIF 2
© IASCF 183
5 Como se indicó en el párrafo 2, esta NIIF se aplicará a las transacciones con pagos
basados en acciones, en las que una entidad adquiera o reciba bienes o servicios. Entre
esos bienes se incluyen inventarios, consumibles, propiedades, planta y equipo, activos
intangibles y otros activos no financieros. Sin embargo, la entidad no aplicará esta
NIIF a transacciones en las que adquiera bienes que formen parte de los activos netos
adquiridos en una combinación de negocios a la que se aplique la NIIF 3
Combinaciones de Negocios. Por lo tanto, los instrumentos de patrimonio emitidos en
una combinación de negocios, a cambio del control de la entidad adquirida, no están
dentro del alcance de esta NIIF. Sin embargo, los instrumentos de patrimonio ofrecidos
a los empleados de la entidad adquirida por su condición de empleados (por ejemplo, a
cambio de continuar prestando sus servicios) sí entrarán dentro del alcance de esta
NIIF. De forma similar, la cancelación, sustitución u otra modificación de acuerdos de
pagos basados en acciones, a consecuencia de una combinación de negocios o de
alguna otra reestructuración del patrimonio neto, se contabilizarán de acuerdo con esta
NIIF.
6 Esta NIIF no se aplicará a las transacciones con pagos basados en acciones en las que
la entidad reciba o adquiera bienes o servicios, según un contrato que esté dentro del
alcance de los párrafos 8 a 10 de la NIC 32 Instrumentos Financieros: Presentación
(según la revisión de 2003)* o de los párrafos 5 a 7 de la NIC 39 Instrumentos
Financieros: Reconocimiento y Medición (según la revisión 2003).
Reconocimiento
7 La entidad reconocerá los bienes o servicios recibidos o adquiridos en una
transacción con pagos basados en acciones, en el momento de la obtención de
dichos bienes o cuando dichos servicios sean recibidos. La entidad reconocerá el
correspondiente incremento en el patrimonio neto, si los bienes o servicios
hubiesen sido recibidos en una transacción con pagos basados en acciones que se
liquide en instrumentos de patrimonio, o bien reconocerá un pasivo si los bienes o
servicios hubieran sido adquiridos en una transacción con pagos basados en
acciones que se liquiden en efectivo.
8 Cuando los bienes o servicios recibidos o adquiridos en una transacción con pagos
basados en acciones no reúnan las condiciones para su reconocimiento como
activos, se reconocerán como gastos.
9 Normalmente, surgirá un gasto por el consumo de bienes o servicios. Por ejemplo, los
servicios se consumen, normalmente, de forma inmediata, en cuyo caso se reconocerá
un gasto cuando la contraparte preste el servicio. Los bienes pueden ser consumidos a
lo largo de un periodo de tiempo o, en el caso de los inventarios, vendidos en un
momento posterior, en cuyo caso se reconocerá un gasto cuando los bienes sean
consumidos o vendidos. Sin embargo, a veces es necesario reconocer el gasto antes de
que los bienes o servicios sean consumidos o vendidos, porque no cumplen los
requisitos para su reconocimiento como activos. Por ejemplo, la entidad podría
adquirir bienes como parte de la fase de investigación de un proyecto para desarrollar
un nuevo producto. Aunque tales bienes no hayan sido consumidos, podrían no
cumplir las condiciones para reconocerse como activos, según las NIIF aplicables.
* El título de la NIC 32 fue modificado en 2005.
NIIF 2
184 © IASCF
Transacciones con pagos basados en acciones, liquidadas con
instrumentos de patrimonio
Generalidades
10 En las transacciones con pagos basados en acciones, que sean liquidadas mediante
instrumentos de patrimonio, la entidad valorará los bienes o servicios recibidos,
así como el correspondiente incremento en el patrimonio neto, directamente al
valor razonable de los bienes o servicios recibidos, a menos que dicho valor
razonable no pueda ser estimado con fiabilidad. Si la entidad no pudiera estimar
con fiabilidad el valor razonable de los bienes o servicios recibidos, determinará
su valor, así como el correspondiente incremento de patrimonio neto,
indirectamente por referencia* al valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos.
11 Para aplicar lo dispuesto en el párrafo 10 a transacciones con empleados y terceros que
suministren servicios similares†, la entidad determinará el valor razonable de los
servicios recibidos por referencia al valor razonable de los instrumentos de patrimonio
concedidos, porque habitualmente no será posible estimar de manera fiable el valor
razonable de los servicios recibidos, como se expone en el párrafo 12. El valor
razonable de esos instrumentos de patrimonio se determinará en la fecha de concesión.
12 Normalmente, las acciones, las opciones sobre acciones u otros instrumentos de
patrimonio se conceden a los empleados como parte de su paquete de remuneración, en
adición a un sueldo en efectivo y otras prestaciones para los mismos. Habitualmente,
no será posible valorar directamente los servicios recibidos por cada componente
concreto que forme parte del paquete de remuneración a los empleados. Igualmente,
podría no ser posible determinar independientemente el valor razonable del paquete
completo de la remuneración del empleado, sin medir de forma directa el valor
razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos. Además, las acciones o las
opciones sobre acciones se concederán a menudo como parte de un bono acordado y
no como parte de la retribución básica; por ejemplo, es habitual encontrarlas como un
incentivo a los empleados para que continúen prestando sus servicios a la entidad o
para recompensarles por los esfuerzos realizados en la mejora del desempeño de la
entidad. Con la concesión de acciones o de opciones sobre acciones, que complementa
otras retribuciones la entidad paga una remuneración adicional para obtener ciertos
beneficios económicos adicionales. Es probable que la estimación del valor razonable
de dichos beneficios adicionales sea una tarea difícil. Dada la dificultad para
determinar directamente el valor razonable de los servicios recibidos, la entidad
determinará el valor razonable de los mismos por referencia al valor razonable de los
instrumentos de patrimonio concedidos.
13 Para aplicar los requerimientos del párrafo 10 a las transacciones con terceros distintos
de los empleados, existirá una presunción refutable de que el valor razonable de los
bienes o servicios recibidos puede estimarse con fiabilidad. Dicho valor razonable se
medirá en la fecha en que la entidad obtenga los bienes o la contraparte preste los
servicios. En los raros casos en que la entidad refute esta presunción, porque no pueda
estimar con fiabilidad el valor razonable de los bienes o servicios recibidos, valorará
* En esta NIIF se utilizan la frase “por referencia a” en lugar de “al”, puesto que la transacción se valora, en
última instancia, multiplicando el valor razonable de los instrumentos de patrimonio, medido en la fecha
especificada en los párrafos 11 ó 13 (según cuál de los dos sea aplicable), por el número de instrumentos de
patrimonio que se consolidan o son irrevocables, como se explica en el párrafo 19.
† En el resto de la NIIF, todas las referencias a los empleados se entenderán realizadas también a los terceros que
suministren servicios similares.
NIIF 2
© IASCF 185
los bienes o servicios recibidos, y el incremento correspondiente en el patrimonio neto,
indirectamente por referencia al valor razonable de los instrumentos de patrimonio
concedidos, valorados en la fecha en que la entidad obtenga los bienes o la contraparte
preste los servicios.
Transacciones en las que se reciben servicios
14 Si los instrumentos de patrimonio concedidos se consolidan inmediatamente, la
contraparte no estará obligada a completar un determinado periodo de servicios antes
de que adquiera incondicionalmente el derecho sobre esos instrumentos de patrimonio.
A falta de evidencia en contrario, la entidad presumirá que se han recibido los servicios
a prestar por la contraparte, como contrapartida de los instrumentos de patrimonio
concedidos. En este caso, la entidad reconocerá íntegramente, en la fecha de
concesión, los servicios recibidos con el correspondiente aumento del patrimonio neto.
15 Si los instrumentos de patrimonio concedidos no se consolidan inmediatamente, sino
hasta que la contraparte complete un determinado periodo de servicios, la entidad
presumirá que los servicios se van a prestar por la contraparte durante el periodo de
consolidación de los instrumentos de patrimonio que recibirá en el futuro. La entidad
contabilizará esos servicios a medida que sean prestados por la contraparte, durante el
periodo en que los instrumentos de patrimonio se consolidan, junto con el
correspondiente aumento en el patrimonio neto. Por ejemplo:
(a) Si a un empleado se le conceden opciones sobre acciones, condicionadas a
completar tres años de servicio, entonces la entidad presumirá que los servicios
que va a prestar el empleado, como contrapartida de las opciones sobre acciones,
se recibirán en el futuro, a lo largo de los tres años del periodo de consolidación
del derecho.
(b) Si a un empleado se le conceden opciones sobre acciones, condicionadas a
alcanzar un determinado nivel de desempeño y a permanecer en la entidad hasta
que dicho nivel de desempeño se haya alcanzado, y la duración del periodo de
consolidación de las opciones varía dependiendo de cuándo se alcance ese nivel
de desempeño, la entidad presumirá que los servicios a prestar por el trabajador,
como contrapartida de las opciones sobre acciones, se recibirán en el futuro, a lo
largo del periodo esperado de consolidación del derecho. La entidad estimará la
duración de ese periodo de consolidación en la fecha de concesión de las
opciones sobre acciones, basándose en el desenlace más probable de la condición
de desempeño impuesta. Si el desempeño se midiese sobre una condición
referida al mercado, la estimación de la duración del periodo esperado será
coherente con las suposiciones empleadas para estimar el valor razonable de las
opciones emitidas, y no se revisará posteriormente. Si la condición de
desempeño no fuese una condición referida al mercado, la entidad revisará su
estimación acerca de la duración del periodo de consolidación de los derechos, si
fuera necesario, siempre que la información posterior indicara que la duración
del periodo de cumplimiento de la condición difiere de la estimada previamente.
Transacciones medidas por referencia al valor razonable de
los instrumentos de patrimonio concedidos
Determinación del valor razonable de los instrumentos de patrimonio
concedidos
16 Para las transacciones medidas por referencia al valor razonable de los instrumentos
de patrimonio concedidos, la entidad determinará el valor razonable de esos
NIIF 2
186 © IASCF
instrumentos en la fecha de medición, basándose en los precios de mercado si
estuvieran disponibles, teniendo en cuenta los plazos y condiciones sobre los que esos
instrumentos de patrimonio fueron concedidos (considerando los requerimientos de los
párrafos 19 a 22).
17 Si los precios de mercado no estuvieran disponibles, la entidad estimará el valor
razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos utilizando una técnica de
valoración para estimar cuál habría sido el precio de esos instrumentos de patrimonio
en una transacción en condiciones de independencia mutua, realizada entre partes
interesadas y debidamente informadas. La técnica de valoración será coherente con las
metodologías de valoración generalmente aceptadas para la fijación de precios de los
instrumentos financieros, e incorporará todos los factores e suposiciones que sean
conocidas, y que considerarían los participantes en el mercado a la hora de fijar el
precio (teniendo en cuenta los requerimientos de los párrafos 19 a 22).
18 El Apéndice B contiene guías adicionales sobre la determinación del valor razonable
de las acciones y las opciones sobre acciones, centrándose en particular en los términos
y condiciones que son normalmente utilizados en una concesión de acciones o de
opciones sobre acciones a los empleados.
Tratamiento de las condiciones para la consolidación de la concesión
19 La concesión de instrumentos de patrimonio podría estar condicionada al
cumplimiento de determinadas condiciones para la consolidación (o irrevocabilidad)
de la concesión. Por ejemplo, la concesión de acciones o de opciones sobre acciones a
un empleado habitualmente está condicionada a que el empleado siga prestando sus
servicios, en la entidad, a lo largo de un determinado periodo de tiempo. También
podrían existir condiciones relativas al desempeño esperado, tales como que la entidad
alcanzara un crecimiento específico en sus beneficios o un determinado incremento en
el precio de sus acciones. Las condiciones para la consolidación, distintas de las
condiciones referidas al mercado, no serán tenidas en cuenta al estimar el valor
razonable de las acciones o de las opciones sobre acciones en la fecha de medición.
En cambio, las condiciones para la consolidación se tendrán en cuenta, ajustando el
número de instrumentos de patrimonio incluidos en la determinación del importe de la
transacción, de forma que, en última instancia, el importe reconocido por los bienes o
servicios recibidos como contrapartida de los instrumentos de patrimonio concedidos,
se basará en el número de instrumentos de patrimonio que eventualmente se vayan a
consolidar. Por ello, no se reconocerá ningún importe acumulado por los bienes o
servicios recibidos, si los instrumentos de patrimonio concedidos no se consolidan a
consecuencia del incumplimiento de alguna condición necesaria para la consolidación
de los mismos, por ejemplo, si la contraparte no completa un determinado periodo de
prestación de servicios, o no cumple alguna condición relativa al desempeño, teniendo
en cuenta los requerimientos del párrafo 21.
20 Para aplicar los requerimientos del párrafo 19, la entidad reconocerá un importe, por
los bienes o servicios recibidos durante el periodo para la consolidación, basado en la
mejor estimación disponible del número de instrumentos de patrimonio que se espere
consolidar y revisará esta estimación, si es necesario, siempre que la información
posterior indique que el número de instrumentos de patrimonio que se espere
consolidar difiera de las estimaciones previas. En la fecha de consolidación, (es decir,
en la fecha límite para el cumplimiento de las condiciones), la entidad revisará la
estimación para que sea igual al número de instrumentos de patrimonio que finalmente
cumplirán las condiciones para la consolidación, teniendo en cuenta los requerimientos
del párrafo 21.
NIIF 2
© IASCF 187
21 Las condiciones referidas al mercado, como por ejemplo un precio objetivo de la
acción al que esté condicionada la consolidación de derechos (o su ejercicio), se
tendrán en cuenta, al estimar el valor razonable de los instrumentos de patrimonio
concedidos. Por eso, para la concesión de instrumentos de patrimonio con condiciones
referidas al mercado, la entidad reconocerá los bienes o servicios recibidos de la
contraparte que satisfagan el resto de condiciones para la consolidación (por ejemplo,
los servicios recibidos de un empleado que permanezca en activo durante el periodo
requerido), independientemente de que se cumpla la condición referida al mercado.
Tratamiento de un componente de renovación
22 En las opciones que tengan un componente de renovación, éste no se tendrá en cuenta
al estimar el valor razonable de las opciones concedidas, en la fecha de medición. En
cambio, una opción de renovación se contabilizará como una nueva opción concedida,
siempre que se conceda posteriormente, y en ese mismo momento.
Después de la fecha en que la concesión está consolidada
23 Una vez que haya reconocido los bienes y servicios recibidos, de acuerdo con los
párrafos 10 a 22, así como el correspondiente incremento en el patrimonio neto, la
entidad no realizará ajustes adicionales al patrimonio neto tras la fecha de
consolidación. Por ejemplo, la entidad no revertirá posteriormente el importe
reconocido por los servicios recibidos de un empleado, si los instrumentos de
patrimonio cuyos derechos ha consolidado son objeto de revocación o, en el caso de
las opciones sobre acciones, si las opciones no se llegan a ejercitar. Sin embargo, este
requerimiento no impide que la entidad reconozca una transferencia dentro del
patrimonio neto, es decir, una transferencia desde un componente de patrimonio neto a
otro.
Cuando el valor razonable de los instrumentos de patrimonio no puede
estimarse con fiabilidad
24 Los requerimientos contenidos en los párrafos 16 a 23 se aplicarán cuando la entidad
esté obligada a valorar una transacción con pagos basados en acciones, por referencia
al valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos. En raras ocasiones, la
entidad podría ser incapaz de estimar con fiabilidad el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio concedidos en la fecha de medición, de acuerdo con los
requerimientos de los párrafos 16 a 22. Sólo en estas ocasiones, la entidad:
(a) Valorará inicialmente los instrumentos de patrimonio por su valor intrínseco, en
la fecha en la que la entidad obtenga los bienes o la contraparte preste los
servicios, y posteriormente, en cada fecha en la que se presente información y en
la fecha de la liquidación definitiva, reconociendo los cambios de dicho valor
intrínseco en el resultado del periodo. En una concesión de opciones sobre
acciones, el acuerdo de pago basado en acciones se liquidará finalmente cuando
se ejerciten las opciones, se pierdan (por ejemplo por producirse la baja en el
empleo) o caduquen (por ejemplo al término de la vida de la opción).
(b) Reconocerá los bienes o servicios recibidos basándose en el número de
instrumentos de patrimonio que finalmente se consoliden o (cuando sea
aplicable) sean finalmente ejercidos. Para aplicar este requerimiento a las
opciones sobre acciones, por ejemplo, la entidad reconocerá los bienes o
servicios recibidos durante el periodo para la consolidación, de acuerdo con los
párrafos 14 y 15, excepto que los requerimientos contenidos en el apartado (b)
del párrafo 15 relativos a las condiciones referidas al mercado, no serán
aplicables. El importe reconocido de los bienes y servicios recibidos durante el
NIIF 2
188 © IASCF
periodo para la consolidación se basará en el número de opciones sobre acciones
que se espera sean consolidadas. La entidad revisará esa estimación, si fuera
necesario, si las informaciones posteriores indicasen que el número de opciones
sobre acciones que se espera que consoliden, difiera de las estimaciones previas.
En la fecha de consolidación, la entidad revisará la estimación para que sea igual
al número de instrumentos de patrimonio que finalmente queden consolidados.
Tras la fecha de vencimiento del plazo para consolidar, la entidad revertirá el
importe reconocido de bienes o de servicios recibidos si las opciones sobre
acciones son posteriormente anuladas, o caducan al término de su vida.
25 Si la entidad aplica el párrafo 24, no será necesario que aplique los párrafos 26 a 29,
puesto que cualquier modificación de los plazos y condiciones, sobre los que los
instrumentos de patrimonio fueron concedidos, será tenida en cuenta al aplicar el
método del valor intrínseco establecido en el párrafo 24. Sin embargo, cuando la
entidad liquide una concesión de instrumentos de patrimonio a los que se ha aplicado
el párrafo 24:
(a) Si la liquidación tuviese lugar durante el periodo para la consolidación, la
entidad contabilizará la liquidación como una aceleración de la consolidación de
los derechos, y por ello, reconocerá inmediatamente el importe que, en otro caso,
se hubiera reconocido por los servicios recibidos a lo largo del periodo de
consolidación que reste.
(b) Cualquier pago realizado en la liquidación se contabilizará como una recompra
de instrumentos de patrimonio, es decir, como una deducción del patrimonio
neto, salvo, y en la medida en que, el pago exceda del valor intrínseco de los
instrumentos de patrimonio, valorados en la fecha de recompra. Cualquier exceso
se reconocerá como un gasto.
Modificaciones en los plazos y condiciones de concesión
de los instrumentos de patrimonio, incluyendo las
cancelaciones y las liquidaciones
26 La entidad podría modificar los plazos y condiciones en las que los instrumentos de
patrimonio fueron concedidos. Por ejemplo, podría reducir el precio de ejercicio de
opciones concedidas a los empleados (es decir, volver a determinar el precio de las
opciones), lo que aumentará el valor razonable de dichas opciones. Los requerimientos
de los párrafos 27 a 29, para contabilizar los efectos de las modificaciones, se refieren
al contexto de las transacciones con pagos basados en acciones con los empleados. No
obstante, esos requerimientos serán también de aplicación a transacciones con pagos
basados en acciones con sujetos distintos de los empleados, que se valoren por
referencia al valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos. En este
último caso, las referencias que figuran en los párrafos 27 a 29 relativas a la fecha de
concesión, se deberán referir, en su lugar, a la fecha en que la entidad obtenga los
bienes o la contraparte preste los servicios.
27 La entidad reconocerá, como mínimo, los servicios recibidos medidos por su valor
razonable en la fecha de concesión de los instrumentos de patrimonio otorgados, a
menos que tales instrumentos de patrimonio no queden consolidados por no cumplir
alguna condición necesaria para su consolidación (distinta de una condición referida al
mercado) que fuera impuesta en la fecha de concesión. Esto se aplicará
independientemente de cualquier modificación de los plazos y condiciones en que los
instrumentos de patrimonio fueron otorgados, o de una cancelación o liquidación
referentes a esa concesión de instrumentos de patrimonio. Además, la entidad
reconocerá los efectos de las modificaciones que aumenten el total del valor razonable
NIIF 2
© IASCF 189
de los acuerdos de pago basado en acciones o bien sean, de alguna otra forma,
beneficiosos para el empleado. En el Apéndice B se dan guías sobre la aplicación de
este requerimiento.
28 Si la entidad cancelase o liquidase una concesión de instrumentos de patrimonio
durante el periodo de consolidación (por causa distinta de una caducidad derivada de la
falta de cumplimiento de las condiciones para la consolidación):
(a) La entidad contabilizará la cancelación o la liquidación como una aceleración de
la consolidación de los derechos, y por ello reconocerá inmediatamente el
importe que, en otro caso, habría reconocido por los servicios recibidos a lo largo
del periodo de consolidación restante.
(b) Cualquier pago hecho al empleado para la cancelación o liquidación de la
concesión se contabilizará como la recompra de una participación en el
patrimonio neto, es decir como una deducción del patrimonio neto, salvo, y en la
medida en que, los pagos excedan al valor razonable de los instrumentos
concedidos, valorado en la fecha de recompra. Cualquier exceso sobre dicho
valor razonable, se reconocerá cómo un gasto.
(c) Si se concediesen nuevos instrumentos de patrimonio a los empleados y, en la
fecha de su concesión, la entidad identificase los nuevos instrumentos de
patrimonio concedidos como instrumentos de patrimonio sustitutivos de los
instrumentos de patrimonio cancelados, la entidad contabilizará la concesión de
los instrumentos de patrimonio sustitutivos como si se tratara de modificación en
la concesión original de los instrumentos de patrimonio, de acuerdo con el
párrafo 27 y las guías del Apéndice B. El incremento en el valor razonable
concedido será la diferencia entre el valor razonable de los instrumentos de
patrimonio sustituidos y el valor razonable neto de los instrumentos de
patrimonio cancelados, en la fecha en la que se conceda la sustitución. El valor
razonable neto de los instrumentos de patrimonio cancelados será su valor
razonable, inmediatamente antes de la cancelación, menos el importe de
cualquier pago realizado a los empleados en el momento de la cancelación de
dichos instrumentos, que se contabilizará como una deducción del patrimonio
neto, de acuerdo con el apartado (b) anterior. Si la entidad no identificase los
nuevos instrumentos de patrimonio concedidos como instrumentos de patrimonio
sustitutivos de los instrumentos de patrimonio cancelados, contabilizará esos
nuevos instrumentos de patrimonio como una nueva concesión.
29 Si la entidad recomprase instrumentos de patrimonio ya consolidados, el pago
realizado a los empleados se contabilizará como una deducción del patrimonio neto,
salvo, y en la medida en que, el pago exceda del valor razonable de los instrumentos de
patrimonio recomprados, valorado en la fecha de recompra. Cualquier exceso sobre
dicho valor razonable se reconocerá como un gasto.
Transacciones con pagos basados en acciones liquidados en
efectivo
30 Para las transacciones con pagos basados en acciones liquidadas en efectivo, la
entidad valorará los bienes o servicios adquiridos y el pasivo en el que haya
incurrido, al valor razonable del pasivo. Hasta que el pasivo sea liquidado, la
entidad volverá a medir el valor razonable del pasivo en cada fecha en la que
presente información, así como en la fecha de liquidación, llevando cualquier
cambio en el valor reconocido al resultado del periodo.
NIIF 2
190 © IASCF
31 Por ejemplo, la entidad podría conceder a los empleados derechos sobre la revaluación
de las acciones como parte de su remuneración, por lo cual los empleados adquirirán el
derecho a un pago futuro de efectivo (más que el derecho a un instrumento de
patrimonio), que se basará en el incremento del precio de la acción de la entidad a
partir de un determinado nivel, a lo largo de un periodo de tiempo determinado. O
bien, la entidad podría conceder a sus empleados el derecho a recibir un pago de
efectivo futuro, mediante la concesión de un derecho sobre acciones (incluyendo
acciones a emitir al ejercitar las opciones sobre acciones) que sean canjeables por
efectivo, ya sea de manera obligatoria (por ejemplo al cese del empleo) o a elección
del empleado.
32 La entidad reconocerá los servicios recibidos, y el pasivo a pagar por tales servicios, a
medida que los empleados presten el servicio. Por ejemplo, algunos derechos sobre la
revaluación de acciones se consolidan inmediatamente y por ello, los empleados no
están obligados a completar un determinado periodo de servicio para tener derecho al
pago en efectivo. A falta de evidencia en contrario, la entidad presumirá que ha
recibido, de los empleados, los servicios por los que les han sido concedidos derechos
sobre la revaluación de las acciones. Así, la entidad reconocerá inmediatamente, tanto
los servicios recibidos, como el pasivo derivado de su obligación de pago. Si los
derechos sobre la revaluación de acciones no fuesen consolidados hasta que los
empleados hayan completado un determinado periodo de servicio, la entidad
reconocerá los servicios recibidos, y el pasivo derivado de la obligación de pago, a
medida que los empleados presten sus servicios durante el periodo de tiempo
correspondiente.
33 El pasivo se valorará, tanto inicialmente como en cada fecha en la que se presente
información, hasta su liquidación, al valor razonable de los derechos sobre la
revaluación de las acciones, mediante la aplicación de un modelo de valoración de
opciones, teniendo en cuenta los plazos y condiciones de concesión de los citados
derechos, y en la medida en que los empleados hayan prestado sus servicios hasta la
fecha.
Transacciones con pagos basados en acciones, que dan
alternativas de liquidación en efectivo
34 En las transacciones con pagos basados en acciones en que los términos del
acuerdo proporcionen a la entidad, o a la contraparte, la opción de que la entidad
liquide la transacción en efectivo (u otros activos) o mediante la emisión de
instrumentos de patrimonio, la entidad contabilizará esa transacción, o sus
componentes, como una transacción con pagos basados en acciones que se va a
liquidar en efectivo si, y en la medida en que, la entidad hubiese incurrido en un
pasivo para liquidar en efectivo u otros activos, o como una transacción con pagos
basados en acciones que se va a liquidar con instrumentos de patrimonio neto
siempre, y en la medida en que, no haya incurrido en ese pasivo.
NIIF 2
© IASCF 191
Transacciones con pagos basados en acciones en las que
los términos del acuerdo proporcionan a la contraparte la
elección del medio de liquidación
35 Si la entidad ha concedido a la contraparte el derecho a elegir si una transacción con
pagos basados en acciones va a ser liquidada en efectivo* o mediante la emisión de
instrumentos de patrimonio, entonces la entidad habrá concedido un instrumento
financiero compuesto, que incluye un componente de deuda (esto es, el derecho de la
contraparte a exigir el pago en efectivo) y un componente de patrimonio neto (es decir,
el derecho de la contraparte para solicitar que la liquidación se realice mediante
instrumentos de patrimonio en lugar de hacerlo en efectivo). En las transacciones con
terceros distintos de los empleados, en las que el valor razonable de los bienes o
servicios recibidos se determine directamente, la entidad valorará el componente de
patrimonio neto del instrumento financiero compuesto, como la diferencia entre el
valor razonable de los bienes o servicios recibidos y el valor razonable del componente
de deuda, en la fecha en la que los bienes o servicios se reciban.
36 En otras transacciones, incluyendo las transacciones con los empleados, la entidad
determinará el valor razonable del instrumento financiero compuesto en la fecha de
medición, teniendo en cuenta los plazos y condiciones en los que fueran concedidos
los derechos a recibir efectivo o instrumentos de patrimonio.
37 Para aplicar el párrafo 36, la entidad determinará primero el valor razonable del
componente de deuda, y posteriormente, determinará el valor razonable del
componente de patrimonio neto—teniendo en cuenta que la contraparte debe anular el
derecho a recibir efectivo para recibir el instrumento de patrimonio. El valor razonable
del instrumento financiero compuesto es la suma de los valores razonables de los dos
componentes. Sin embargo, las transacciones con pagos basados en acciones, en las
que la contraparte tiene la opción de elegir el medio de liquidación, se estructuran a
menudo de forma que el valor razonable de una alternativa de liquidación sea el mismo
que el de la otra. Por ejemplo, la contraparte podría tener la opción de recibir opciones
sobre acciones o la liquidación en efectivo de los derechos de la revaluación de
acciones. Por lo tanto, el valor razonable del componente de patrimonio neto será nulo,
y por tanto, el valor razonable del instrumento financiero compuesto será igual al valor
razonable del componente de deuda. Por el contrario, si los valores razonables de las
alternativas de liquidación difieren, el valor razonable del componente de patrimonio
neto habitualmente será mayor que cero, en cuyo caso el valor razonable del
instrumento financiero compuesto será mayor que el valor razonable del componente
de deuda.
38 La entidad contabilizará independientemente los bienes o servicios recibidos o
adquiridos con relación a cada componente del instrumento financiero compuesto. Para
el componente de deuda, la entidad reconocerá los bienes o servicios adquiridos, y un
pasivo por la obligación de pagar dichos bienes o servicios, a medida que la
contraparte suministra bienes o presta servicios, de acuerdo con los requerimientos que
se aplican a las transacciones con pagos basados en acciones liquidadas en efectivo
(párrafos 30 a 33). Para el componente de patrimonio (si existiera), la entidad
reconocerá los bienes o servicios recibidos, y un aumento en el patrimonio, a medida
que la contraparte suministre los bienes o servicios, de acuerdo con los requerimientos
aplicables a las transacciones con pagos basados en acciones que se liquidan en
instrumentos de patrimonio (párrafos 10 a 29).
* En los párrafos 35 a 43, todas las referencias a “efectivo”, incluyen también a otros activos de la entidad.
NIIF 2
192 © IASCF
39 En la fecha de liquidación, la entidad volverá a medir el pasivo a su valor razonable. Si
la entidad emitiese instrumentos de patrimonio para la liquidación, en lugar de hacerla
en efectivo, el pasivo se transferirá directamente al patrimonio neto, como
contrapartida por los instrumentos de patrimonio emitidos.
40 Si la entidad liquidase la transacción en efectivo, en lugar de emitir instrumentos de
patrimonio, dicho pago se aplicará a liquidar el pasivo en su totalidad. Cualquier
componente de patrimonio neto reconocido previamente, permanecerá dentro del
mismo. Al elegir recibir efectivo para liquidar la transacción, la contraparte anula su
derecho a recibir instrumentos de patrimonio. Sin embargo, este requerimiento no
impide a la entidad reconocer una transferencia dentro del patrimonio neto, por
ejemplo; una transferencia de un componente del patrimonio neto a otro.
Transacciones con pagos basados en acciones en las que
las condiciones del acuerdo proporcionan a la entidad la
opción de elegir el medio de liquidación
41 En una transacción con pagos basados en acciones en la que los términos del acuerdo
proporcionan a la entidad la posibilidad de elegir si se liquida en efectivo o mediante la
emisión de instrumentos de patrimonio, la entidad determinará si tiene una obligación
presente de liquidar en efectivo, y contabilizará en consecuencia. La entidad tiene una
obligación presente para liquidar en efectivo cuando la decisión de liquidar en
instrumentos de patrimonio no tenga carácter o fundamento comercial (por ejemplo,
porque la entidad tenga legalmente prohibido la emisión de acciones), o la entidad
tuviera una práctica pasada o una política establecida de liquidar en efectivo, o
generalmente liquide en efectivo cuando la contraparte lo solicite.
42 Si la entidad tuviera una obligación presente de liquidar en efectivo, contabilizará la
transacción de acuerdo con los requerimientos aplicables a las transacciones con pagos
basados en acciones que se liquidan en efectivo, que figuran en los párrafos 30 a 33.
43 Si no existiese esta obligación, la entidad contabilizará la transacción de acuerdo con
los requerimientos aplicables a las transacciones con pagos basados en acciones
liquidadas en instrumentos de patrimonio, que figuran en los párrafos 10 a 29. En el
momento de la liquidación:
(a) Si la entidad eligiese liquidar en efectivo, el pago en efectivo se registrará como
una recompra de una participación en el patrimonio neto, es decir, como una
deducción del importe del patrimonio neto, excepto por lo señalado en el párrafo
(c) siguiente.
(b) Si la entidad eligiese liquidar mediante la emisión de instrumentos de
patrimonio, no se requieren otras contabilizaciones (distintas de la transferencia
de un componente de patrimonio neto a otro, si fuera necesario), excepto por lo
señalado en el párrafo (c) siguiente.
(c) Si la entidad eligiese la alternativa de liquidación por el mayor valor razonable,
en la fecha de liquidación, la entidad reconocerá un gasto adicional por el exceso
de valor entregado, esto es la diferencia entre el efectivo pagado y el valor
razonable de los instrumentos de patrimonio que hubiera tenido que emitir, o la
diferencia entre el valor razonable de los instrumentos de patrimonio emitidos y
el importe de efectivo que en otro caso habría tenido que pagar, según lo que
resulte aplicable.
NIIF 2
© IASCF 193
Información a revelar
44 La entidad revelará información que permita, a los usuarios de los estados
financieros, comprender la naturaleza y alcance de los acuerdos de pagos basados
en acciones que se hayan producido a lo largo del periodo.
45 Para hacer efectivo el objetivo contenido en el párrafo 44, la entidad revelará al menos
lo siguiente:
(a) Una descripción de cada tipo de acuerdo de pagos basados en acciones que haya
existido a lo largo del periodo, incluyendo los plazos y condiciones generales de
cada acuerdo, tales como requerimientos para la consolidación de los derechos,
el plazo máximo de las opciones emitidas y el método de liquidación (por
ejemplo en efectivo o en instrumentos de patrimonio). Una entidad cuyos tipos
de acuerdos de pagos basados en acciones sean básicamente similares, puede
agrupar esta información, a menos que fuera necesario presentar información
independiente de cada uno de los acuerdos para cumplir el principio establecido
en el párrafo 44.
(b) El número y la media ponderada de los precios de ejercicio de las opciones sobre
acciones, para cada uno de los siguientes grupos de opciones:
(i) existentes al comienzo del periodo;
(ii) concedidas durante el periodo;
(iii) anuladas durante el periodo;
(iv) ejercitadas durante el periodo;
(v) que hayan caducado a lo largo del periodo;
(vi) existentes al final del periodo; y
(vii) susceptibles de ejercicio al final del periodo.
(c) Para las opciones sobre acciones ejercitadas durante el periodo, el precio medio
ponderado de las acciones en la fecha de ejercicio. Si las opciones hubieran sido
ejercitadas de manera regular a lo largo del periodo, entonces la entidad podría
revelar el precio medio ponderado de la acción durante el periodo.
(d) Para las opciones existentes al final del periodo, el rango de precios de ejercicio
y la vida contractual media ponderada restante. Si el rango total de los precios de
ejercicio fuera amplio, las opciones existentes se dividirán en rangos que sean
significativos para valorar el número de acciones y los momentos en los que las
acciones adicionales podrían ser emitidas, así como el efectivo que podría ser
recibido como consecuencia del ejercicio de esas opciones.
46 La entidad revelará información que permita a los usuarios de los estados
financieros comprender cómo se ha determinado, durante el periodo, el valor
razonable de los bienes o servicios recibidos o el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio concedidos.
47 Si la entidad ha determinado de forma indirecta el valor razonable de los bienes o
servicios recibidos como contrapartida de los instrumentos de patrimonio de la entidad,
por referencia al valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos, para
cumplir con el contenido del párrafo 46, la entidad revelará al menos la siguiente
información:
NIIF 2
194 © IASCF
(a) Para las opciones sobre acciones concedidas durante el periodo, el valor
razonable medio ponderado de estas opciones a la fecha de medición, así como
información sobre cómo se ha determinado el valor razonable, incluyendo:
(i) el modelo de valoración de opciones usado y las variables utilizadas en
dicho modelo, incluyendo el precio medio ponderado de la acción, el
precio de ejercicio, la volatilidad esperada, la vida de la opción, los
dividendos esperados, la tasa de interés libre de riesgo y otras variables del
modelo, donde se incluirá el método empleado y las suposiciones hechas
para incorporar los posibles efectos del ejercicio anticipado de las
opciones;
(ii) cómo se ha determinado la volatilidad esperada, incluyendo una
explicación de la medida en que la volatilidad se basa en la volatilidad
histórica; y
(iii) cómo se han incorporado, en su caso, otras características de la opción
concedida en la determinación del valor razonable, tales como algunas
condiciones referidas al mercado.
(b) Para otros instrumentos de patrimonio concedidos durante el periodo (esto es, los
que sean distintos de opciones sobre acciones), el número y valor razonable
medio ponderado de esos instrumentos en la fecha de medición, así como
información acerca de cómo se ha determinado este valor razonable, incluyendo:
(i) si el valor razonable no se hubiese determinado sobre la base de un precio
de mercado observable, la forma concreta de calcularlo;
(ii) si se han incorporado, y cómo, en su caso, los dividendos esperados al
proceder a la determinación del valor razonable; y
(iii) si se ha incorporado, y cómo, en su caso, cualquier otra característica de
los instrumentos de patrimonio concedidos que se incluyera en la
determinación del valor razonable.
(c) Para los acuerdos de pagos basados en acciones que se modificaron a lo largo del
periodo:
(i) una explicación de esas modificaciones;
(ii) el valor razonable incremental concedido (como resultado de esas
modificaciones); e
(iii) información sobre cómo se determinó el valor razonable incremental
concedido, de manera coherente con los requerimientos establecidos en los
apartados (a) y (b) anteriores, cuando ello sea aplicable.
48 Si la entidad hubiera determinado directamente el valor razonable de los bienes o
servicios recibidos durante el periodo, revelará cómo se ha calculado ese valor
razonable, por ejemplo si el valor razonable se hubiera determinado utilizando el
precio de mercado para esos bienes o servicios.
49 Si la entidad hubiese refutado la presunción contenida en el párrafo 13, revelará ese
hecho, y dará una explicación de por qué dicha presunción fue refutada.
50 La entidad revelará información que permita a los usuarios de los estados
financieros comprender el efecto de las transacciones con pagos basados en
acciones sobre el resultado de la entidad durante el periodo, así como sobre su
posición financiera.
NIIF 2
© IASCF 195
51 Para que tenga efecto el contenido del párrafo 50, la entidad revelará al menos lo
siguiente:
(a) el gasto total reconocido durante el periodo procedente de transacciones con
pagos basados en acciones en las que los bienes o servicios recibidos no
cumplían las condiciones para su reconocimiento como activos y, por tanto,
fueron reconocidos inmediatamente como un gasto, incluyendo información por
separado de la porción del total de los gastos procedentes de transacciones que se
han contabilizado como transacciones con pagos basados en acciones que se
liquidan en instrumentos de patrimonio;
(b) para los pasivos procedentes de transacciones con pagos basados en acciones:
(i) el importe total en libros al final del periodo; y
(ii) el valor intrínseco total de los pasivos al final del periodo para los que los
derechos de la contraparte a recibir efectivo u otros activos se han
consolidado al final del periodo (por ejemplo derechos consolidados sobre
la revaluación de acciones).
52 Si la información a revelar requerida por la NIIF no cumpliera los principios
contenidos en los párrafos 44, 46 y 50, la entidad revelará tanta información adicional
como sea necesaria para cumplir con ellos.
Disposiciones transitorias
53 En las transacciones con pagos basados en acciones liquidadas en instrumentos de
patrimonio, la entidad aplicará esta NIIF a las concesiones de acciones, opciones sobre
acciones u otros instrumentos de patrimonio que fueron concedidos con posterioridad
al 7 de noviembre de 2002, y todavía no hubieran consolidado los derechos
correspondientes en la fecha de entrada en vigor de esta NIIF.
54 Se aconseja, pero no se obliga, a la entidad, a aplicar esta NIIF a otras concesiones de
instrumentos de patrimonio si la entidad ha revelado públicamente el valor razonable
de dichos instrumentos de patrimonio, determinado en su fecha de medición.
55 Para todas las concesiones de instrumentos de patrimonio a las se aplique esta NIIF, la
entidad reexpresará la información comparativa y, cuando sea aplicable, ajustará el
saldo inicial de las ganancias (pérdidas) acumuladas del periodo más antiguo para el
que se presente información.
56 Para todas las concesiones de instrumentos de patrimonio a las que la NIIF no haya
sido aplicada (por ejemplo, instrumentos de patrimonio concedidos en o antes del 7 de
noviembre de 2002), la entidad deberá, en todo caso, presentar la información
requerida en los párrafos 44 y 45.
57 Si, después de que la NIIF entre en vigor, la entidad modificase los plazos o
condiciones de una concesión de instrumentos de patrimonio a la que no se ha aplicado
esta NIIF, deberá, en todo caso, aplicar los párrafos 26 a 29 para contabilizar cualquier
modificación.
58 Para los pasivos surgidos de transacciones con pagos basados en acciones, existentes
en la fecha de la entrada en vigor de esta NIIF, la entidad aplicará la NIIF
retroactivamente. Para estos pasivos, la entidad reexpresará la información
comparativa, incluyendo el ajuste en el saldo inicial de las ganancias (pérdidas)
acumuladas del periodo más antiguo para el que se presente información, en el cual la
información haya sido reexpresada, excepto cuando la entidad no venga obligada a
NIIF 2
196 © IASCF
reexpresar la información comparativa, en la medida que la información se refiera a un
periodo o una fecha que sea anterior al 7 de noviembre de 2002.
59 Se aconseja, pero no se obliga a la entidad, a aplicar de forma retroactiva la NIIF a
otros pasivos surgidos de transacciones con pagos basados en acciones, por ejemplo, a
los pasivos que fueran liquidados durante un periodo para el que se presente
información comparativa.
Fecha de vigencia
60 La entidad aplicará esta NIIF en los periodos que comiencen a partir del 1 de enero de
2005. Se aconseja su aplicación anticipada. Si la entidad aplicase la NIIF para periodos
que comiencen con anterioridad al 1 de enero de 2005, revelará este hecho.
NIIF 2
© IASCF 197
Apéndice A
Definiciones de términos
Este Apéndice forma parte integrante de la NIIF.
acuerdo de pagos
basados en acciones
Un acuerdo entre la entidad y un tercero (que puede ser un
empleado) para establecer una transacción con pagos basados en
acciones, que otorga el derecho a la contraparte a recibir efectivo
u otros activos de la entidad, por importes que se basan en el
precio de las acciones de la entidad o en otros instrumentos de
patrimonio de la misma, o a recibir instrumentos de patrimonio
de la entidad, bajo el supuesto de que si existen condiciones para
su consolidación, éstas se cumplen.
componente de
renovación
Una cualidad que da lugar a una concesión automática de
opciones sobre acciones adicionales, cuando el tenedor de la
opción ejercita opciones previamente concedidas utilizando las
acciones de la entidad, en lugar de efectivo, para satisfacer el
precio de ejercicio.
condición referida al
mercado
Una condición de la que depende el precio de ejercicio, la
consolidación o la posibilidad de ejercicio de un instrumento de
patrimonio, que está relacionada con el precio de mercado de los
instrumentos de patrimonio de la entidad, por ejemplo, que se
alcance un determinado precio de la acción o un determinado
importe de valor intrínseco de una opción sobre acciones, o que
se consiga un determinado objetivo basado en el precio de
mercado de los instrumentos de patrimonio de la entidad en
relación a un índice de precios de mercado de instrumentos de
patrimonio de otras entidades.
condiciones para la
consolidación (o
irrevocabilidad) de la
concesión
Las condiciones que debe cumplir la contraparte para obtener el
derecho a recibir efectivo, otros activos o instrumentos de
patrimonio de la entidad, según un acuerdo de pagos basados en
acciones. Entre las condiciones para lograr la consolidación (o
irrevocabilidad) del derecho se incluyen algunas sobre prestación
de servicios, que requieren de la contraparte que complete un
determinado periodo de prestación de servicios, y algunas
condiciones de desempeño, que requieren alcanzar determinados
objetivos de rendimiento (tales como un determinado aumento en
el resultado de la entidad a lo largo de un determinado periodo de
tiempo).
consolidación (o
irrevocabilidad)
Consecución del derecho. En un acuerdo de pagos basados en
acciones, el derecho de la contraparte a recibir efectivo, otros
activos, o instrumentos de patrimonio de la entidad se consolida
si se cumplen unas determinadas condiciones de consolidación.
NIIF 2
198 © IASCF
empleados y terceros
que prestan servicios
similares
Individuos que prestan servicios personales a la entidad en una de
las siguientes situaciones (a) los individuos tienen la consideración
de empleados a efectos legales o fiscales, (b) los individuos
trabajan para la entidad bajo su dirección, de la misma forma que
quienes tienen la consideración de empleados a efectos legales o
fiscales, o (c) los servicios prestados son similares a los que
prestan los empleados. El término incluye, por ejemplo, al
personal de la gerencia, es decir las personas que tienen autoridad
y responsabilidad en tareas de planificación, dirección y control de
las actividades de la entidad, incluyendo los miembros no
ejecutivos del órgano de administración.
fecha de concesión La fecha en que la entidad y un tercero (incluyendo en este
término a los empleados) alcanzan un acuerdo de pagos basados
en acciones, que se produce cuando la entidad y la contraparte
llegan a un entendimiento compartido sobre los plazos y
condiciones del acuerdo. En la fecha de concesión, la entidad
confiere a la contraparte el derecho a recibir efectivo, otros
activos, o instrumentos de patrimonio de la misma, sujeto al
cumplimiento, en su caso, de determinadas condiciones para la
consolidación (o irrevocabilidad). Si ese acuerdo está sujeto a un
proceso de aprobación (por ejemplo, por los accionistas) la fecha
de concesión es aquélla en la que se obtiene la aprobación.
fecha de medición La fecha en la que se determina, a efectos de esta NIIF, el valor
razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos. Para
transacciones con los empleados y terceros que prestan
servicios similares, la fecha de medición es la fecha de
concesión. Para las transacciones con sujetos distintos de los
empleados (y terceros que prestan servicios similares) la fecha de
medición es aquélla en la que la entidad obtiene los bienes, o la
contraparte presta los servicios.
instrumento de
patrimonio
Un contrato que pone de manifiesto una participación residual en
los activos de la entidad tras deducir todos sus pasivos.*
instrumento de
patrimonio concedido
El derecho (condicional o incondicional) a un instrumento de
patrimonio de la entidad, que ésta ha conferido a un tercero, en
virtud de un acuerdo de pagos basados en acciones.
opción de renovación Una nueva opción sobre acciones, concedida cuando se utiliza
una acción para satisfacer el precio de ejercicio de una opción
sobre acciones previa.
opción sobre acciones Un contrato que da al tenedor el derecho, pero no la obligación, de
suscribir las acciones de la entidad a un precio fijo o determinable,
durante un periodo específico de tiempo.
periodo para la
consolidación (o
irrevocabilidad) de la
concesión
El periodo a lo largo del cual tienen que ser satisfechas todas las
condiciones para la consolidación (o irrevocabilidad) de la
concesión en un acuerdo de pagos basados en acciones.
* El Marco Conceptual define un pasivo como una obligación presente de la entidad surgida de sucesos pasados,
para cuya liquidación se espera que se produzca una salida de la entidad de recursos que incorporan beneficios
económicos (por ejemplo una salida de efectivo u otros activos de la entidad).
NIIF 2
© IASCF 199
transacción con pagos
basados en acciones
Una transacción en la que la entidad recibe bienes o servicios
como contrapartida de los instrumentos de patrimonio de la
misma entidad (incluyendo acciones u opciones sobre acciones),
o adquiere bienes y servicios incurriendo en pasivos con el
proveedor de esos bienes o servicios, por importes que se basan en
el precio de las acciones de la entidad o de otros instrumentos de
patrimonio de la misma.
transacción con pagos
basados en acciones
liquidada en efectivo
Una transacción con pagos basados en acciones en la que la
entidad adquiere bienes o servicios incurriendo en un pasivo para
transferir efectivo u otros activos al suministrador de esos bienes o
servicios, por importes que están basados en el precio (o valor) de
las acciones de la entidad u otros instrumentos de patrimonio de
la entidad.
transacción con pagos
basados en acciones
liquidada mediante
instrumentos de
patrimonio
Una transacción con pagos basados en acciones en la que la
entidad recibe bienes o servicios como contrapartida de
instrumentos de patrimonio de la entidad (incluyendo acciones u
opciones sobre acciones).
valor intrínseco La diferencia entre el valor razonable de las acciones que la
contraparte tiene derecho (condicional o incondicional) a suscribir,
o que tiene derecho a recibir y el precio (si existiese) que la
contraparte está (o estará) obligada a pagar por esas acciones. Por
ejemplo, una opción sobre acciones con un precio de ejercicio de
15 u.m.*, sobre una acción con un valor razonable de 20 u.m.,
tiene un valor intrínseco de 5 u.m.
valor razonable El importe por el que un activo podría ser intercambiado, un
pasivo liquidado, o un instrumento de patrimonio concedido
podría ser intercambiado, entre partes interesadas y debidamente
informadas, en una transacción realizada en condiciones de
independencia mutua.
* En este Apéndice, los importes monetarios se expresan en “unidades monetarias” (u.m.).
NIIF 2
200 © IASCF
Apéndice B
Guía de aplicación
Este Apéndice es parte integrante de la NIIF.
Estimación del valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos
B1 En los párrafos B2 a B41 de este Apéndice se aborda la determinación del valor
razonable de las acciones y las opciones sobre acciones concedidas, centrándose en los
plazos y condiciones específicos que son características comunes de una concesión de
acciones, o de opciones sobre acciones, a los empleados. Por tanto, no contiene una
discusión exhaustiva. Además, como las cuestiones valorativas abordadas a
continuación se centran en acciones y opciones sobre acciones concedidas a los
empleados, se asume que el valor razonable de las acciones o de las opciones sobre
acciones se determina en la fecha de concesión. Sin embargo, muchas de las cuestiones
valorativas tratadas a continuación (por ejemplo, la determinación de la volatilidad
esperada) también se aplicarán en el contexto de la estimación del valor razonable de
las acciones o de las opciones sobre acciones concedidas a terceros distintos de los
empleados, en la fecha en la que la entidad obtenga los bienes o la contraparte preste
los servicios.
Acciones
B2 Para las acciones concedidas a los empleados, el valor razonable se determinará por el
precio de mercado de las acciones de la entidad (o a un precio de mercado estimado, si
las acciones de la entidad no cotizasen en un mercado público) ajustadas para tener en
cuenta los plazos y condiciones en los que dichas acciones hayan sido concedidas
(excepto las condiciones para la consolidación, que se excluyen de la determinación
del valor razonable, de acuerdo con los párrafos 19 a 21).
B3 Por ejemplo, si el empleado no tuviese derecho a recibir dividendos durante el periodo
de consolidación, este factor se tendrá en cuenta en la estimación del valor razonable
de las acciones concedidas. De forma parecida, si las acciones están sujetas a
restricciones que afectan a su trasmisibilidad con posterioridad a la fecha límite de
consolidación, ese hecho será tenido en cuenta, pero sólo en la medida en que las
restricciones posteriores al periodo de consolidación del derecho afecten al precio que
pagaría un sujeto independiente y bien informado. Por ejemplo, si las acciones cotizan
activamente en un mercado líquido y profundo, las restricciones posteriores al periodo
de consolidación del derecho pueden tener escaso o ningún efecto en el precio que el
sujeto independiente e informado pagaría por esas acciones. Las restricciones a la
transferencia, u otras restricciones que existan durante el periodo de consolidación del
derecho, no se tendrán en cuenta al estimar el valor razonable en la fecha de concesión
de las acciones, porque esas restricciones se derivan de la existencia de condiciones
para la consolidación de los derechos, que se contabilizarán de acuerdo con lo
establecido en los párrafos 19 a 21.
Opciones sobre acciones
B4 En muchos casos, no están disponibles los precios de mercado para las opciones sobre
acciones concedidas a los empleados, ya que dichas opciones están sujetas a plazos y
condiciones que no se aplican a las opciones cotizadas. Si no existieran opciones
cotizadas con plazos y condiciones parecidos, el valor razonable de las opciones
concedidas se estimará aplicando un modelo de valoración de opciones.
NIIF 2
© IASCF 201
B5 La entidad tendrá en cuenta, a la hora de seleccionar el modelo de valoración de
opciones aplicable, los factores que considerarían los partícipes en el mercado que
estuvieran interesados y debidamente informados. Por ejemplo, muchas opciones para
los empleados tienen vidas largas, pueden usualmente ejercerse durante el periodo que
media entre la fecha de consolidación y el término de la vida de las opciones, y son a
menudo ejercitadas en cuanto existe la posibilidad de hacerlo. Estos factores deberían
ser considerados al estimar el valor razonable, en la fecha de concesión de las
opciones. Para muchas entidades, esto podría suponer la exclusión del uso de la
fórmula de Black-Scholes-Merton, que no permite la posibilidad de ejercitar antes del
término de la vida de la opción, y puede no reflejar adecuadamente los efectos de
ejercerla antes de lo esperado. Tampoco ofrece la posibilidad de que la volatilidad
esperada y otras variables del modelo puedan variar a lo largo de la vida de la opción.
Sin embargo, para las opciones sobre acciones con vidas contractuales relativamente
cortas, o que deban ser ejercitadas en un periodo corto de tiempo tras la fecha de
cumplimiento de las condiciones, los factores y problemas identificados más arriba
podrían no resultar aplicables. En estos casos, la fórmula de Black-Scholes-Merton
puede dar lugar a un valor que es esencialmente el mismo que se deriva de un modelo
de valoración de opciones más flexible.
B6 Todos los modelos de valoración de opciones tienen en cuenta, como mínimo, los
siguientes factores:
(a) el precio de ejercicio de la opción;
(b) la vida de la opción;
(c) el precio actual de las acciones subyacentes;
(d) la volatilidad esperada del precio de la acción,
(e) los dividendos esperados sobre las acciones (si es adecuado); y
(f) la tasa de interés libre de riesgo para la vida de la opción.
B7 Si existen otros factores que un sujeto interesado y debidamente informado
consideraría al establecer el precio, también serán tenidos en cuenta (excepto por lo
que se refiere a las condiciones para la consolidación y los componentes de
renovación, que se excluyen de la determinación del valor razonable de acuerdo con
los párrafos 19 a 22).
B8 Por ejemplo, es normal que una opción sobre acciones concedida a un empleado no
pueda ser ejercitada durante determinados periodos (por ejemplo durante el periodo
para la consolidación o durante determinados periodos especificados por el regulador
del mercado financiero). Este factor será tenido en cuenta si, en el modelo de
valoración de opciones aplicado, se asume en otro caso que la opción podría ser
ejercitada en cualquier momento durante su vida. Sin embargo, si la entidad emplea un
modelo de valoración de opciones donde evalúa las que pueden ejercitarse sólo al
término de la vida de las mismas, no será necesario realizar ajustes a consecuencia de
la incapacidad de ejercitarlas durante el periodo para la consolidación del derecho (u
otros periodos durante la vida de las opciones), puesto que el modelo asume que las
opciones no pueden ser ejercitadas durante esos periodos.
B9 De forma parecida, otra característica común a las opciones sobre acciones de los
empleados es la posibilidad de ejercitar anticipadamente la opción antes de que
termine el periodo de tiempo en el que pueda hacerse, por ejemplo, porque la opción
no es libremente transferible, o porque el empleado debe ejercitar todas las opciones
concedidas que haya consolidado cuando cesa en su empleo. Los efectos del ejercicio
anticipado esperado serán tenidos en cuenta según lo establecido en los párrafos B16
a B21.
NIIF 2
202 © IASCF
B10 Los factores que un participante en el mercado, interesado y debidamente informado,
no consideraría al establecer el precio de una opción sobre acciones (u otro
instrumento de patrimonio), no se tendrán en cuenta al estimar el valor razonable de las
opciones sobre acciones (u otros instrumentos de patrimonio) que se hayan concedido.
Por ejemplo, para opciones sobre acciones concedidas a los empleados, los factores
que afectan el valor de la opción sólo desde la perspectiva individual del empleado son
irrelevantes para la estimación del precio que establecería un participante en el
mercado interesado y debidamente informado.
Variables de los modelos de valoración de opciones
B11 Al estimar la volatilidad esperada y los dividendos de las acciones subyacentes, el
objetivo es aproximarse a las expectativas que se reflejarían en un mercado real o en el
precio negociado de intercambio de la opción. De forma similar, al estimar los efectos
del ejercicio anticipado de las opciones sobre acciones por parte del empleado, el
objetivo es aproximarse a las expectativas que un tercero ajeno, con acceso a
información detallada acerca del comportamiento de los empleados al ejercitar las
opciones, desarrollaría a partir de la información disponible en la fecha de concesión.
B12 A menudo, es probable que haya un rango de expectativas razonables acerca de la
volatilidad futura, los dividendos y el comportamiento respecto al ejercicio de las
opciones. Si es así, debería calcularse un valor esperado, ponderando cada importe
dentro del rango por su probabilidad asociada de ocurrencia.
B13 Las expectativas acerca del futuro se basan generalmente en la experiencia,
debidamente modificada si se espera razonablemente que el futuro difiera del pasado.
En determinadas circunstancias, algunos factores identificables pueden indicar que la
experiencia histórica sin ajustar predice de manera relativamente pobre la experiencia
futura. Por ejemplo, si una entidad con dos líneas de negocio marcadamente diferentes,
se desprende de la que es significativamente menos arriesgada, la volatilidad histórica
puede no ser la mejor información sobre la que basar las expectativas razonables
acerca del futuro.
B14 En otros casos, la información histórica puede no estar disponible. Por ejemplo, una
entidad que cotiza por primera vez tendrá poca, o ninguna, información histórica sobre
la volatilidad del precio de sus acciones. Las entidades no cotizadas o que cotizan por
primera vez se abordan más adelante.
B15 En resumen, la entidad no debería simplemente basar las estimaciones de volatilidad,
del comportamiento respecto al ejercicio de las opciones y de los dividendos en la
información histórica, sin considerar la medida en la que se espera que la experiencia
pasada sea razonablemente predictiva de las expectativas sobre el futuro.
Expectativas sobre el ejercicio anticipado de las opciones
B16 A menudo, los empleados ejercitan las opciones sobre acciones anticipadamente, por
diversas razones. Por ejemplo, las opciones sobre acciones para los empleados no son
habitualmente transmisibles. Esto a menudo da lugar a que los empleados ejerciten sus
opciones sobre acciones anticipadamente, porque es el único modo que tienen para
liquidar su posición. Asimismo, los empleados que cesan en la prestación de sus
servicios a la entidad son, con frecuencia, obligados a ejercitar las opciones que han
consolidado en un periodo corto de tiempo, puesto que en otro caso pueden quedar
anuladas. Este factor también causa el ejercicio anticipado de las opciones sobre
acciones de los empleados. Otros factores que dan lugar al ejercicio anticipado son la
aversión al riesgo y la falta de diversificación de las inversiones de los empleados.
NIIF 2
© IASCF 203
B17 Los medios para tener en cuenta los efectos del ejercicio anticipado esperado,
dependen de la tasa de modelo de valoración de opciones que se aplique. Por ejemplo,
el ejercicio anticipado esperado puede tenerse en cuenta empleando una estimación de
la vida esperada de la opción (lo que, para una opción sobre acciones de un empleado,
es el periodo de tiempo desde la fecha de concesión hasta la fecha en la que se espera
que la opción sea ejercitada) como una variable del modelo de valoración de opciones
(por ejemplo, la fórmula de Black-Scholes-Merton). Alternativamente, el ejercicio
anticipado esperado podría ser modelizado a través de un modelo de valoración de
opciones binomial o similar, que emplea la vida contractual como una variable más.
B18 Entre los factores a considerar en la estimación del ejercicio anticipado de las opciones
se incluye:
(a) La duración del periodo necesario para la consolidación del derecho, porque las
opciones sobre acciones habitualmente no pueden ser ejercitadas hasta el término
del periodo de consolidación del derecho. Por lo tanto, la determinación de las
implicaciones de medición del ejercicio anticipado esperado se basa en la
asunción de que las opciones se consolidarán. Las implicaciones de las
condiciones de consolidación se abordan en los párrafos 19 a 21.
(b) La duración media de opciones similares, que hayan estado en circulación en el
pasado.
(c) El precio de las acciones subyacentes. La experiencia puede indicar que los
empleados tienden a ejercitar las opciones cuando el precio de las acciones
alcanza un determinado nivel por encima del precio de ejercicio.
(d) El nivel del empleado dentro de la organización. Por ejemplo, la experiencia
puede indicar que los empleados de niveles superiores tienden a ejercitar las
opciones más tarde que los empleados de niveles inferiores (lo que se discute
más extensamente en el párrafo B21).
(e) La volatilidad esperada de las acciones subyacentes. Por término medio, los
empleados podrían tender a ejercitar opciones sobre acciones muy volátiles antes
que las opciones sobre acciones con poca volatilidad.
B19 Según se indicó en el párrafo B17, los efectos del ejercicio anticipado podrían ser
tenidos en cuenta utilizando la estimación de la vida esperada de la opción como una
variable dentro del modelo de valoración de opciones. Al estimar la vida esperada de
las opciones sobre acciones concedidas a un grupo de empleados, la entidad podría
basar esta estimación en la vida media ponderada esperada por todo el grupo de
empleados, o en una vida media ponderada según los subgrupos de empleados
pertenecientes al grupo, basándose en datos más detallados acerca del comportamiento
del ejercicio por parte de los empleados (lo que se discute más adelante).
B20 Es muy probable que se obtenga mayor relevancia dividiendo la concesión de opciones
en grupos de empleados con un comportamiento de ejercicio relativamente
homogéneo. El valor de la opción no es una función lineal del plazo de la opción, ya
que dicho valor aumenta a una tasa decreciente a medida que el plazo se alarga. Por
ejemplo, si todas las demás suposiciones son iguales, aunque una opción con un
periodo de ejercicio de dos años valga más que una opción con un periodo de ejercicio
de un año, no llega a valer el doble. Esto significa que calcular el valor estimado de la
opción sobre la base de una única vida media ponderada, que incluya vidas
individuales significativamente diferentes, podría sobreestimar el valor razonable total
de las opciones sobre acciones concedidas. Si se dividen las opciones concedidas en
varios grupos, cada uno de ellos con un rango relativamente estrecho de vidas
incluidas en su vida media ponderada, se reducirá esa posibilidad de sobrestimación.
NIIF 2
204 © IASCF
B21 Consideraciones parecidas se aplican cuando se emplea un modelo binomial u otro
similar. Por ejemplo, la experiencia de una entidad que concede opciones de forma
general a todos los niveles de empleados, podría indicar que los directivos de nivel
superior tienden a mantener sus opciones más tiempo que los mandos intermedios, y
que los empleados de niveles inferiores tienden a ejercitar sus opciones antes que
cualquier otro grupo. Además, los empleados a los que se aconseja o se obliga a
mantener un importe mínimo de instrumentos de patrimonio de sus empleadores,
incluyendo opciones, podrían por término medio ejercitar opciones más tarde que los
empleados que no están sujetos a esa restricción. En esas situaciones, separar las
opciones por grupos de receptores con comportamientos respecto al ejercicio
relativamente homogéneos, dará lugar a una estimación más precisa del valor
razonable total de las opciones sobre acciones concedidas.
Volatilidad esperada
B22 La volatilidad esperada es una medida del importe al que se espera fluctúe el precio a
lo largo de un determinado periodo. La medida de la volatilidad usada en los modelos
de valoración de opciones es la desviación típica anualizada de las tasas de
rendimiento sobre las acciones a lo largo de un periodo de tiempo, calculadas
utilizando capitalización continua. La volatilidad habitualmente se expresa en términos
anualizados, que son comparables independientemente del periodo de tiempo que se
use para su cálculo, por ejemplo, comparaciones de precios diarios, semanales o
mensuales.
B23 La tasa de rendimiento (que puede ser positiva o negativa) sobre una acción, para un
determinado periodo, mide los beneficios económicos percibidos por un accionista, por
dividendos y por la revaluación (o devaluación) del precio de la acción.
B24 La volatilidad anualizada esperada de una acción es el rango dentro del cual se espera
que esté la tasa anual de rendimiento, calculada utilizando capitalización continua, con
una probabilidad aproximada de dos tercios. Por ejemplo, suponiendo que una acción
con una tasa de rendimiento, capitalizada de forma continua, del 12 por ciento tenga
una volatilidad del 30 por ciento, esto significa que la probabilidad de que la tasa de
rendimiento anual de la acción esté entre -18 por ciento (12% - 30%) y 42 por ciento
(12% + 30%) es aproximadamente de dos tercios. Si el precio de la acción es 100 u.m.
al comienzo del año y no se pagan dividendos, puede esperarse que el precio de la
acción al término del año estuviese entre 83,53 u.m. (100 x e-0.18 u.m.) y 152,20 u.m.
(100 x e0.42 u.m.) con una probabilidad aproximada de dos tercios.
B25 Entre los factores a considerar en la estimación de la volatilidad esperada se incluyen:
(a) La volatilidad implícita de las opciones sobre acciones cotizadas de las acciones
de la entidad, u otros instrumentos cotizados de la entidad que contengan
características de las opciones (tales como deuda convertible), si existen.
(b) La volatilidad histórica del precio de la acción en el periodo más reciente, que
generalmente será proporcional al plazo esperado de la opción (teniendo en
cuenta la vida contractual restante de la opción y los efectos del ejercicio
anticipado esperado).
(c) El periodo de tiempo durante el cual las acciones de la entidad han cotizado. Una
entidad recientemente incluida en la cotización podría tener una volatilidad
histórica elevada, en comparación con entidades similares que han tenido
cotización durante más tiempo. Más adelante se proporcionan guías adicionales
para entidades incluidas recientemente en las listas de cotización.
NIIF 2
© IASCF 205
(d) La tendencia de la volatilidad a revertir a su media, es decir, a su nivel medio a
largo plazo, y otros factores indican que la volatilidad esperada futura podría
diferir de la volatilidad pasada. Por ejemplo, si el precio de la acción de la
entidad era extraordinariamente volátil, en algún periodo determinado de tiempo
a consecuencia de una oferta pública de compra de acciones fallida o debido a
una reestructuración, ese periodo podría ser descartado a la hora de computar la
volatilidad media histórica anual.
(e) El uso de intervalos regulares y adecuados para las observaciones de los precios.
Las observaciones del precio deberán ser uniformes de un periodo a otro. Por
ejemplo, la entidad podría usar el precio de cierre semanal o el precio más alto de
la semana, pero no debe utilizar el precio de cierre para algunas semanas y el
precio más alto para otras. Además, las observaciones del precio deberán
expresarse en la misma moneda que el precio de ejercicio.
Entidades incluidas recientemente en las listas de cotización
B26 Según se indicó en el párrafo B25, la entidad deberá considerar la volatilidad histórica
del precio de la acción a lo largo del periodo más reciente, que generalmente es
comparable con el plazo esperado de la opción. Si una entidad cotizada recientemente
no tiene suficiente información sobre la volatilidad histórica, deberá no obstante
computar la volatilidad histórica para el periodo más largo para el que las cotizaciones
de mercado estén disponibles. También podría considerar la volatilidad histórica de
entidades similares siguiendo un periodo comparable de sus vidas. Por ejemplo, la
entidad que sólo ha cotizado durante un año y concede opciones con una vida esperada
media de cinco años podría considerar el patrón y nivel de volatilidad histórica de
entidades pertenecientes al mismo sector, durante los seis primeros años en los que
cotizaron las acciones de dichas entidades.
Entidades no incluidas en listas de cotización
B27 La entidad no cotizada no dispondrá de información histórica para considerar cómo
estimar la volatilidad esperada. Se recogen a continuación algunas consideraciones
adicionales sobre los factores a tener en cuenta.
B28 En algunos casos, una entidad no cotizada que regularmente emita opciones o acciones
para sus empleados (o para terceros) podría haber establecido un mercado interno para
sus acciones. La volatilidad del precio de esas acciones podría ser considerada al
estimar la volatilidad esperada.
B29 Alternativamente, la entidad podría considerar la volatilidad histórica o implícita de
entidades similares cotizadas, para las que haya información disponible acerca del
precio de la acción o del precio de la opción, con el fin de usarla en la estimación de la
volatilidad esperada. Esto podría ser adecuado si la entidad ha referenciado el valor de
sus acciones a los precios de las acciones de entidades similares cotizadas.
B30 Si la entidad no hubiera basado su estimación del valor de sus acciones, en los precios
de acciones de entidades similares cotizadas, y en cambio hubiera empleado otra
metodología para valorar sus acciones, podría realizar una estimación de la volatilidad
esperada que fuera uniforme con esa metodología de medición. Por ejemplo, la entidad
podría valorar sus acciones sobre la base de los activos netos o de las ganancias.
También podría considerar la volatilidad esperada de esos valores basados en los
activos netos o en las ganancias.
NIIF 2
206 © IASCF
Dividendos esperados
B31 Tener o no en cuenta los dividendos esperados, al determinar el valor razonable de las
acciones o de las opciones, dependerá de si la contraparte tiene derecho a recibir
dividendos o retribuciones equivalentes a los dividendos.
B32 Por ejemplo, si se han concedido a los empleados opciones y tienen derecho a percibir
dividendos sobre las acciones subyacentes u otros dividendos equivalentes (que
podrían ser pagados en efectivo o aplicados a reducir el precio de ejercicio), entre la
fecha de concesión y la fecha de ejercicio, las opciones concedidas deberán valorarse
como si no se fuesen a pagar dividendos sobre las acciones subyacentes; es decir el
valor de la variable representativa de los dividendos debería ser cero.
B33 De forma parecida, cuando se estima el valor razonable a la fecha de concesión de
acciones concedidas a los empleados, no se requiere ajuste alguno para los dividendos
esperados si el empleado tiene derecho a recibir los dividendos que se paguen durante
el periodo para la consolidación de la concesión.
B34 Por el contrario, si los empleados no tienen derecho a recibir dividendos o equivalentes
de dividendos durante el periodo de consolidación del derecho (o antes de su ejercicio,
en el caso de una opción), la valoración en la fecha de concesión de los derechos sobre
acciones o sobre opciones deberá tener en cuenta los dividendos esperados. Es decir, al
estimar el valor razonable de una concesión de opciones, los dividendos estimados
deberán ser incluidos en la aplicación del modelo de valoración de opciones. Cuando
se estime el valor razonable de una concesión de acciones, se reducirá la medición por
el valor presente de los dividendos esperados que se vayan a pagar durante el periodo
para la consolidación de la concesión.
B35 Los modelos de valoración de opciones exigen generalmente la utilización de una tasa
de rentabilidad esperada por dividendos. Sin embargo, dichos modelos pueden ser
modificados para usar un importe de dividendo esperado en lugar de una tasa de
rentabilidad. La entidad puede utilizar, o bien la tasa de rentabilidad esperada o bien el
importe de los pagos esperados. Si la entidad utiliza este último dato, deberá
considerar su patrón histórico de incremento de los dividendos. Por ejemplo, si la
política de la entidad ha sido, habitualmente, aumentar los dividendos
aproximadamente un 3 por ciento cada año, el valor estimado de la opción no deberá
asumir un importe fijo de dividendo a lo largo de la vida de la opción, a menos que
exista evidencia para apoyar esa suposición.
B36 Por lo general, las suposiciones acerca de los dividendos esperados deberán basarse en
información pública disponible. Una entidad que no pague dividendos ni tenga
intención de hacerlo, deberá suponer una rentabilidad esperada por dividendos nula.
Sin embargo, una entidad emergente, que no tenga historial de pago de dividendos,
podría tener como expectativa comenzar a pagar dividendos a lo largo de las vidas
esperadas de las opciones sobre acciones que haya concedido a sus empleados. Esas
entidades podrían utilizar una media entre sus rentabilidades pasadas por dividendos
(cero) y la rentabilidad media por dividendos de un grupo similar comparable.
Tasa de interés libre de riesgo
B37 Normalmente, la tasa de interés libre de riesgo es la rentabilidad implícita, actualmente
disponible, para las emisiones cupón cero de los organismos públicos de aquellos
países en cuya moneda se expresa el precio de ejercicio, con un plazo restante igual al
plazo esperado de la opción que va a ser valorada (basado en la vida contractual
restante de la vida de la opción y teniendo en cuenta los efectos de un ejercicio
anticipado esperado). Podría ser necesario emplear un sustituto adecuado, si no
NIIF 2
© IASCF 207
existieran esas emisiones de organismos públicos, o si las circunstancias indican que la
rentabilidad implícita sobre las emisiones cupón cero de los organismos públicos no es
representativa de la tasa de interés libre de riesgo (por ejemplo, en economías con
elevada inflación). También deberá utilizarse un sustituto adecuado si los partícipes en
el mercado normalmente determinarían la tasa de interés libre de riesgo usando ese
sustituto, en lugar de la rentabilidad implícita de las emisiones cupón cero de los
organismos públicos, al estimar el valor razonable de una opción con una vida igual al
periodo esperado de la opción que se está valorando.
Efectos de la estructura de capital
B38 En ocasiones otros sujetos, distintos de la entidad, emiten opciones sobre acciones
cotizadas de la entidad y las negocian. Cuando se ejercitan estas opciones sobre
acciones, el emisor entrega acciones al tenedor de la opción. Esas acciones se
adquieren, por lo general, a los accionistas actuales. Por lo tanto el ejercicio de
opciones sobre acciones cotizadas no tiene efecto dilusivo.
B39 En contraste, si las opciones sobre acciones son emitidas por la propia entidad, cuando
éstas se ejerciten, se emitirán nuevas acciones (que o bien son realmente emitidas o
bien son emitidas en esencia, si se utilizan acciones que se han adquirido previamente
y se han mantenido en la propia cartera por parte de la entidad). Suponiendo que las
acciones van a ser emitidas al precio de ejercicio, en lugar de al precio actual de
mercado en la fecha de ejercicio, esta dilución real o potencial podría reducir el precio
de la acción, de forma que el tenedor de la opción no obtenga una ganancia tan grande
al ejercitarla como si ejercitara otra opción cotizada similar que no diluyese el precio
de la acción.
B40 El que esto tenga un efecto significativo en el valor de las opciones sobre acciones
concedidas, depende de varios factores, tales como el número de nuevas acciones que
se emitirán al ejercitar las opciones en comparación con el número de acciones ya
emitidas. Por otra parte, si el mercado espera que tenga lugar la concesión de las
opciones, puede ya haber considerado la potencial dilución en el precio de la acción en
la fecha de la concesión.
B41 Sin embargo, la entidad deberá considerar si el posible efecto dilusivo del futuro
ejercicio de las opciones sobre acciones concedidas, podría repercutir sobre su valor
razonable estimado en la fecha de concesión. Los modelos de valoración de opciones
pueden ser adaptados para tener en cuenta este efecto dilusivo potencial.
Modificaciones de los acuerdos de pago basados en
acciones liquidados mediante instrumentos de patrimonio
B42 El párrafo 27 requiere que, independientemente de cualquier modificación en los
plazos y condiciones sobre los que fueron concedidos los instrumentos de patrimonio,
o de la cancelación o liquidación de esa concesión de instrumentos de patrimonio, la
entidad reconozca, como mínimo, los servicios recibidos valorados por su valor
razonable en la fecha de concesión de los instrumentos de patrimonio concedidos, a
menos que esos instrumentos de patrimonio no se consoliden a consecuencia del
incumplimiento de alguna condición necesaria para su consolidación (distinta de una
condición referida al mercado), de las que fueron establecidas en la fecha de
concesión. Además, la entidad reconocerá los efectos de las modificaciones que
aumenten el valor razonable total de los acuerdos sobre pagos basados en acciones o
que, en otro caso, sean beneficiosos para los empleados.
NIIF 2
208 © IASCF
B43 Para aplicar los requerimientos del párrafo 27:
(a) Si la modificación aumenta el valor razonable de los instrumentos de patrimonio
concedidos (por ejemplo, reduciendo el precio de ejercicio), determinado
inmediatamente antes y después de la modificación, la entidad incluirá el valor
razonable incremental concedido en la valoración del importe reconocido por los
servicios como contrapartida de los instrumentos de patrimonio concedidos. El
valor razonable incremental concedido es la diferencia entre el valor razonable
del instrumento de patrimonio modificado y el del instrumento de patrimonio
original, ambos estimados en la fecha de la modificación. Si la modificación
tiene lugar durante el periodo para la consolidación de los derechos, el valor
razonable incremental concedido se incluirá en la determinación del importe
reconocido por los servicios recibidos, a lo largo del periodo que va desde la
fecha de modificación hasta la fecha en la que los instrumentos de patrimonio se
consolidan, en adición al importe basado en el valor razonable en la fecha de
concesión de los instrumentos de patrimonio originales, que son reconocidos a lo
largo del periodo restante original para conseguir la consolidación de los
derechos. Si la modificación tiene lugar tras la fecha de consolidación de los
derechos, el valor razonable incremental concedido se reconocerá
inmediatamente, o a lo largo del periodo de obtención de los derechos si el
empleado está obligado a prestar un periodo de servicio adicional antes de
obtener incondicionalmente el derecho a esos instrumentos de patrimonio
modificados.
(b) De forma parecida, si la modificación aumenta el número de instrumentos de
patrimonio concedidos, la entidad incluirá el valor razonable de los instrumentos
de patrimonio concedidos adicionalmente, valorados en la fecha de la
modificación, en la medición del importe reconocido por los servicios recibidos
como contrapartida por los instrumentos de patrimonio concedidos, de forma
uniforme con los requerimientos establecidos en el apartado (a) anterior. Por
ejemplo, si la modificación tiene lugar durante el periodo para la consolidación
de los derechos, el valor razonable de los instrumentos de patrimonio adicionales
concedidos se incluirá en la determinación del importe reconocido por los
servicios recibidos a lo largo del periodo que se extiende desde la fecha de la
modificación hasta la fecha en la que se obtiene la consolidación del derecho a
los instrumentos de patrimonio adicionales, en adición al importe basado en el
valor razonable en la fecha de concesión de los instrumentos de patrimonio
originalmente concedidos, que son reconocidos a lo largo del periodo original
restante para conseguir la consolidación de los derechos.
(c) Si la entidad modifica las condiciones para conseguir la consolidación de los
derechos, de una forma que sea beneficiosa para el empleado, por ejemplo,
reduciendo el periodo de obtención de los derechos o modificando o eliminando
una condición de desempeño [distinta de una condición referida al mercado,
cuyos cambios se contabilizarán de acuerdo con lo establecido en el apartado (a)
anterior], la entidad tomará en cuenta las condiciones modificadas para la
consolidación de los derechos al aplicar los requerimientos de los párrafos 19
a 21.
B44 Además, si la entidad modifica los plazos y condiciones de los instrumentos de
patrimonio concedidos de forma que reduzca el valor razonable total del acuerdo de
pago basado en acciones, o en cualquier otro caso la modificación no resulta
beneficiosa para el empleado, la entidad continuará, no obstante, contabilizando los
servicios recibidos como contrapartida por los instrumentos de patrimonio concedidos,
como si esa modificación no hubiera ocurrido (siempre que se trate de una
NIIF 2
© IASCF 209
modificación distinta de la cancelación de algunos o de la totalidad de los instrumentos
concedidos, que se contabilizará de acuerdo con lo establecido en el párrafo 28). Por
ejemplo:
(a) Si la modificación reduce el valor razonable de los instrumentos de patrimonio
concedidos, según valoraciones realizadas inmediatamente antes y después de la
modificación, la entidad no tendrá en cuenta esa disminución en el valor
razonable y procederá a determinar el importe reconocido por los servicios
recibidos como contrapartida por los instrumentos de patrimonio basándose en el
valor razonable de la fecha de concesión de los instrumentos de patrimonio
concedidos.
(b) Si la modificación reduce el número de instrumentos de patrimonio concedidos
a un empleado, esa reducción será contabilizada como una cancelación de esa
parte de la concesión, de acuerdo con los requerimientos del párrafo 28.
(c) Si la entidad modifica las condiciones de obtención de los derechos de forma que
no resulte beneficioso para el empleado, por ejemplo, incrementando el periodo
para la consolidación del derecho o bien modificando o añadiendo una condición
sobre el desempeño [que sea distinta de una condición referida al mercado, cuyo
cambio se contabilizará de acuerdo con el apartado (a) anterior], la entidad no
tendrá en cuenta las condiciones para la consolidación de los derechos al aplicar
los requerimientos de los párrafos 19 a 21.
NIIF 2
210 © IASCF
Apéndice C
Modificaciones de otras NIIF
Las modificaciones que contiene este Apéndice tendrán vigencia para los periodos anuales que
comiencen a partir del 1 de enero de 2005. Si una entidad aplica esta Norma en un periodo
anterior, las modificaciones también tendrán vigencia para ese periodo.
* * * * *
Las modificaciones contenidas en este apéndice cuando esta Norma fue revisada han sido
incorporadas dentro de pronunciamientos relevantes publicados en este volumen.
NIIF 2
© IASCF 211
Aprobación de la NIIF 2 por el Consejo
La Norma Internacional de Información Financiera 2 Pagos Basados en Acciones fue aprobada
por los catorce miembros del Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad.
Sir David Tweedie Presidente
Thomas E Jones Vicepresidente
Mary E Barth
Hans-Georg Bruns
Anthony T Cope
Robert P Garnett
Gilbert Gélard
James J Leisenring
Warren J McGregor
Patricia L O’Malley
Harry K Schmid
John T Smith
Geoffrey Whittington
Tatsumi Yamada
NIIF 2 FC
212 © IASCF
NIIF 2 FC
ÍNDICE
párrafos
FUNDAMENTOS DE LAS CONCLUSIONES DE LA
NIIF 2 PAGOS BASADOS EN ACCIONES
INTRODUCCIÓN FC1–FC6
ALCANCE FC7–FC28
Planes de acciones para los empleados de gran alcance,
incluyendo planes de compra de acciones para los empleados FC8–FC18
Transferencias de instrumentos de patrimonio neto a los
empleados FC19–FC22
Transacciones dentro del alcance de la NIIF 3 Combinaciones de
Negocios FC23–FC24
Transacciones dentro del alcance de la NIC 32 Instrumentos
Financieros: Presentación y de la NIC 39 Instrumentos
Financieros: Reconocimiento y Medición FC25–FC28
RECONOCIMIENTO DE TRANSACCIONES CON PAGOS
BASADOS EN ACCIONES LIQUIDADAS MEDIANTE
INSTRUMENTOS DE PATRIMONIO FC29–FC60
‘La entidad no es una parte de la transacción’ FC34–FC35
‘Los empleados no prestan servicios’ FC36–FC39
‘No hay costo para la entidad, por tanto no hay gasto’ FC40–FC44
‘El reconocimiento del gasto no cumple con la definición de un
gasto’ FC45–FC53
Las ganancias por acción se “penalizan doblemente”' FC54-FC57
Consecuencias económicas adversas FC58–FC60
MEDICIÓN DE TRANSACCIONES DE PAGOS BASADOS EN
ACCIONES LIQUIDADAS MEDIANTE INSTRUMENTOS DE
PATRIMONIO FC61–FC128
Base de medición FC69–FC87
Costo histórico FC70–FC74
Valor intrínseco FC75–FC79
Valor mínimo FC80–FC83
Valor razonable FC84–FC87
Fecha de medición FC88–FC128
El lado del debe de la transacción FC91–FC96
El lado del haber de la transacción FC97–FC105
Fecha de ejercicio FC98
Fecha de consolidación del derecho, fecha de servicio y fecha de
concesión FC99–FC105
Otras cuestiones FC106-FC118
NIC 32 Instrumentos Financieros: Presentación FC106-FC110
Sugerencias para cambiar las definiciones de pasivos y patrimonio FC111-FC118
NIIF 2 FC
© IASCF 213
Transacciones de pagos basados en acciones con partes distintas
de los empleados FC119–FC128
VALOR RAZONABLE DE LAS OPCIONES SOBRE ACCIONES
PARA EMPLEADOS FC129–FC199
Aplicación de los modelos de valoración de opciones a entidades
no cotizadas y que cotizan por primera vez FC137–FC144
Aplicación de los modelos de de fijación de precios de opciones
a las opciones sobre acciones para empleados FC145–FC199
Imposibilidad para ejercitar durante el periodo de consolidación FC146–FC152
No transferibilidad FC153–FC169
Condiciones para la consolidación (o irrevocabilidad) de la
concesión FC170–FC184
Plazo de la opción FC185–FC187
Otras características de las opciones sobre acciones para
empleados FC188–FC199
RECONOCIMIENTO Y MEDICIÓN DE SERVICIOS RECIBIDOS EN
UNA TRANSACCIÓN CON PAGOS BASADOS EN ACCIONES
LIQUIDADA MEDIANTE INSTRUMENTOS DE PATRIMONIO FC200–FC221
Durante el periodo de consolidación FC200–FC221
Opciones sobre acciones cuyo derecho se pierde o caducan al
final del periodo de consolidación FC218–FC221
MODIFICACIONES EN LOS PLAZOS Y CONDICIONES DE LOS
ACUERDOS DE PAGOS BASADOS EN ACCIONES FC222–FC237
DERECHOS DE LA REVALUACIÓN DE LAS ACCIONES
LIQUIDADOS EN EFECTIVO FC238–FC255
¿Existe algún pasivo después de la fecha de liquidación ? FC243–FC245
¿Cómo debe medirse el pasivo? FC246–FC251
¿Cómo debe presentarse el gasto asociado en el estado de
resultados? FC252–FC255
TRANSACCIONES CON PAGOS BASADOS EN ACCIONES, QUE
DAN ALTERNATIVAS DE LIQUIDACIÓN EN EFECTIVO FC256-FC258
Los términos del acuerdo dan al empleado una elección de la
forma de liquidación. FC258-FC264
Los términos del acuerdo dan a la entidad una elección de la
forma de liquidación. FC265–FC268
CONCLUSIONES GENERALES SOBRE LA CONTABILIDAD DE
LAS OPCIONES SOBRE ACCIONES PARA LOS EMPLEADOS FC269–FC310
Convergencia con los PCGA de los Estados Unidos FC270-FC286
APB 25 FC272–FC275
SFAS 123 FC276–FC286
Reconocimiento frente a revelación de información FC287–FC293
Fiabilidad de la medición FC294–FC310
MODIFICACIONES RESULTANTES PARA OTRAS NORMAS FC311–FC333
Efectos impositivos de las transacciones con pagos basados en
acciones FC311–FC329
Contabilización de las acciones propias mantenidas FC330–FC333
NIIF 2 FC
214 © IASCF
Fundamentos de las Conclusiones de la
NIIF 2 Pagos Basados en Acciones
Estos Fundamentos de las Conclusiones acompaña la NIIF 2, pero no son parte integrante de la
misma.
Introducción
FC1 Estos Fundamentos de las Conclusiones resumen las consideraciones efectuadas por el
Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad, para llegar a las conclusiones de
la NIIF 2 Pagos Basados en Acciones. Cada uno de los miembros del Consejo sopesó
individualmente de diferente manera los distintos factores.
FC2 Las entidades a menudo emiten* acciones u opciones sobre acciones para pagar a sus
empleados o a terceros. Los planes de acciones y los planes de opciones sobre acciones
son una característica habitual de la remuneración de los empleados, no sólo para los
miembros del órgano de administración y altos ejecutivos, sino también para muchos
otros trabajadores. Algunas entidades emiten acciones u opciones sobre acciones para
pagar a proveedores, tales como los suministradores de servicios profesionales.
FC3 Hasta la emisión de la NIIF 2 no ha habido ninguna Norma Internacional de
Información Financiera (NIIF) que cubriese el reconocimiento y medición de estas
transacciones. La preocupación acerca de esta deficiencia en las normas
internacionales ha ido en aumento. Por ejemplo, la Organización Internacional de
Comisiones de Valores (IOSCO), en su informe del año 2000 sobre normas
internacionales, indicaba que el IASC (el órgano predecesor del IASB) debía
considerar el tratamiento contable de los pagos basados en acciones.
FC4 Pocos países tienen normas sobre este tema. Esta es una preocupación en muchos
países, puesto que el uso de los pagos basados en acciones se ha incrementado en los
últimos años y su expansión continúa. Varios organismos emisores de normas han
estado trabajando en este tema. Cuando el IASB añadió un proyecto sobre pagos
basados en acciones a su agenda, en julio de 2001, algunos emisores de normas habían
publicado recientemente sus propuestas. Por ejemplo, el Comité de Normas de
Contabilidad Alemán publicó un proyecto de norma contable, Contabilización de
Planes de Opciones sobre Acciones y Acuerdos de Remuneración Similares, en junio
de 2001. El Consejo de Normas Contabilidad del Reino Unido lideró el desarrollo del
Documento de Discusión Contabilización de Pagos Basados en Acciones, publicado
en julio del 2000 por el IASC, el ASB y otros organismos representados en el G4+1.†
El Instituto danés de Contadores Públicos del Estado emitió un Documento de
Discusión, El Tratamiento Contable de los Pagos Basados en Acciones, en abril del
2000. Más recientemente, en diciembre de 2002, el Consejo de Normas de
Contabilidad de Japón publicó un Documento Resumen de Cuestiones sobre los pagos
* La palabra ‘emitir’ se utiliza en sentido amplio. Por ejemplo, una transferencia de acciones propias en tesorería
(acciones propias mantenidas) a un tercero se considera como una “emisión” de instrumentos de patrimonio.
Algunos argumentan que si las opciones o acciones se conceden con condiciones para la consolidación de
derechos, éstas no están “emitidas” hasta que se hayan satisfecho las condiciones para su consolidación. Sin
embargo, incluso si se acepta este argumento, este hecho no cambia las conclusiones del Consejo sobre los
requerimientos de la NIIF y, por lo tanto, la palabra “emitir” se utiliza en sentido amplio para incluir las
situaciones en las que los instrumentos de patrimonio se transfieren de modo condicional a la contraparte,
sujetas a la satisfacción de determinadas condiciones para la consolidación de los derechos.
† El G4+1 incluía miembros de los organismos nacionales emisores de normas de contabilidad de Australia,
Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido, Estados Unidos, y el IASC.
NIIF 2 FC
© IASCF 215
basados en acciones. En marzo de 2003, el Consejo de Normas de Contabilidad
Financiera estadounidense (FASB) incluyó en su agenda un proyecto para revisar los
requerimientos contables sobre pagos basados en acciones en Estados Unidos.
También el Consejo de Normas de Contabilidad canadiense (AcSB) completó
recientemente su proyecto sobre pagos basados en acciones. La norma del AcSB
requiere el reconocimiento de todas las transacciones con pagos basados en acciones,
incluyendo las transacciones en las que se conceden opciones sobre acciones a los
empleados (tratadas con más detalle en los párrafos FC281 y FC282).
FC5 Los usuarios de los estados financieros y otros interesados están pidiendo mejoras en
el tratamiento contable de los pagos basados en acciones. Por ejemplo, la propuesta en
el Documento de Discusión IASC/G4+1 y en el Proyecto de Norma 2 Pagos Basados
en Acciones, acerca de que las transacciones con pagos basados en acciones deben
reconocerse en los estados financieros, resultando en un gasto cuando se consumen los
bienes o servicios, recibió un fuerte apoyo por parte de los inversores y otros usuarios
de los estados financieros. Sucesos económicos recientes han enfatizado la importancia
de estados financieros de elevada calidad que proporcionen información neutra,
transparente y comparable para ayudar a los usuarios a tomar decisiones económicas.
En particular, inversores, otros usuarios de los estados financieros y otros interesados
han destacado que la omisión de los gastos que surgen de las transacciones con pagos
basados en acciones con los empleados causa distorsiones económicas y
preocupaciones de gobierno corporativo.
FC6 Tal como se ha observado, el Consejo inició un proyecto para desarrollar una NIIF
sobre pagos basados en acciones en Julio de 2001. En septiembre de 2001 el Consejo
solicitó comentarios adicionales sobre el Documento de Discusión IASC/G4+1,
fijando como fecha límite para recibir comentarios el 15 de diciembre de 2001. El
Consejo recibió 270 cartas. Durante el desarrollo del Proyecto de Norma 2, el Consejo
también fue asesorado por un Grupo Asesor formado por individuos de varios países
con variada experiencia, incluyendo personas de la comunidad inversora, empresarial,
auditora, académica, de consultoría remunerada, tasadora y reguladora. El Consejo
recibió apoyo adicional de otros expertos en una mesa redonda de debate celebrado en
Nueva York en Julio de 2002. En noviembre de 2002, el Consejo publicó un Proyecto
de Norma 2 Pagos Basados en Acciones, fijando como fecha límite para recibir
comentarios el 7 de marzo de 2003. El Consejo recibió 240 cartas. El Consejo también
trabajó con el FASB después de que ese organismo añadiera a su agenda un proyecto
para revisar los requerimientos contables estadounidenses sobre los pagos basados en
acciones. Esto incluyó la participación en reuniones del Grupo de Valoración de
Opciones del FASB y reunirse con el FASB para discutir cuestiones de convergencia.
Alcance
FC7 Mucha de la controversia y complejidad que rodea la contabilización de los pagos
basados en acciones está relacionada con las opciones sobre acciones para empleados.
Sin embargo, la NIIF 2 tiene un mayor alcance. Se aplica a transacciones en las que se
conceden acciones u otros instrumentos de patrimonio a los empleados. También se
aplica a transacciones con partes distintas a los empleados, en las que los bienes o
servicios se reciben como contraprestación por la emisión de acciones, opciones sobre
acciones u otros instrumentos de patrimonio. El término “bienes” incluye inventarios,
consumibles, propiedades, planta y equipo, activos intangibles y otros activos no
financieros. Por ultimo, la NIIF se aplica a pagos en efectivo (u otros activos) que
están “basados en acciones” porque el importe del pago se basa en el precio de las
NIIF 2 FC
216 © IASCF
acciones u otros instrumentos de patrimonio de la entidad, por ejemplo, derechos de
revaluación de acciones en efectivo.
Planes de acciones para los empleados de gran alcance,
incluyendo planes de compra de acciones para los
empleados
FC8 Algunos planes de acciones para empleados se describen como planes “de gran
alcance” o “para todos los empleados”, en los cuales todos (o prácticamente todos) los
empleados tienen la oportunidad de participar, mientras que otros planes son más
selectivos y cubren grupos individuales o determinados grupos de empleados (por
ejemplo, altos ejecutivos). Los planes de compra de acciones para los empleados
normalmente son planes de gran alcance. Habitualmente los planes de compra de
acciones para los empleados proporcionan a los empleados una oportunidad para
comprar un determinado número de acciones a un precio rebajado, es decir, por un
importe que es inferior al valor razonable de las acciones. El derecho del empleado a
las acciones con descuento normalmente está condicionado a que se satisfagan
determinadas condiciones, como permanecer al servicio de la entidad durante un
periodo de tiempo especificado.
FC9 Los problemas que surgen con relación a los planes de compra de acciones para los
empleados son:
(a) ¿son estos planes tan diferentes en algún aspecto del resto de planes de acciones
para los empleados como para que resulte apropiado un tratamiento contable
distinto?
(b) aún cuando la respuesta a la pregunta anterior sea “no”, ¿existen circunstancias,
tales como cuando el descuento es muy pequeño, en las que resulta apropiado
eximir los planes de compra de acciones para los empleados de una norma de
contabilidad sobre pagos basados en acciones?
FC10 Algunos de los que respondieron al Proyecto de Norma 2 argumentaron que los planes
de acciones para los empleados de gran alcance deben estar exentos de una norma de
contabilidad sobre pagos basados en acciones. La razón normalmente dada era que
estos planes son distintos del resto de tipos de planes de acciones para empleados y, en
particular, no son parte de la remuneración por los servicios de los empleados.
Algunos argumentaron que requerir el reconocimiento de un gasto por estos tipos de
planes se percibía como contrario a la política del gobierno para incentivar la
propiedad de acciones por parte de los empleados. Por el contrario, otros de los que
respondieron no apreciaron diferencia alguna entre los planes de compra de acciones
para empleados y otros planes de acciones para empleados y, por lo tanto,
argumentaron que deben aplicarse los mismos requerimientos contables. Sin embargo,
algunos sugirieron que debe haber una exención si el descuento es pequeño.
FC11 El Consejo concluyó que, en principio, no existe ninguna razón para tratar los planes
de acciones para los empleados de gran alcance, incluyendo los planes de compra de
acciones para los empleados de gran alcance, de forma distinta al resto de planes de
acciones para empleados (la cuestión de descuentos “pequeños” se considera
posteriormente). El Consejo destacó que el hecho de que estos esquemas sólo estén
disponibles para empleados es en sí suficiente para concluir que los beneficios
otorgados representan una remuneración a los empleados. Más aún, el término
“remuneración” no se limita a remuneraciones otorgadas como parte del contrato de un
empleado individual: incluye todos los beneficios otorgados a los empleados. De
forma similar, el término servicios incluye todos los beneficios prestados a cambio por
NIIF 2 FC
© IASCF 217
los empleados, incluyendo mayor productividad, compromisos u otras mejoras en el
rendimiento de los empleados en su trabajo como resultado de los incentivos
proporcionados por el plan de acciones.
FC12 Más aún, la distinción entre servicios normales de los empleados y los beneficios
adicionales recibidos por los planes de acciones para los empleados de gran alcance no
cambiaría la conclusión de que es necesario contabilizar tales planes.
Independientemente de la etiqueta que se ponga a los beneficios proporcionados por
los empleados—o los beneficios proporcionados por la entidad—, la transacción debe
reconocerse en los estados financieros.
FC13 Además, el hecho de que los gobiernos en algunos países tengan una política de
incentivar la propiedad de acciones por parte de los empleados no es un argumento
válido para conferir a dichos tipos de planes un tratamiento contable distinto, ya que el
papel de la información financiera no es otorgar un tratamiento contable favorable a
determinadas transacciones para incentivar que las entidades realicen dichas
transacciones. Por ejemplo, los gobiernos podrían desear incentivar que las entidades
proporcionen pensiones a sus empleados para reducir la carga futura para el estado,
pero eso no implica que los costos por pensiones deban excluirse de los estados
financieros. Hacer esto dañaría la calidad de la información financiera. El propósito de
la información financiera es suministrar información a los usuarios de los estados
financieros para ayudarles en la toma de decisiones económicas. La omisión de gastos
en los estados financieros no cambia el hecho de que estos se hayan incurrido. La
omisión de gastos hace que los resultados presentados estén sobrevalorados y, por lo
tanto, que los estados financieros no sean neutrales, sean menos transparentes y
comparables y potencialmente engañosos para los usuarios.
FC14 Queda la pregunta de si debe eximirse a algunos planes cuando el descuento es
pequeño. Por ejemplo, el Pronunciamiento de Normas de Contabilidad Financiera
Nº 123 del FASB Contabilización de Compensaciones basadas en Acciones contiene
una exención para planes de compra de acciones para los empleados que cumplen
determinados criterios, uno de los cuales es que el descuento sea pequeño.
FC15 Por un lado, parece razonable eximir un plan de compra de acciones para los
empleados si no presenta, sustancialmente, características de opciones y el descuento
es pequeño. En tales situaciones los derechos otorgados a los empleados en virtud del
plan probablemente no tienen un valor significativo desde el punto de vista de la
entidad.
FC16 Por otro lado, aún cuando se acepte que resulta apropiada una exención, especificar su
alcance es problemático, por ejemplo, decidir qué constituye un descuento pequeño.
Algunos argumentan que un descuento del 5 por ciento sobre el precio de mercado (tal
como especifica la SFAS 123) es demasiado elevado, observando que se puede vender
en el mercado un bloque de acciones por un precio cercano al precio actual de la
acción. Además, podría argumentarse que eximir estos planes de la norma es
innecesario. Si los derechos otorgados a los empleados no tienen un valor significativo,
esto sugiere que los importes implicados carecen de importancia relativa. Como no es
necesario incluir información que carezca de importancia relativa en los estados
financieros, no hay necesidad de una exclusión específica en una norma de
contabilidad.
FC17 Por las razones dadas en el párrafo anterior, el Consejo concluyó que los planes de
acciones para los empleados de gran alcance, incluyendo los planes de compra de
acciones para los empleados de gran alcance, no deben eximirse de la NIIF.
NIIF 2 FC
218 © IASCF
FC18 Sin embargo, el Consejo destacó que podría haber casos en los que una entidad se
compromete a realizar una transacción con un empleado en su condición de tenedor de
instrumentos de patrimonio, en lugar de en su condición de empleado. Por ejemplo,
una entidad podría conceder a todos los tenedores de una determinada clase de sus
instrumentos de patrimonio el derecho a adquirir más instrumentos de patrimonio de la
entidad por un precio menor al valor razonable de esos instrumentos de patrimonio. Si
un empleado recibe tal derecho porque es tenedor de esa determinada clase de
instrumentos de patrimonio, el Consejo concluyó que la concesión o ejercicio de tal
derecho no debe estar sujeto a los requerimientos de la NIIF porque el empleado ha
recibido ese derecho en su condición de accionista, en lugar de como empleado.
Transferencias de instrumentos de patrimonio neto a los
empleados
FC19 En algunas situaciones una entidad podría no emitir acciones u opciones sobre
acciones para los empleados (u otras partes) de forma directa. En su lugar, un
accionista (o accionistas) podría transferir instrumentos de patrimonio a los empleados
(u otras partes).
FC20 Según este acuerdo, la entidad ha recibido servicios (o bienes) que fueron pagados por
sus accionistas. Podría considerase que el acuerdo, en esencia, está compuesto por dos
transacciones: una transacción en la que la entidad ha recomprado instrumentos de
patrimonio sin contraprestación, y una segunda transacción en la cual la entidad ha
recibido servicios (o bienes) como contraprestación de los instrumentos de patrimonio
emitidos para los empleados (u otras partes).
FC21 La segunda transacción es una transacción con pagos basados en acciones. Por lo tanto,
el Consejo concluyó que la entidad debe contabilizar las transferencias de instrumentos
de patrimonio de los accionistas a los empleados u otras partes del mismo modo que el
resto de transacciones con pagos basados en acciones. El Consejo llegó a la misma
conclusión con respecto a las transferencias de instrumentos de patrimonio de la
entidad controladora -o de otra entidad dentro del mismo grupo que la entidad- a los
empleados de la entidad u otros proveedores.
FC22 Sin embargo, tal transferencia no es una transacción con pagos basados en acciones si
la transferencia de instrumentos de patrimonio a un empleado o un tercero tiene
claramente un propósito distinto al pago por bienes y servicios suministrados a la
entidad. Este sería el caso, por ejemplo, si la transferencia es para cancelar una
obligación personal de un accionista frente a un empleado que no guarda relación con
su condición de empleado de la entidad, o si el accionista y el empleado son parientes
y la transferencia es un regalo personal consecuencia de dicha relación.
Transacciones dentro del alcance de la NIIF 3
Combinaciones de Negocios
FC23 Una entidad podría adquirir bienes (u otros activos no financieros) como parte de los
activos netos adquiridos en una combinación de negocios para la cual la
contraprestación pagada incluía acciones u otros instrumentos de patrimonio emitidos
por la entidad. Como la NIIF 3 se aplica a la adquisición de activos y emisión de
acciones en relación con una combinación de negocios, esa es la norma más específica
que debe aplicarse a esa transacción.
FC24 Por lo tanto, los instrumentos de patrimonio emitidos en una combinación de negocios
a cambio de obtener el control de la adquirida no están dentro del alcance de la NIIF 2.
Sin embargo, los instrumentos de patrimonio concedidos a los empleados de la entidad
NIIF 2 FC
© IASCF 219
adquirida por su condición de empleados, por ejemplo, a cambio de continuar
prestando sus servicios, sí entrarán dentro del alcance de la NIIF 2. Además, la
cancelación, sustitución u otras modificaciones de acuerdos de pagos basados en
acciones, a consecuencia de una combinación de negocios o de alguna otra
reestructuración del patrimonio, deben contabilizarse de acuerdo con la NIIF 2.
Transacciones dentro del alcance de la NIC 32
Instrumentos Financieros: Presentación y de la NIC 39
Instrumentos Financieros: Reconocimiento y Medición
FC25 La NIIF incluye modificaciones resultantes a la NIC 32 y la NIC 39 (ambas según la
revisión de 2003)* para excluir de su alcance transacciones dentro del alcance de la
NIIF 2.
FC26 Por ejemplo, suponiendo que la entidad firma un contrato para comprar telas para
utilizar en su negocio de confección de prendas de vestir, por el cual se requiere que la
entidad pague efectivo a la contraparte por un importe equivalente al valor de 1.000
acciones de la entidad en la fecha de entrega de la tela. La entidad adquirirá bienes y
pagará efectivo por un importe basado en el precio de sus acciones. Esto cumple la
definición de transacción con pago basado en acciones. Más aún, como el contrato es
para comprar tela, que es un elemento no financiero, y el contrato fue celebrado con el
propósito de realizar la entrega de la tela para su utilización en el negocio de
confección de la entidad, el contrato no está dentro del alcance de la NIC 32 ni de la
NIC 39.
FC27 El alcance de la NIC 32 y de la NIC 39 incluye contratos de compra de elementos no
financieros que pueden ser liquidados por el neto en efectivo o en otro instrumento
financiero, o mediante el intercambio de instrumentos financieros, con la excepción de
los contratos que se celebraron y continúan siendo mantenidos con el objetivo de
recibir o entregar elementos no financieros, de acuerdo con las compras, ventas o
requerimientos de utilización esperados por la entidad. Un contrato que pueda
liquidarse por el importe neto, en efectivo o en otro instrumento financiero, o mediante
el intercambio de instrumentos financieros incluye (a) cuando las cláusulas del
contrato permitan a cualquiera de las partes liquidarlo por el importe neto, en efectivo
o en otro instrumento financiero o mediante el intercambio de instrumentos
financieros; (b) cuando la capacidad para liquidar por el importe neto, en efectivo o en
otro instrumento financiero o mediante el intercambio de instrumentos financieros, no
esté explicita en las cláusulas del contrato, pero la entidad liquide habitualmente
contratos similares por el importe neto, en efectivo u otro instrumento financiero o
mediante el intercambio de instrumentos financieros (ya sea con la contraparte,
mediante acuerdos de compensación o mediante la venta del contrato antes de su
ejercicio o caducidad del plazo); (c) cuando, para contratos similares, la entidad tenga
la práctica de liberar el subyacente y venderlo en un periodo corto después de la
liberación, con el objetivo de generar una ganancia por las fluctuaciones a corto plazo
en el precio o en el margen de intermediación; y (d) cuando el elemento no financiero
objeto del contrato sea fácilmente convertible en efectivo (NIC 32, párrafos 8–10 y
NIC 39, párrafos 5–7).
FC28 El Consejo concluyó que los contratos analizados en el párrafo FC27 deben
permanecer dentro del alcance de la NIC 32 y NIC 39 y, por lo tanto, quedan excluidos
del alcance de la NIIF 2.
* El título de la NIC 32 fue modificado en 2005.
NIIF 2 FC
220 © IASCF
Reconocimiento de transacciones de pagos basados en acciones
liquidadas mediante instrumentos de patrimonio
FC29 Cuando se desarrolló el Proyecto de Norma 2, el Consejo primero consideró
argumentos conceptuales relativos al reconocimiento de un gasto procedente de
transacciones de pagos basados en acciones liquidadas mediante instrumentos de
patrimonio neto, incluyendo argumentos proporcionados por los que respondieron al
Documento de Discusión y otros. Algunos de los que respondieron no estaban de
acuerdo, por razones prácticas no conceptuales, con el reconocimiento de un gasto
procedente de determinadas transacciones de pagos basados en acciones (por ejemplo,
aquellas que implican opciones sobre acciones a los empleados). El Consejo consideró
los aspectos prácticos posteriormente (véanse los párrafos FC294-FC310).
FC30 El Consejo centró sus discusiones en las opciones sobre acciones de los empleados,
porque es donde hay mayor complejidad y controversia, pero la cuestión de si
reconocer un gasto es adecuado es más amplia -cubre todas las transacciones que
implican la emisión de acciones, opciones sobre acciones u otros instrumentos de
patrimonio a los empleados o proveedores de bienes y servicios. Por ejemplo, el
Consejo destacó que los argumentos expuestos por los que respondieron y otros en
contra del reconocimiento de un gasto se dirigen exclusivamente a opciones sobre
acciones de los empleados. Sin embargo, si los argumentos conceptuales hechos en
contra del reconocimiento de un gasto en relación con las opciones sobre acciones de
los empleados son válidos (por ejemplo que no hay un costo para la entidad), dichos
argumentos deben aplicarse igualmente a las transacciones que implican otros
instrumentos de patrimonio neto (por ejemplo acciones) y a instrumentos de
patrimonio neto emitidos a otras partes (por ejemplo proveedores de servicios
profesionales).
FC31 La razón para reconocer todo tipo de transacciones de pagos basados en acciones -
independientemente de si el instrumento de patrimonio es una acción o una opción
sobre acciones, e independientemente de si el instrumento de patrimonio se concede a
un empleado o a alguna otra parte- es que la entidad se ha comprometido en una
transacción que es en esencia la misma que cualquier otra emisión de instrumentos de
patrimonio neto. En otras palabras, la entidad ha recibido recursos (bienes o servicios)
como contrapartida por la emisión de acciones, opciones sobre acciones u otros
instrumentos de patrimonio neto. Se debe contabilizar por tanto la entrada de recursos
(bienes o servicios) y el incremento en el patrimonio neto. Por consiguiente, o en el
momento de recibir los bienes o servicios o en una fecha posterior, la entidad debe
también contabilizar el gasto procedente del consumo de dichos recursos.
FC32 Muchos de los que respondieron al Proyecto de Norma 2 estuvieron de acuerdo con
esta conclusión. De aquellos que no estuvieron de acuerdo, algunos estaban en
desacuerdo con los principios, algunos estaban en desacuerdo por razones prácticas, y
algunos estaban en desacuerdo por ambas razones. Los argumentos en contra de los
principios del reconocimiento del gasto fueron considerados por el Consejo cuando
desarrolló el Proyecto de Norma 2, al igual que los argumentos por razones prácticas
en contra del reconocimiento del gasto, tal como se explica más adelante y en los
párrafos FC294-FC310.
FC33 Los argumentos más comunes hechos en contra el reconocimiento del gasto incluyen:
(a) la transacción es entre los accionistas y los empleados, no entre la entidad y entre
los empleados.
(b) los empleados no prestan servicios por las opciones.
NIIF 2 FC
© IASCF 221
(c) no hay un costo para la entidad, porque no se entrega efectivo u otros activos; los
accionistas soportan el costo, en forma de dilución de su interés en la entidad, no
la entidad.
(d) el reconocimiento de un gasto es incoherente con la definición de un gasto en los
marcos conceptuales utilizados por los emisores de normas contables,
incluyendo el Marco Conceptual para la Preparación y Presentación de Estados
Financieros del IASB.
(e) el costo asumido por los accionistas se reconoce en la dilución de las ganancias
por acción (earning per share, EPS); si la transacción se reconoce en las cuentas
de la entidad, el cargo resultante en el estado de resultados significaría que la
EPS se ve ‘penalizada doblemente’.
(f) requerir el reconocimiento de un cargo podría tener consecuencias económicas
adversas, porque podría desanimar a las entidades a introducir o continuar planes
de acciones de los empleados.
“La entidad no es una parte de la transacción”
FC34 Algunos argumentan que el efecto de los planes de acciones de los empleados es que
los accionistas existentes transfieren parte de sus intereses de la propiedad a los
empleados y la entidad no es parte en esta transacción.
FC35 El Consejo no aceptó este argumento. Las entidades, no los accionistas, establecen los
planes de acciones de los empleados y las entidades, no los accionistas, emiten
opciones sobre acciones de los empleados. Aunque no fuera ese el caso, por ejemplo si
los accionistas transfiriesen acciones u opciones sobre acciones directamente a los
empleados, esto no significaría que la entidad no es parte en la transacción. Los
instrumentos de patrimonio neto se emiten a cambio de servicios prestados por los
empleados y la entidad, no los accionistas, recibe dichos servicios. Por tanto, el
Consejo concluyó que la entidad debe contabilizar los servicios recibidos a cambio de
los instrumentos de patrimonio neto emitidos. En el Consejo se destacó que esta
situación no es diferente de otras en las que se emiten instrumentos de patrimonio neto.
Por ejemplo, si la entidad emite certificados de opciones para compra de acciones
(warrants) a cambio de efectivo, la entidad reconoce el efectivo recibido a cambio de
los warrants emitidos. Aunque el efecto de una emisión, y el posterior ejercicio, de
certificados para compra de acciones (warrants) podría describirse como una
transferencia de intereses de la propiedad de los actuales accionistas al poseedor del
warrant, la entidad, sin embargo, es una parte de la transacción porque recibe un
recurso (efectivo) por la emisión de warrants y más recursos (efectivo) por la emisión
de acciones al ejercicio de los warrants. De forma similar, con las opciones sobre
acciones de los empleados, la entidad recibe recursos (servicios de los empleados) por
la emisión de las opciones y más recursos (efectivo) por la emisión de acciones en el
ejercicio de las opciones.
“Los empleados no prestan servicios”
FC36 Algunos de los que argumentan que la entidad no es una parte en la transacción
argumentan en contra de las razones dadas anteriormente que los empleados no prestan
servicios por las opciones, porque a los empleados se les paga en efectivo (o con otros
activos) por sus servicios.
FC37 De nuevo, este argumento no convenció al Consejo. Si fuera cierto que los empleados
no prestan servicios por sus opciones sobre acciones, esto significaría que las entidades
están emitiendo opciones sobre acciones que tienen un valor y no están recibiendo
NIIF 2 FC
222 © IASCF
nada a cambio. Los empleados no pagan efectivo por las opciones sobre acciones que
reciben. Por tanto, si no prestan servicios por las opciones, los empleados no están
dando nada a cambio. Si esto fuera cierto, al emitir dichas opciones los directores de la
entidad estarían infringiendo sus obligaciones fiduciarias con sus accionistas.
FC38 Habitualmente, las acciones o las opciones sobre acciones concedidas a los empleados
forman parte de su paquete de remuneración. Por ejemplo, un empleado puede tener un
paquete de remuneración que consista en un salario base en efectivo, coche de la
empresa, pensión, gastos medicos y otros beneficios incluyendo acciones o opciones
sobre acciones. Normalmente no es posible identificar los servicios recibidos con
respecto a los componentes individuales de ese paquete de remuneración, por ejemplo
los servicios recibidos con respecto a la gastos medicos. Pero no significa que los
empleados no presten servicios por dicha gastos medicos. Más bien, el empleado
presta servicios por el paquete de remuneración completo.
FC39 En resumen, las acciones, las opciones sobre acciones u otros instrumentos de
patrimonio neto se conceden a los empleados porque son empleados. Los instrumentos
de patrimonio neto concedidos forman una parte de su paquete total de remuneración,
con independencia de si representa una parte grande o pequeña.
“No hay costo para la entidad, por tanto no hay gasto”
FC40 Algunos argumentan que dado que los pagos basados en acciones no requieren que la
entidad sacrifique efectivo u otros activos, no hay un costo para la entidad, y por tanto
no debe reconocerse un gasto.
FC41 El Consejo considera que este argumento es poco sólido, porque no tiene en cuenta
que:
(a) cada vez que una entidad recibe recursos como contraprestación por la emisión
de instrumentos de patrimonio neto, no hay una salida de efectivo o de otros
activos, y en cualquier otra ocasión los recursos recibidos como contraprestación
por la emisión de patrimonio neto se reconocen en los estados financieros; y
(b) el gasto procede del consumo de dichos recursos, no de una salida de activos.
FC42 En otras palabras, independientemente de si uno acepta que hay un costo para la
entidad, se requiere un asiento contable para reconocer los recursos recibidos como
contraprestación por la emisión de instrumentos de patrimonio neto, al igual que en
otras ocasiones cuando se emiten instrumentos de patrimonio neto. Por ejemplo,
cuando las acciones se emiten a cambio de efectivo, se requiere un asiento para
reconocer el efectivo recibido. Si se recibe un activo no monetario, como planta o
maquinaria, por dichas acciones en lugar de efectivo, se requiere un asiento para
reconocer el activo recibido. Si la entidad adquiere otro negocio o entidad a través de
la emisión de acciones en una combinación de negocios, la entidad reconoce los
activos netos adquiridos.
FC43 El reconocimiento de un gasto procedente de dicha transacción representa el consumo
de recursos recibidos, es decir, el consumo de los recursos recibidos por las acciones u
opciones sobre acciones. En el caso de la planta y maquinaria mencionada
anteriormente, el activo debe depreciarse a lo largo de su vida, dando lugar al
reconocimiento de un gasto cada año. Eventualmente, el importe total reconocido por
los recursos recibidos cuando las acciones fueron emitidas debe reconocerse como un
gasto (incluyendo cualquier valor residual, que formaría parte de la medición de la
ganancia o la pérdida por la venta o disposición por otra vía del activo). De igual
forma, si se adquiere otro negocio o entidad a través de una emisión de acciones, se
reconoce un gasto cuando se consumen los activos adquiridos. Por ejemplo, los
NIIF 2 FC
© IASCF 223
inventarios adquiridos se reconocerán como un gasto cuando sean vendidos, aún
cuando no se haya desembolsado efectivo u otros activos para adquirir dichos
inventarios.
FC44 La única diferencia en el caso de los servicios de los empleados (u otros servicios)
recibidos como contraprestación por la emisión de acciones u opciones sobre acciones
es que normalmente los recursos recibidos se consumen inmediatamente a su
recepción. Esto significa que se reconoce inmediatamente un gasto por el consumo de
los recursos, en lugar de a lo largo de un periodo de tiempo. El Consejo concluyó que
el momento del consumo no cambia el principio, los estados financieros deben
reconocer la recepción y consumo de los recursos, aún cuando el consumo tenga lugar
en el mismo momento o poco después de la recepción. En los párrafos FC45-FC53 se
profundizará sobre esta cuestión.
“El reconocimiento del gasto no cumple con la definición
de un gasto”
FC45 Algunos han cuestionado si el reconocimiento de un gasto procedente de una
transacción particular de pago basado en acciones es coherente con los marcos
conceptuales de los emisores de normas contables, en particular, el Marco Conceptual,
que establece:
Gastos son los decrementos en los beneficios económicos, producidos a lo largo del
periodo contable, en forma de salidas o disminuciones del valor de los activos, o bien de
por la generación o aumento de los pasivos, que dan como resultado decrementos en el
patrimonio neto, y no están relacionados con las distribuciones realizadas a los propietarios
de este patrimonio. (párrafo 70, cursiva añadida)
FC46 Algunos argumentan que si los servicios se reciben en una transacción de pago basado
en acciones, no hay una transacción o suceso que cumpla la definición de un gasto.
Sostienen que no hay salida de activos y que no se incurre en un pasivo. Además, dado
que los servicios normalmente no cumplen los criterios para el reconocimiento de un
activo, se argumenta que el consumo de dichos servicios no representa una
disminución de un activo.
FC47 El Marco Conceptual define un activo y explica que el término ‘activo’ no está
limitado a recursos que pueden reconocerse como activos en el balance (Marco
Conceptual, párrafos 49 y 50). Aunque los servicios a recibir en el futuro pueden no
cumplir la definición de un activo,* los servicios son activos cuando se reciben. Estos
activos normalmente se consumen inmediatamente. Esto se explica en la Norma de
Conceptos de Contabilidad Financiera Nº 6 Elementos de los Estados Financieros del
FASB.
Los servicios prestados por otras entidades, incluyendo servicios personales, no pueden ser
almacenados y se reciben y usan simultáneamente. Pueden ser activos de una entidad sólo
momentáneamente –según la entidad los recibe y los utiliza- aunque su utilización pueda
crear o añadir valor a otros activos de la entidad... (párrafo 31).
FC48 Esto se aplica a todos los tipos de servicio, por ejemplo los servicios de los
empleados, servicios legales y servicios telefónicos. También se aplica
independientemente de la forma de pago. Por ejemplo, si una entidad compra
servicios en efectivo, el asiento contable es:
Dr Servicios Recibidos
Cr Efectivo pagado
* Por ejemplo, la entidad puede no tener control sobre los servicios futuros.
NIIF 2 FC
224 © IASCF
FC49 En ocasiones, dichos servicios se consumen en la creación de un activo reconocible,
como inventarios, en cuyo caso el débito por los servicios recibidos es capitalizado con
un activo reconocido. Pero a menudo los servicios no crean o forman parte de un
activo reconocible, en cuyo caso el débito por los servicios recibidos se carga
inmediatamente en el estado de resultados como un gasto. El débito del asiento
anterior (y el gasto resultante) no representa una salida de efectivo—que era la función
del crédito del asiento. Ni representa un tipo de contrapartida para saldar la cuenta. El
débito del asiento anterior representa los recursos recibidos, y el gasto resultante
representa el consumo de dichos recursos.
FC50 El mismo análisis se aplica si los servicios se adquieren con pago en acciones u
opciones sobre acciones. El gasto resultante representa el consumo de servicios, es
decir una disminución de activos.
FC51 Para ilustrar este argumento, supongamos que una entidad tiene dos edificios, ambos
con calefacción de gas, y la entidad emite acciones para el proveedor de gas en lugar
de pagar en efectivo. Supongamos que, para un edificio, el gas se suministra por un
gaseoducto, y por tanto se consume inmediatamente a su recepción. Supongamos que,
para el otro edificio, el gas se suministra en tanques, y se consume a lo largo de un
periodo de tiempo. En ambos casos, la entidad ha recibido activos como
contraprestación por la emisión de instrumentos de patrimonio neto, y debe por tanto
reconocer los activos recibidos, y una contribución correspondiente al patrimonio neto.
Si los activos se consumen inmediatamente (el gas recibido a través del gaseoducto),
se reconoce un gasto inmediatamente; si el activo se consume posteriormente (el gas
recibido en tanques), se reconoce un gasto posteriormente cuando se consumen los
activos.
FC52 Por tanto, el Consejo concluyó que el reconocimiento de un gasto procedente de
transacciones de pagos basados en acciones es coherente con la definición de un gasto
en el Marco Conceptual.
FC53 El FASB consideró el mismo problema y llegó a la misma conclusión en el SFAS 123:
Algunos de los que respondieron señalaron que la definición de gasto en la Norma de
Conceptos del FASB Nº 6, Elementos de los Estados Financieros, dice que los gastos
surgen de salidas o de la utilización de activos o de incurrir en pasivos (o ambos).
Manifestaron que dado que la emisión de opciones sobre acciones no da lugar a incurrir en
un pasivo, no debe reconocerse un gasto. El Consejo estuvo de acuerdo en que las opciones
sobre acciones de los empleados no son un pasivo –al igual que los certificados de opción
para la compra de acciones (warrants), las opciones sobre acciones de los empleados son
instrumentos de patrimonio neto para el emisor. Sin embargo, los instrumentos de
patrimonio neto, incluyendo las opciones sobre acciones de los empleados, son
instrumentos financieros que tienen valor y por tanto se emiten como una contraprestación
que tiene valor, el cual para las opciones sobre acciones de los empleados son los servicios
de los empleados. Al utilizar en las operaciones de la entidad los beneficios incorporados
en el activo recibido se genera un gasto... (la Norma de Conceptos 6, párrafo 81, nota 43,
observa que, en concepto la mayoría de los gastos diminuyen los activos). Sin embargo, si
la recepción de un activo, como los servicios, y su uso tiene lugar virtualmente de forma
simultánea, el activo habitualmente no se registra. [párrafo 88]
“Las ganancias por acción se ‘penalizan doblemente’”
FC54 Algunos argumentan que cualquier costo que proceda de transacciones de pagos
basados en acciones ya es reconocido en la dilución de las ganancias por acción (EPS).
Si se reconoce un gasto en el estado de resultados, las EPS se verán ‘penalizadas
doblemente’.
NIIF 2 FC
© IASCF 225
FC55 Sin embargo, el Consejo destacó que este resultado es adecuado. Por ejemplo, si una
entidad paga a los empleados en efectivo por sus servicios y el efectivo vuelve
posteriormente a la entidad, en contraprestación a la emisión de opciones sobre
acciones, el efecto en las EPS debería ser el mismo que emitiendo dichas opciones
directamente a los empleados.
FC56 El doble efecto en las EPS simplemente refleja que han tenido lugar dos sucesos
económicos. la entidad ha emitido acciones o opciones sobre acciones, de ese modo
aumenta el número de acciones incluido en el cálculo de la EPS —aunque, en el caso
de las opciones, sólo en la medida que las opciones sean consideradas como
dilusivas— y también ha consumido los recursos que ha recibido por dichas opciones,
disminuyendo de ese modo las ganancias. Esto se ilustra con el ejemplo de planta y
maquinaria mencionado en los párrafos FC42 y FC 43. La emisión de acciones afecta
al número de acciones en el cálculo de la EPS, y el consumo (depreciación) de los
activos afecta a las ganancias.
FC57 En resumen, el Consejo concluyó que el doble efecto en la EPS diluida no es una doble
contabilización de los efectos de la concesión de acciones u opciones sobre acciones—
el mismo efecto no se contabiliza dos veces. En su lugar, se contabilizan dos efectos
diferentes cada uno una vez.
“Consecuencias económicas adversas”
FC58 Algunos argumentan que requerir el reconocimiento (o un mayor reconocimiento) de
pagos basados en acciones a empleados tendría consecuencias económicas adversas,
que podría desincentivar a las entidades a introducir o continuar con planes de acciones
de los empleados.
FC59 Otros argumentan que si la introducción de cambios en la contabilidad guiaba a una
reducción en el uso de planes de acciones de los empleados, esto podía ser porque los
requerimientos para las entidades de contabilizar de forma apropiada los planes de
acciones de los empleados habían revelado las consecuencias económicas de tales
planes. Ellos argumentan que esto corregiría la distorsión económica actual, por la cual
las entidades obtienen y consumen recursos emitiendo acciones que tienen valor u
opciones sobre acciones sin contabilizar estas transacciones.
FC60 En cualquier caso, el Consejo destacó que el papel de la contabilidad es informar de
transacciones y sucesos de una manera neutral, no para dar un tratamiento "favorable"
a transacciones particulares para incentivar a las entidades a utilizar estas
transacciones. Hacer esto dañaría la calidad de la información financiera. La omisión
de gastos en los estados financieros no cambia el hecho de que se haya incurrido en
ellos. Por ello, si se omiten los gastos de los estados de resultados, se sobrevaloran las
ganancias de las que se informan. Los estados financieros no son neutrales, son menos
transparentes y son potencialmente engañosos por los usuarios. La comparabilidad
queda perjudicada, dado que los gastos que surgen de las transacciones con pagos
basados en acciones varían de una entidad a otra, de un sector a otro y de un año a otro.
Más fundamentalmente, la rendición de cuentas se deteriora, porque las entidades no
contabilizan las transacciones que han acordado y las consecuencias de estas
transacciones.
NIIF 2 FC
226 © IASCF
Medición de transacciones de pagos basados en acciones
liquidadas mediante instrumentos de patrimonio
FC61 Para reconocer las transacciones con pagos basados en acciones liquidadas en
instrumentos de patrimonio, es necesario decidir cómo deben medirse las
transacciones. El Consejo empezó considerando cómo medir las transacciones con
pagos basados en acciones en principio. Posteriormente, consideró los problemas
prácticos que surgen de la aplicación de su procedimiento de medición preferente. En
términos de principios de contabilidad, hay dos cuestiones básicas:
(a) ¿qué base de medición debe aplicarse?
(b) ¿cuándo debe aplicarse esta base de medición?
FC62 Para responder a estas cuestiones, el Consejo consideró los principios contables
aplicables a las transacciones con instrumentos de patrimonio neto. El Marco
Conceptual establece:
Patrimonio neto es la parte residual de los activos de la empresa, una vez deducidos todos
sus pasivos… El importe por el cual se muestra el patrimonio en el balance, depende de la
medición que se haya hecho de los activos y los pasivos. Normalmente, sólo por mera
casualidad coincidirá el importe agregado del patrimonio neto con el valor de mercado de
las acciones de la empresa… (párrafos 49 y 67)
FC63 La ecuación contable que corresponde a la definición de patrimonio neto es:
activos menos pasivos igual a patrimonio neto
FC64 Patrimonio neto es la parte residual, que depende de la medición de los activos y
pasivos Por tanto, la contabilidad se centra en registrar cambios en la parte izquierda
de la ecuación (activos menos pasivos, o activos netos) en lugar de en la parte derecha.
Los cambios en el patrimonio neto surgen de los cambios en los activos netos. Por
ejemplo, si una entidad emite acciones por efectivo, reconoce el efectivo recibido, así
como el correspondiente incremento en el patrimonio neto. Las variaciones posteriores
en el precio de mercado de las acciones no afectan a los activos netos y por lo tanto no
se reconocen estos cambios de valor.
FC65 Por lo tanto, el Consejo concluyó que, cuando se contabiliza una transacción con pagos
basados en acciones liquidada mediante instrumentos de patrimonio neto, el objetivo
principal de la contabilidad es dar cuenta de los bienes y servicios recibidos como
contraprestación por la emisión de instrumentos de patrimonio. Por ello, las
transacciones con pagos basados en acciones que se liquiden en instrumentos de
patrimonio deben contabilizarse de la misma forma que otras emisiones de
instrumentos de patrimonio, reconociendo la contraprestación recibida (el cambio en el
activo neto), y el correspondiente incremento en el patrimonio neto.
FC66 Dado este objetivo, el Consejo concluyó que, en principio, los bienes y servicios
recibidos deben medirse a su valor razonable en la fecha en que la entidad obtiene
estos bienes o cuándo se reciben los servicios. En otras palabras, puesto que ocurre un
cambio en los activos netos cuando la entidad obtiene los bienes o recibe los servicios,
el valor razonable de estos bienes o servicios en la fecha da una medida apropiada del
cambio en los activos netos.
FC67 Sin embargo, para las transacciones con pagos basados en acciones con los empleados,
es generalmente difícil medir directamente el valor razonable de los servicios
recibidos. Como se observó anteriormente, habitualmente las acciones u opciones
sobre acciones se conceden a los empleados como un componente de su paquete de
remuneración. Comúnmente no es posible identificar los servicios a prestar respecto a
NIIF 2 FC
© IASCF 227
los componentes individuales del paquete. Igualmente, podría no ser posible medir
independientemente el valor razonable del paquete completo de la remuneración del
empleado, sin medir de forma directa el valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos. Además, las acciones o las opciones sobre acciones se
conceden, a menudo, como parte de un bono acordado y no como parte de la
retribución básica; por ejemplo, es habitual encontrarlas como un incentivo a los
empleados para que continúen prestando sus servicios a la entidad o para
recompensarles por los esfuerzos realizados en la mejora del rendimiento de la entidad.
Con la concesión de acciones o de opciones sobre acciones, junto con otras
retribuciones, la entidad paga una remuneración adicional para obtener ciertos
beneficios económicos adicionales. Es probable que la estimación del valor razonable
de dichos beneficios adicionales sea una tarea difícil.
FC68 Dadas estas dificultades prácticas para medir directamente el valor razonable de los
servicios recibidos de los empleados, el Consejo concluyó que es necesario medir la
otra parte de la transacción, es decir el valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos como una medida sustitutiva del valor razonable de los
servicios recibidos. En este contexto, el Consejo consideró las mismas cuestiones
básicas mencionadas anteriormente:
(a) ¿qué base de medición debe aplicarse?
(b) ¿cuándo debe aplicarse esta base de medición?
Base de medición
FC69 El Consejo discutió las siguientes bases de medición para decidir cuál debe aplicarse
en principio:
(a) costo histórico
(b) valor intrínseco
(c) valor mínimo
(d) valor razonable
Costo histórico
FC70 En jurisdicciones donde la legislación lo permite, las entidades comúnmente
recompran sus propias acciones, directamente o mediante un vehículo tal como un
fondo, el cual se usa para cumplir con las concesiones de acciones prometidas a los
empleados o el ejercicio de las opciones sobre acciones concedidas a los empleados.
Una posible base para la medición de una concesión de opciones o acciones sería el
costo histórico (precio de adquisición) de sus propias acciones que una entidad posee
(acciones propias mantenidas), incluso si se adquirieron antes de que se hiciera la
concesión.
FC71 Para las opciones sobre acciones, esto implicaría comparar el coste histórico de las
acciones propias mantenidas con el precio de ejercicio de las opciones concedidas a los
empleados. Cualquier diferencia negativa debería reconocerse como un gasto.
También, supuestamente, si el precio ejercido excede el costo histórico de las acciones
propias mantenidas, el exceso debería reconocerse como una ganancia.
FC72 A primera vista, si se centra simplemente en los flujos de efectivo que implican, la
base del costo histórico parece razonable: hay una salida de efectivo para adquirir las
acciones, seguida por una entrada de efectivo cuando estas acciones se transfieren a los
empleados (el precio de ejercicio), con cualquier diferencia negativa que represente un
NIIF 2 FC
228 © IASCF
coste para la entidad. Si los flujos de efectivo están relacionados con cualesquiera otras
acciones distintas a las propias de la entidad, este enfoque debería ser apropiado. Por
ejemplo, suponemos que ABC S.A. compró acciones de otra entidad, XYZ S.A., por
un coste total de 500.000 u.m.* y posteriormente vendió las acciones a los empleados
por un total de 400.000 u.m. La entidad reconocería un gasto por diferencia negativa
de 100.000 u.m..
FC73 Pero cuando este análisis se aplica a las acciones propias de la entidad, la lógica se
viene abajo. Las acciones propias de la entidad no son un activo de la entidad.† Más
bien, las acciones son una participación sobre los activos de la entidad. Por ello, el
reparto de efectivo para recomprar acciones es una devolución de capital a los
accionistas, y por lo tanto debe reconocerse como una disminución de patrimonio neto.
De forma similar, cuando las acciones se vuelven a emitir o transferir posteriormente,
la entrada de efectivo es un incremento del capital de los accionistas y por ello debe
reconocerse como un incremento en el patrimonio neto. De ello se deduce que no debe
reconocerse ningún ingreso ordinario o gasto. Así como la emisión de acciones no
representa un ingreso ordinario para la entidad, la recompra de estas acciones no
representa un gasto.
FC74 Por ello, el Consejo concluyó que el coste histórico no es una base apropiada sobre la
cual medir las transacciones de pagos basados en acciones liquidadas mediante
instrumentos de patrimonio .
Valor intrínseco
FC75 Un instrumento de patrimonio puede medirse a su valor intrínseco. El valor intrínseco
de una opción sobre acciones en cualquier momento del tiempo es la diferencia entre el
precio de mercado de las acciones subyacentes y el precio de ejercicio de la opción.
FC76 A menudo, las opciones sobre acciones concedidas a empleados tiene valor intrínseco
cero en la fecha de la concesión -generalmente el precio de ejercicio es el valor de
mercado de las acciones en la fecha de concesión. Por ello, en muchos casos, valorar
las opciones sobre acciones a valor intrínseco en la fecha de concesión es equivalente a
no atribuir valor a las opciones.
FC77 Sin embargo, el valor intrínseco de una opción no refleja completamente su valor. Las
opciones se venden en el mercado por más de su valor intrínseco. Esto es así porque el
tenedor de una opción no necesita ejercitarla inmediatamente y se beneficia de
cualquier incremento en el valor de las acciones subyacentes. En otras palabras,
aunque el beneficio final realizado por el tenedor de la opción es el valor intrínseco de
la opción en la fecha de ejercicio, el tenedor de la opción es capaz de realizar este valor
intrínseco futuro porque ha poseido la opción. De esta forma, el tenedor de la opción se
* En este Fundamento de las Conclusiones, los importes monetarios se denominan en “unidades
monetarias” (u.m.).
† El Documento de Discusión trata este punto: La práctica contable en algunos países puede presentar las
acciones propias adquiridas como un activo, pero falta el rasgo esencial de un activo -la capacidad para dar
beneficios económicos futuros. Los beneficios económicos futuros normalmente dados por una participación
en acciones son el derecho a recibir dividendos y el derecho a ganar por un incremento del valor razonable de
las acciones. Cuando una compañía tiene una participación en sus propias acciones, recibirá dividendos de
aquellas acciones solo si está obligada a pagarlas, y tales dividendos no representan una ganancia para la
compañía, ya que no hay cambio en los activos netos: el flujo de fondos es simplemente circular. Mientras es
cierto que una compañía que mantiene sus acciones propias en cartera puede venderlas y recibir una mayor
cantidad si su valor razonable se ha incrementado, una compañía generalmente es capaz de emitir acciones a
terceros a (o cerca) de su precio actual de mercado. Aunque puede haber razones legales, de regulación o
administrativas por las cuales es más fácil vender acciones mantenidas como autocartera de las que habría para
emitir acciones nuevas, tales consideraciones no parecen representar una diferencia fundamental entre los dos
casos (Nota al pie párrafo 47).
NIIF 2 FC
© IASCF 229
beneficia del derecho a participar en ganancias futuras derivadas de incrementos en el
precio de las acciones. Además, el tenedor de la opción se beneficia del derecho a
diferir el pago del precio de ejercicio hasta el final del plazo de la opción. Estos
beneficios hacen referencia comúnmente al “valor temporal” de la opción.
FC78 Para muchas opciones, el valor temporal representa una parte sustancial de su valor.
Como se observó anteriormente, muchas opciones sobre acciones para empleados
tienen valor intrínseco cero en la fecha de la concesión, y por ello el valor de la opción
se compone en su totalidad de valor temporal. En tales casos, ignorar el valor temporal
por aplicar el método del valor intrínseco en la fecha de la concesión infravalora el
valor de la opción al 100 por cien.
FC79 El Consejo concluyó que, en general, la base de medición del valor intrínseco no es
apropiada para medir las transacciones con pagos basados en acciones, porque omitir
el valor temporal de la opción ignora una parte potencialmente importante del valor
total de una opción. Medir las transacciones con pagos basados en acciones con tal
valor infravalorado dejaría de representar estas transacciones fielmente en los estados
financieros.
Valor mínimo
FC80 Una opción sobre acciones podría medirse a su valor mínimo. El valor mínimo se basa
en la premisa de que alguien que quiere comprar una opción de compra de una acción
debería estar dispuesto a pagar al menos (y el emisor de la opción exigiría al menos) el
valor del derecho a diferir el pago del precio de ejercicio hasta el final del plazo de la
opción. Por ello, el valor mínimo puede calcularse usando la técnica del valor presente.
Para las acciones que pagan dividendos, el cálculo es:
(a) el precio actual de las acciones, menos
(b) el valor presente de los dividendos esperados de esta acción durante el plazo de
la opción (si el tenedor de la opción no recibe dividendos), menos
(c) el valor presente del precio de ejercicio.
FC81 El valor mínimo puede calcularse también usando un modelo de valoración de
opciones con una volatilidad esperada de efectivamente cero (no exactamente cero,
porque algunos modelos de valoración de opciones usan la volatilidad como un
divisor, y cero no puede ser un divisor).
FC82 La base de medición del valor mínimo capta parte del valor temporal de las opciones,
siendo el valor del derecho a diferir el pago del precio de ejercicio hasta el final del
plazo de la opción. No capta los efectos de la volatilidad. Los tenedores de las
opciones se benefician de la volatilidad porque tienen el derecho a participar de las
ganancias derivadas de los incrementos en el precio de las acciones durante el plazo de
la opción sin tener que soportar el riesgo total de las pérdidas derivadas de las
disminuciones en el precio de las acciones. Por ignorar la volatilidad, el método del
valor mínimo produce un valor que es menor, y habitualmente mucho menor, que los
valores producidos por los métodos diseñados para estimar el valor razonable de una
opción.
FC83 El Consejo concluyó que el valor mínimo no es una base de medición apropiada,
porque al ignorar los efectos de la volatilidad se ignora una parte potencialmente
grande del valor de una opción. Como con el valor intrínseco, medir las transacciones
con pagos basados en acciones al valor mínimo de la opción, dejaría de representar
estas transacciones fielmente en los estados financieros.
NIIF 2 FC
230 © IASCF
Valor razonable
FC84 El valor razonable ya se emplea en otras áreas de la contabilidad, incluyendo otras
transacciones en las cuales se adquieren recursos no monetarios mediante la emisión
de instrumentos de patrimonio neto. Por ejemplo, una adquisición de un negocio se
mide a valor razonable de la contraprestación entregada, incluyendo el valor razonable
de cualquier instrumento de patrimonio neto emitido por la entidad.
FC85 El valor razonable, el cual es el importe al que un instrumento de patrimonio neto
concedido podría intercambiarse entre partes interesadas y debidamente informadas, en
una transacción realizada en condiciones de mercado, capta tanto el valor intrínseco
como el temporal y por ello proporciona una medición del valor total de una opción
sobre acciones (a diferencia de los métodos de valor intrínseco o valor mínimo). Es el
valor que refleja el acuerdo entre la entidad y sus empleados, por el cual la entidad ha
acordado conceder opciones sobre acciones a los empleados por sus servicios a la
entidad. Por ello, medir las transacciones con pagos basados en acciones a valor
razonable asegura que estas transacciones se representan fielmente en los estados
financieros, y coherentemente con otras transacciones en las cuales la entidad recibe
recursos como contraprestación por la emisión de instrumentos de patrimonio neto.
FC86 Por ello, el Consejo concluyó que estas acciones, opciones sobre acciones u otros
instrumentos de patrimonio neto concedidos deben medirse a su valor razonable.
FC87 De los que respondieron al Proyecto de Norma 2 que trataron este asunto, muchos
estuvieron de acuerdo con la propuesta de medir los instrumentos de patrimonio neto
concedidos a su valor razonable. Algunos comentaristas que estuvieron en desacuerdo
con la propuesta, o que estuvieron de acuerdo pero con reservas, expresaron su
preocupación sobre la fiabilidad de la medición, particularmente en el caso de
entidades más pequeñas o no incluidas en listas de cotización. Esta cuestión sobre la
fiabilidad de la medición y las entidades no incluidas en listas de cotización se aborda
en los párrafos FC294–FC310 y FC137–FC144, respectivamente.
Fecha de medición
FC88 El Consejo primero consideró en qué fecha debe determinarse el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio neto con el propósito de medir transacciones con pagos
basados en acciones con los empleados (y otros que den servicios parecidos).* Las
posibles fechas de medición que se discutieron fueron la fecha de la concesión, la
fecha de servicio, la fecha de consolidación y la fecha de ejercicio. Muchas de estas
discusiones se hicieron en el contexto de las opciones sobre acciones en lugar de en el
de las acciones u otros instrumentos de patrimonio neto porque solo las opciones
tienen una fecha de ejercicio.
* Cuando el Consejo desarrolló las propuestas del Proyecto de Norma 2, se centró en la medición de las
transacciones con empleados y partes distintas de los empleados liquidadas con instrumentos de patrimonio. El
Proyecto de Norma 2 no propuso una definición del término “empleados”. Cuando el Consejo reconsideró las
propuestas en el Proyecto de Norma 2 a la vista de los comentarios recibidos, discutió si el término podría
interpretarse de manera demasiado estrecha. Esto podría tener como resultado un tratamiento contable
diferente de los servicios recibidos de individuos que se consideran empleados (por ejemplo a efectos legales o
fiscales) y esencialmente de servicios similares recibidos de otros individuos. El Consejo por ello concluyó que
los requerimientos de la NIIF para transacciones con empleados deben aplicarse también a transacciones con
otras partes que den servicios similares. Esto incluye servicios recibidos de (1) individuos que trabajan para la
entidad bajo su dirección, de la misma forma que quienes tienen la consideración de empleados a efectos
legales o fiscales y (2) individuos que no son empleados pero cuyos servicios prestados son similares a los que
prestan los empleados. Todas las referencias a los empleados por lo tanto incluyen a otras partes que den
servicios similares.
NIIF 2 FC
© IASCF 231
FC89 En el contexto de una opción sobre acciones de los empleados, la fecha de la concesión
es aquélla en que la entidad y el empleado llegan a un acuerdo, por el cual al empleado
se le conceden derechos de opciones sobre acciones, siempre que se cumplan las
condiciones especificadas, tales como que el empleado siga prestando sus servicios en
la entidad, a lo largo de un determinado periodo de tiempo. La fecha de servicio es la
fecha en que el empleado presta los servicios necesarios para tener derecho a la opción
sobre acciones.* La fecha de consolidación es cuando el empleado ha cumplido todas
las condiciones necesarias para tener derecho a la opción sobre acciones. Por ejemplo,
si un empleado está obligado a permanecer en la entidad prestando sus servicios
durante tres años, la fecha de consolidación es al final del periodo de los tres años. La
fecha de ejercicio es aquélla en la que se ejercita la opción.
FC90 Para ayudar a determinar la fecha de medición apropiada, el Consejo aplicó los
conceptos de contabilidad del Marco Conceptual para cada parte de la transacción.
Para transacciones con empleados, el Consejo concluyó que la fecha de medición
apropiada es la de la concesión, como se explica en los párrafos FC91-FC105. El
Consejo también consideró algunas cuestiones, como se explican en los párrafos
FC106-FC118. Para transacciones con partes distintas de los empleados, el Consejo
concluyó que la fecha de entrega es la fecha de medición apropiada (es decir, la fecha
en que se reciben los bienes o servicios, denominada como fecha de servicio en el
contexto de las transacciones con los empleados), como se explica en los párrafos
FC119-FC128.
El lado del debe de la transacción
FC91 Centrarse en el lado del debe de la transacción significa centrarse en la medición del
valor razonable de los recursos recibidos Este objetivo de medición es coherente con el
objetivo principal de contabilizar los bienes o servicios recibidos como
contraprestación por la emisión de instrumentos de patrimonio (véase párrafos FC64 a
FC66). El Consejo por tanto concluyó que, en principio, los bienes o servicios
recibidos deben medirse a su valor razonable en la fecha en que la entidad obtiene esos
bienes o cuando se reciben los servicios.
FC92 Sin embargo, si el valor razonable de los servicios recibidos no es determinable en ese
momento, entonces debe usarse una medida que lo sustituya, tal como el valor
razonable de las opciones sobre acciones o las acciones concedidas. Este es el caso
para los servicios de los empleados.
FC93 Si se usa el valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos como una
medida que sustituye al valor razonable de los servicios recibidos, la medición en la
fecha de consolidación de los derechos y en la fecha de ejercicio son inapropiadas
porque el valor razonable de los servicios recibidos durante un periodo contable
particular no se ve afectado por los cambios posteriores en el valor razonable del
instrumento de patrimonio Por ejemplo, supóngase que se reciben servicios durante los
años 1 a 3 como contraprestación por las opciones sobre las acciones que se ejercitan
al final del año 5. Para los servicios recibidos en el año 1, cambios posteriores en el
valor de la opción sobre la acción en los años 2 a 5 no están relacionados con, y por
tanto no tienen efecto sobre, el valor razonable de aquellos servicios cuando se
recibieron.
* La fecha de medición del servicio teóricamente requiere que la entidad mida el valor razonable de la opción
sobre acciones en cada fecha en que se reciben los servicios. Por razones pragmáticas, debería probablemente
usarse una aproximación, tal como el valor razonable de la opción sobre acciones al final de cada periodo
contable, o el valor de la opción sobre acciones medido a intervalos regulares durante cada periodo contable.
NIIF 2 FC
232 © IASCF
FC94 La medición en la fecha de servicio mide el valor razonable del instrumento de
patrimonio al mismo tiempo que se reciben los servicios. Esto significa que cambios
en el valor razonable del instrumento de patrimonio durante el periodo de
consolidación de los derechos afectan al importe atribuido a los servicios recibidos.
Algunos argumentan que esto es apropiado, ya que, en su opinión, hay una correlación
entre cambios en el valor razonable del instrumento de patrimonio y el valor razonable
de los servicios recibidos. Por ejemplo, ellos argumentan que si el valor razonable de
la opción sobre la acción cae, sus incentivos se ven afectados, lo que causa que los
empleados reduzcan el nivel de los servicios prestados por esa opción, o que demanden
una remuneración extra. Algunos argumentan que cuando el valor razonable de la
opción sobre la acción cae debido a una reducción general en el precio de las acciones,
los niveles de remuneración también caen, y por lo tanto la medición en la fecha de
servicio refleja esta reducción en los niveles de remuneración.
FC95 El Consejo concluyó, sin embargo, que es poco probable que haya una alta correlación
entre los cambios en el valor razonable de un instrumento de patrimonio y el valor
razonable de los servicios recibidos. Por ejemplo, si el valor razonable de una opción
sobre una acción se duplica, es poco probable que los empleados trabajen el doble de
duro, o que acepten una reducción en el resto de sus paquetes de remuneración. De
forma similar, incluso si un aumento general en los precios de las acciones es
acompañado por un aumento en los niveles de remuneración, es poco probable que
haya una alta correlación entre los dos. Además, es probable que cualquier relación
entre el precio de las acciones y los niveles de remuneración no sea aplicable de forma
generalizada a todos los sectores industriales.
FC96 El Consejo concluyó que, en la fecha de concesión, es razonable suponer que el valor
razonable de ambas partes del contrato son esencialmente el mismo, esto es, el valor
razonable de los servicios que se esperan recibir es esencialmente el mismo que el
valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos. Esta conclusión, junto
con la conclusión del Consejo de que es poco probable que haya una alta correlación
entre el valor razonable de los servicios recibidos y el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio concedidos en fechas de medición posteriores, llevaron al
Consejo a concluir que la fecha de concesión es la fecha de medición más apropiada
para el propósito de proporcionar una medida que sustituya al valor razonable de los
servicios recibidos.
El lado del haber de la transacción
FC97 Aunque centrarse en el lado del debe de la transacción es coherente con el objetivo
contable fundamental, algunos enfocan la cuestión de la fecha de medición desde la
perspectiva del lado del haber de la transacción, esto es, la emisión de un instrumento
de patrimonio. El Consejo, por lo tanto, consideró el asunto también desde esta
perspectiva.
Fecha de ejercicio
FC98 De acuerdo con la medición en la fecha de ejercicio, la entidad reconoce los recursos
recibidos (por ejemplo, los servicios de los empleados) por la emisión de las opciones
sobre las acciones, y también reconoce los cambios en el valor razonable de la opción
hasta su ejercicio o caducidad. Así, si se ejerce la opción, el importe de la transacción
se ‘actualiza para igualar la ganancia obtenida por el poseedor de la opción al ejercer la
misma. Sin embargo, si la opción caduca al final del periodo de ejercicio, cualquiera de
los importes previamente reconocidos son efectivamente revertidos, dado que el
importe de la transacción es finalmente actualizado a cero. El Consejo rechazó la
medición en la fecha de ejercicio ya que requiere que las opciones sobre acciones sean
NIIF 2 FC
© IASCF 233
tratadas como pasivos, lo que no cumple con la definición de pasivos en el Marco
Conceptual. La medición en la fecha de ejercicio requiere que las opciones sobre
acciones sean tratadas como pasivos, ya que requiere una nueva medición de las
opciones sobre acciones tras el reconocimiento inicial, lo que es inapropiado si las
opciones sobre acciones son instrumentos de patrimonio. Una opción sobre acciones
no cumple la definición de un pasivo, ya que no contiene una obligación de transferir
activo u otros activos.
Fecha de consolidación del derecho, fecha de servicio y fecha de concesión
FC99 El Consejo destacó que el Documento de Discusión IASC/G4+1, apoyaba la medición
en la fecha de consolidación del derecho, y rechazaba la medición en la fecha de
concesión y en la fecha de servicio, ya que concluyó que la opción sobre la acción no
se emite hasta la fecha de consolidación del derecho. En el Consejo se destacó que los
empleados deben llevar a cabo su parte del acuerdo proporcionando los servicios
necesarios y cumplir cualquier otro criterio de rendimiento antes de que la entidad esté
obligada a cumplir con su parte del acuerdo. La prestación de los servicios por parte de
los empleados no es simplemente una condición del acuerdo, es la contraprestación
que ellos usan para ‘pagar’ por la opción sobre acciones. Por lo tanto, el Documento de
Discusión concluyó que, en términos económicos la opción sobre la acción no se emite
hasta la fecha de consolidación del derecho. Dado que la entidad lleva a cabo su parte
del acuerdo en la fecha de consolidación del derecho, esa es la fecha de medición
adecuada.
FC100 El Documento de Discusión también propuso reconocer una acumulación (o devengo)
en el patrimonio durante el periodo de consolidación del derecho para garantizar que
los servicios se reconocen cuando se reciben. Propuso que esta acumulación (o
devengo) debe revisarse en la fecha de consolidación del derecho para igualar el valor
razonable de la opción sobre acciones en esa fecha. Esto significa que los importes
abonados a patrimonio durante el periodo de consolidación serán posteriormente
nuevamente medidos para reflejar los cambios en el valor de esa participación en
patrimonio antes de la fecha de consolidación del derecho. Esto es incoherente con el
Marco Conceptual ya que las participaciones en patrimonio no son posteriormente
medidas de nuevo, esto es, no se reconoce ningún cambio en sus valores. El
Documento de Discusión justificó esta nueva medición argumentando que dado que la
opción sobre acciones no se emite hasta la fecha de consolidación del derecho, la
opción no está siendo nuevamente medida. El crédito a patrimonio durante el periodo
de consolidación del derecho es simplemente una medición provisional que se usa para
reconocer la transacción parcialmente completada.
FC101 Sin embargo, el Consejo destacó que incluso si uno acepta que la opción sobre
acciones no se emite hasta la fecha de consolidación del derecho, esto no significa que
no haya participación en patrimonio hasta ese momento. Si existe una participación en
patrimonio antes de la fecha de consolidación, esa participación no debe ser
nuevamente medida. Más aún, la conversión de un tipo de participación en patrimonio
en otro no debe, por sí mismo, suponer un cambio en el patrimonio total, ya que no ha
ocurrido ningún cambio en los activos netos.
FC102 Algunos de los que apoyaron la fecha de consolidación del derecho sugieren que la
acumulación (o devengo) durante el periodo de rendimiento cumple la definición de un
pasivo. Sin embargo, el fundamento para esta conclusión no está claro. La entidad no
está obligada a transferir efectivo u otros activos a los empleados. Su único
compromiso es emitir instrumentos de patrimonio.
NIIF 2 FC
234 © IASCF
FC103 El Consejo concluyó que la medición en la fecha de consolidación es incoherente con
el Marco Conceptual, ya que requiere de una nueva medición del patrimonio.
FC104 La medición en la fecha de servicio no requiere de una nueva medición de las
participaciones en patrimonio tras el reconocimiento inicial. Sin embargo, como se ha
explicado anteriormente, el Consejo concluyó que incorporar los cambios en el valor
razonable de la opción sobre la acción en el importe de la transacción es poco probable
que produzca un importe que refleje correctamente el valor razonable de los servicios
recibidos, que es el objetivo fundamental.
FC105 El Consejo por lo tanto concluyó que, no importa cual sea el lado de la transacción en
que uno se centre (esto es la recepción de los recursos o la emisión de un instrumento
de patrimonio), la fecha de concesión es la fecha apropiada de medición de acuerdo
con el Marco Conceptual, ya que no requiere de una nueva medición de las
participaciones en patrimonio y proporciona una medida razonable que sustituye al
valor razonable de los servicios recibidos de los empleados.
Otras cuestiones
NIC 32 Instrumentos Financieros: Presentación e Información a Revelar*
FC106 Como se ha comentado anteriormente, de acuerdo con las definiciones de pasivos y
patrimonio en el Marco Conceptual, tanto las acciones como las opciones sobre
acciones son instrumentos de patrimonio, ya que ninguno de los instrumentos requiere
que la entidad transfiera efectivo u otros activos. De forma similar, todos los contratos
o acuerdos que serán liquidados por la entidad emitiendo acciones u opciones sobre
acciones se clasifican como patrimonio. Sin embargo, esto difiere de la distinción entre
pasivos y patrimonio aplicada en la NIC 32. Aunque la NIC 32 también considera, en
su distinción deuda/patrimonio, si un instrumento contiene una obligación de transferir
efectivo u otros activos, esto es complementado por un segundo criterio, que considera
si el número de acciones a emitir (y efectivo a recibir) en la liquidación es fijo o
variable. La NIC 32 clasifica un contrato que será o pueda ser liquidado con los
instrumentos de patrimonio propios de la entidad como un pasivo si el contrato no es
un derivado por el que la entidad está o puede estar obligada a entregar un número
variable de sus instrumentos de patrimonio propios; o un derivado que será o pueda ser
liquidado de forma distinta que mediante el intercambio de una cantidad fija de
efectivo u otro activo financiero por un número fijo de los instrumentos de patrimonio
propios de la entidad.
FC107 En algunos casos, varía el número de opciones sobre acciones a los que los empleados
tienen derecho. Por ejemplo, el número de opciones sobre acciones a los que los
empleados tendrán derecho en la fecha de consolidación de los derechos puede variar
dependiendo de si, y en la medida, en que se ha superado un objetivo concreto de
rendimiento. Otro ejemplo son los derechos sobre la revaluación de acciones
liquidados en acciones. En esta situación, se emitirá un número variable de acciones,
igual en valor a la revaluación del precio por acción de la entidad durante un periodo
de tiempo.
FC108 Por lo tanto, si los requerimientos de la NIC 32 se aplicasen a las transacciones de
pago basadas en acciones que se liquidan con instrumentos de patrimonio, en algunas
situaciones, una obligación de emitir instrumentos de patrimonio debería clasificarse
como un pasivo. En tales casos, la medición final de la transacción debería ser en una
fecha de medición posterior a la fecha de concesión.
* En Agosto de 2005 la NIC 32 fue modificada como NIC 32 Instrumentos Financieros: Presentación.
NIIF 2 FC
© IASCF 235
FC109 El Consejo concluyó que se aplicaron distintas consideraciones en el desarrollo de la
NIIF 2. Por ejemplo, establecer una distinción entre planes de opciones fijo y variable
y requerir una fecha de medición posterior para los planes de opciones variables tiene
consecuencias indeseables, como se comenta en los párrafos FC272 a FC275.
FC110 El Consejo concluyó que los requerimientos en la NIC 32, según los cuales algunas
obligaciones de emitir instrumentos de patrimonio se clasifican como pasivos, no
deben aplicarse en la NIIF acerca del pago basado en acciones. El Consejo reconoce
que esto crea una diferencia entre la NIIF 2 y la NIC 32. Antes de decidir si y cómo
debe eliminarse esa diferencia, el Consejo concluyó que es necesario abordar este
asunto en un contexto más amplio, como parte de una revisión fundamental de las
definiciones de pasivos y patrimonio en el Marco Conceptual, particularmente debido
a que este no es el único asunto de clasificación de deuda/patrimonio que ha surgido en
el proyecto de pagos basados en acciones, como se explica posteriormente.
Sugerencias para cambiar las definiciones de pasivos y patrimonio
FC111 Concluyendo que, para las transacciones con los empleados, la fecha de concesión es
la fecha de medición apropiada de acuerdo con el Marco Conceptual, el Consejo
destacó que algunos de los que respondieron al Proyecto de Norma 2 y al Documento
de Discusiones apoyan otras fechas de medición ya que consideran que las
definiciones de pasivos y patrimonio en el Marco Conceptual deben ser revisadas.
FC112 Por ejemplo, algunos de los que apoyaron la fecha de consolidación del derecho
argumentan que recibir servicios de los empleados entre la fecha de concesión y la
fecha de consolidación del derecho crea una obligación a la entidad de pagar por
dichos servicios, y que la forma de liquidarlos no importa. En otras palabras, no debe
importar si la obligación se liquida en efectivo o en instrumentos de patrimonio —
ambos deberían ser tratados como pasivos. Por lo tanto, la definición de pasivo debe de
modificarse para que todos los tipos de obligaciones, independiente de cómo sean
liquidadas, se incluyan en los pasivos. Pero no está claro si este enfoque tendría como
resultado necesariamente la medición en la fecha de consolidación de los derechos.
Una opción sobre acciones contiene una obligación de emitir acciones. Por lo tanto, si
todos los tipos de obligaciones se clasifican como pasivos, entonces una opción sobre
acciones debería ser un pasivo, el cual tendría como resultado la medición en la fecha
de ejercicio.
FC113 Algunos apoyaron la medición en la fecha de ejercicio sobre la base de que produce el
mismo resultado contable que el ‘económicamente similar’ de pagos basados en
acciones que se liquidan en efectivo. Por ejemplo, se argumenta que los derechos sobre
la revaluación de acciones (DRA) que se liquidan en efectivo son sustancialmente
iguales a los DRA que se liquidan en acciones, ya que en ambos casos el empleado
recibe una contraprestación del mismo valor. También, si los DRA son liquidados en
acciones y las acciones son inmediatamente vendidas, el empleado acaba exactamente
en la misma posición que en un DRA que se liquida en efectivo, esto es con efectivo
equivalente a la revaluación del precio de la acción de la entidad durante el periodo
especificado. De forma similar, algunos argumentan que las opciones sobre acciones y
los DRA que se liquidan en efectivo son económicamente similares. Esto es
particularmente cierto cuando el empleado realiza la ganancia por el ejercicio de las
opciones sobre acciones vendiendo las acciones inmediatamente tras el ejercicio, como
sucede habitualmente. De ambas maneras, el empleado acaba con una cantidad de
efectivo que se basa en la revaluación del precio de la acción durante un periodo de
tiempo. Si las transacciones que se liquidan en efectivo y las transacciones que se
liquidan en instrumentos de patrimonio son económicamente similares, el tratamiento
contable debe ser el mismo.
NIIF 2 FC
236 © IASCF
FC114 Sin embargo, no está claro que cambiar la distinción entre pasivos y patrimonio para
ser coherente con la medición en la fecha de ejercicio sea el único modo de lograr el
mismo tratamiento contable. Por ejemplo, la distinción podría cambiarse de forma que
los planes de acciones de los empleados que se liquidan en efectivo se midan en la
fecha de concesión, con el posterior pago en efectivo cargado directamente en
patrimonio, como una distribución a los participantes de patrimonio.
FC115 Otros que apoyaron la medición en la fecha de ejercicio no consideran a los poseedores
de opciones sobre acciones como una parte del grupo de propietarios, y por lo tanto
creen que las opciones no deben ser clasificadas como patrimonio. Algunos
argumentan que los poseedores de opciones son sólo propietarios potenciales de la
entidad. Pero no está claro si esta opinión es generalmente admitida, es decir aplicada a
todos los tipos de opciones. Por ejemplo, algunos de los que apoyan la medición en la
fecha de ejercicio para las opciones sobre acciones de los empleados no abogan
necesariamente por el mismo enfoque para las opciones sobre acciones o certificados
de opción emitidos por efectivo en el mercado. Sin embargo, cualquier revisión de las
definiciones de pasivos y patrimonio en el Marco Conceptual afectaría a la
clasificación de todas las opciones y certificados de opciones emitidos por la entidad.
FC116 Dado que hay más de una sugerencia para cambiar las definiciones de pasivos y
patrimonio, y estas sugerencias no han sido totalmente analizadas, no está claro qué
cambios a las definiciones se están proponiendo exactamente.
FC117 Más aún, el Consejo concluyó que estas sugerencias no deben considerarse de forma
aislada, porque cambiar la distinción entre pasivos y patrimonio afecta a toda clase de
participaciones financieras, no sólo a las relacionadas con los planes de acciones para
los empleados. Todas las implicaciones de cualquier cambio sugerido debe analizarse
en un proyecto más amplio para revisar las definiciones de pasivos y patrimonio en el
Marco Conceptual. Si tal revisión resulta en cambios a las definiciones, el Consejo
consideraría entonces si debe revisarse la NIIF sobre pagos basados en acciones.
FC118 Por lo tanto, tras considerar los temas abordados anteriormente, el Consejo confirmó
su conclusión de que la fecha de concesión es la fecha apropiada en la que debe
medirse el valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos con el
propósito de facilitar una medida que sustituya al valor razonable de los servicios
recibidos de los empleados
Transacciones de pagos basados en acciones con partes distintas de los
empleados
FC119 En muchas transacciones de pago basados en acciones con partes distintas de los
empleados, debe ser posible medir con fiabilidad el valor razonable de los bienes y
servicios recibidos. El Consejo, por lo tanto, concluyó que la NIIF debe requerir que
una entidad suponga que el valor razonable de los bienes y servicios recibidos puede
medirse con fiabilidad.* Sin embargo, en raras ocasiones en las que se rechaza la
* El Proyecto de Norma 2 propuso que las transacciones de pagos basados en acciones liquidadas mediante
instrumentos de patrimonio deben medirse al valor razonable de los bienes o servicios recibidos, o por
referencia al valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos, según que valor razonable sea más
fácilmente determinable. En las transacciones con partes distintas de los empleados, el Proyecto de Norma 2
propuso una presunción refutable de que el valor razonable de los bienes o servicios recibidos es el valor
razonable más fácilmente determinable. El Consejo reconsideró estos requerimientos propuestos al finalizar la
NIIF. Concluyó que requerir a las transacciones de pago basados en acciones liquidadas mediante instrumentos
de patrimonio que se midan al valor razonable de los bienes o servicios recibidos sería más coherente con el
objetivo contable principal (explicado en párrafos FC64-FC66), salvo que el valor razonable no pueda
estimarse con fiabilidad (por ejemplo, en las transacciones con empleados). En transacciones con partes
distintas de los empleados, el Consejo concluyó que en muchos casos debe ser posible medir con fiabilidad el
NIIF 2 FC
© IASCF 237
presunción, es necesario medir la transacción al valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos.
FC120 Algunos problemas de medición que aparecen con respecto a transacciones de pago
basados en acciones con empleados también surgen en transacciones con terceros. Por
ejemplo, puede haber condiciones de rendimiento (es decir, a la consolidación) que
deben cumplirse antes de que el tercero tenga derecho a las acciones o a las opciones
sobre acciones. Por lo tanto, algunas conclusiones alcanzadas sobre cómo tratar
condiciones para la consolidación en el contexto de transacciones de pagos basados en
acciones con empleados también se aplican a transacciones con terceros.
FC121 De forma similar, el rendimiento por la otra parte puede tener lugar a lo largo de un
período de tiempo en vez de en una fecha específica, lo que plantea de nuevo la
cuestión de la fecha de medición apropiada.
FC122 El SFAS 123 no especifica una fecha de medición para las transacciones de pago
basados en acciones con partes distintas de los empleados. Sin embargo, la fecha de
estimación del valor razonable de los instrumentos de patrimonio emitidos por partes
distintas de los empleados, se especifica en la interpretación de EE.UU. del
EITF 96-18 Contabilización de los instrumentos de patrimonio que son emitidos a
terceros distintos de los empleados para la adquisición, o en conjunción con la venta
de bienes y servicios.
(La fecha de medición es) la primera de las siguientes:
(a) La fecha en la que se alcanza un compromiso de desempeño por la contraparte para
ganar los instrumentos de patrimonio (un “compromiso de desempeño”), o
(b) La fecha en la que la contraparte completa el desempeño (extracto de la Cuestión 1,
notas al pie de página excluidas)
FC123 La segunda de estas fechas corresponde a la fecha de la consolidación, porque la fecha
de la consolidación es cuando el tercero ha satisfecho todas las condiciones necesarias
para tener derecho incondicional a las opciones sobre acciones o a las acciones. La
primera de las dos fechas no corresponde, necesariamente, a la fecha de la concesión.
Por ejemplo, bajo un plan de acciones de los empleados, los empleados no están
(normalmente) comprometidos a proporcionar los servicios necesarios, porque pueden
abandonar la entidad en cualquier momento. De hecho, EITF 96-18 deja claro que el
hecho de que el instrumento de patrimonio se pierda si la contraparte falla en el
desempeño, no es suficiente evidencia de un compromiso de desempeño (Cuestión 1,
nota al pie de página 3). Por tanto, en el contexto de transacciones de pagos basados en
acciones con partes distintas de los empleados, si el tercero no se compromete al
desempeño, no habría fecha de compromiso de desempeño, en cuyo caso la fecha de
medición sería la fecha de la consolidación.
FC124 De acuerdo con ello, bajo SFAS 123 y EITF 96-18, la fecha de medición para las
transacciones de pagos basados en acciones con los empleados es la fecha de la
concesión, pero para transacciones con terceros, la fecha de la medición puede ser la
fecha de la consolidación, o alguna otra fecha entre la fecha de la concesión y la fecha
de la consolidación.
FC125 Al desarrollar las propuestas en el Proyecto de Norma 2, el Consejo concluyó que las
transacciones con partes distintas de los empleados se miden con referencia al valor
razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos, los instrumentos de
valor razonable de los bienes y servicios recibidos, cono ya se ha observado con anterioridad. Por tanto, el
Consejo concluyó que la NIIF debe requerir que una entidad suponga que el valor razonable de los bienes o
servicios recibidos puede medirse con fiabilidad.
NIIF 2 FC
238 © IASCF
patrimonio deben medirse en la fecha de la concesión, al igual que las transacciones
con los empleados.
FC126 Sin embargo, el Consejo reconsideró esta conclusión al volver a deliberar sobre las
propuestas en el Proyecto de Norma 2. El Consejo consideró si el valor razonable en la
fecha de entrega (servicio) de los instrumentos de patrimonio concedidos
proporcionaba una mejor medida sustitutiva del valor razonable de los bienes o
servicios recibidos de partes distintas de los empleados, que el valor razonable en la
fecha de la concesión de esos instrumentos. Por ejemplo, algunos argumentan que si la
contraparte no está firmemente comprometida en entregar los bienes y servicios, la
contraparte consideraría si el valor razonable de los instrumentos de patrimonio en la
fecha de la entrega es pago suficiente para los bienes y servicios en el momento de
decidir si entrega los bienes y servicios. Esto sugiere que existe una correlación alta
entre el valor razonable de los instrumentos de patrimonio en la fecha en la que se
reciben los bienes o servicios y el valor razonable de esos bienes o servicios. El
Consejo destacó que había considerado y rechazado un argumento similar en el
contexto de transacciones con los empleados (véanse los párrafos FC94 y FC95). Sin
embargo, el Consejo encontró el argumento más convincente en el caso de
transacciones con partes distintas de los empleados, concretamente para transacciones
en las que la contraparte entrega los bienes o servicios en una única fecha (o durante
un período breve de tiempo) que es substancialmente posterior a la fecha de la
concesión, comparado con transacciones con los empleados en las que se reciben los
servicios durante un período continuo que habitualmente comienza en la fecha de la
concesión.
FC127 El Consejo estaba también preocupado de que permitir a las entidades medir
transacciones con partes distintas a los empleados con base en el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio en la fecha de la concesión proporcionaría oportunidades a
las entidades para reestructurar las transacciones para conseguir un resultado contable
determinado, originando que el importe en libros de los bienes o servicios recibidos y
el gasto resultante para el consumo de esos bienes y servicios esté infravalorado.
FC128 El Consejo, por lo tanto, concluyó en que las transacciones con partes distintas de los
empleados en las que la entidad no puede medir con fiabilidad el valor razonable de los
bienes o servicios recibidos en la fecha de la recepción, el valor razonable de esos
bienes o servicios debe medirse indirectamente, con base en el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio concedidos, medidos en la fecha en la que se reciben los
bienes o servicios.
Valor razonable de las opciones sobre acciones para empleados
FC129 El Consejo pasó mucho tiempo debatiendo cómo medir el valor razonable de las
opciones sobre acciones para empleados, incluyendo cómo tener en cuenta
características comunes de las opciones sobre acciones para empleados, tales como las
condiciones para la consolidación y la no transferibilidad. Estas discusiones se
centraron en medir el valor razonable en la fecha de la concesión, no sólo porque el
Consejo consideró la fecha de la concesión como la fecha de la medición apropiada
para las transacciones con los empleados, sino también porque surgen más cuestiones
de medición en la fecha de la concesión que en fechas de medición posteriores. Para
alcanzar estas conclusiones en el Proyecto de Norma 2, el Consejo recibió ayuda del
Grupo Asesor del proyecto y de un panel de expertos. Al volver a deliberar sobre las
propuestas en el Proyecto de Norma 2, el Consejo consideró los comentarios de los
que respondieron y asesoramiento de expertos de valoración en el Grupo de
Valoración de Opciones del FASB.
NIIF 2 FC
© IASCF 239
FC130 Los precios de mercado proporcionan la mejor evidencia del valor razonable de las
opciones sobre acciones. Sin embargo, las opciones sobre acciones con términos y
condiciones similares a las opciones sobre acciones para empleados casi nunca se
negocian en los mercados. El Consejo concluyó que, si los precios de mercado no
están disponibles, será necesario aplicar un modelo de fijación del precio de opciones
para estimar el valor razonable de las opciones sobre acciones.
FC131 El Consejo decidió que no es necesario ni apropiado prescribir la fórmula o modelo
precisos para utilizar en la valoración de opciones. No existe un modelo de valoración
de opciones determinado que sea considerado teóricamente superior a los otros, y
existe el riesgo de que cualquier modelo especificado pueda ser derogado por
metodologías mejoradas en el futuro. Las entidades deben seleccionar qué modelo es
más apropiado según las circunstancias. Por ejemplo, muchas opciones sobre acciones
para los empleados tienen vidas largas, son habitualmente ejercitables durante el
periodo que media entre la fecha de la consolidación y el término de la vida de las
opciones, y son a menudo ejercitadas en cuanto existe la posibilidad de hacerlo. Estos
factores deben considerase al estimar el valor razonable en la fecha de concesión de las
opciones sobre acciones. Para muchas entidades, esto podría excluir el uso de la
fórmula de Black-Scholes-Merton, que no permite la posibilidad de ejercitar antes del
término de la vida de la opción, y puede no reflejar adecuadamente los efectos de
ejercerla antes de lo esperado. Esto se comenta con más detalle adelante (párrafos
FC160-FC162).
FC132 Todos los modelos de valoración de opciones tienen en cuenta las siguientes
características de las opciones:
• el precio de ejercicio de la opción;
• el precio actual de mercado de la acción,
• la volatilidad esperada del precio de la acción,
• los dividendos que se espera sean pagados por las acciones,
• la tasa de interés disponible en el mercado,
• el plazo de la opción.
FC133 Las dos primeras cuestiones definen el valor intrínseco de una opción sobre acciones,
las cuatro siguientes son relevantes para el valor temporal de la opción sobre acciones.
La volatilidad esperada, los dividendos y la tasa de interés están basados en
expectativas durante la duración de la opción. Por tanto, la duración de la opción es
una parte importante del valor temporal que se calcula porque afecta a las otras
variables.
FC134 Un aspecto del valor temporal es el valor del derecho a participar en ganancias futuras,
si las hay. La valoración no intenta predecir cuál será la ganancia futura, sólo la
cantidad que un comprador pagaría en la fecha de valoración para obtener el derecho a
participar en cualquier ganancia futura. En otras palabras, los modelos de valoración
de opciones estiman el valor de la opción sobre acciones en la fecha de la medición, no
el valor de la acción subyacente en alguna fecha futura.
FC135 El Consejo destacó que algunos argumentan que cualquier estimación del valor
razonable de una opción sobre acciones es inherentemente incierta porque no se
conoce cuál será su resultado final, por ejemplo, si la opción sobre acciones expirará
sin valor o si el empleado (o el tercero) hará una gran ganancia al ejercitarla. Sin
embargo, el objetivo de valoración es medir el valor razonable de los derechos
concedidos, no predecir el resultado de haber concedido esos derechos. Por ello, con
NIIF 2 FC
240 © IASCF
independencia de si la opción expira sin valor o el empleado obtiene una ganancia
grande al ejercitarla, ese resultado no significa que la estimación del valor razonable de
la opción en la fecha de la concesión era poco fiable o errónea.
FC136 Un análisis similar se aplica al argumento de que las opciones sobre acciones no tienen
ningún valor hasta que tienen un precio favorable, es decir el precio de la acciones es
superior al precio de ejercicio. Este argumento se refiere sólo al valor intrínseco de una
opción sobre las acciones. Las opciones sobre acciones tienen también un valor
temporal, que es por lo que se comercian en los mercados a precios superiores que su
valor intrínseco. El tenedor de la opción tiene un derecho valioso a participar en
incrementos futuros del precio de las acciones. Por lo tanto, incluso las opciones sobre
acciones que están en el dinero (tienen un precio favorable) tienen un valor cuando se
conceden. El posterior resultado de la concesión de esa opción, incluso si expira sin
ningún valor, no cambia el hecho de que la opción sobre la acción tenga un valor en la
fecha de la concesión.
Aplicación de los modelos de valoración de opciones a las
entidades no cotizadas y que cotizan por primera vez
FC137 Como se ha explicado antes, dos de las variables de un modelo de valoración de
opciones son el precio de las acciones de la entidad y la volatilidad esperada del precio
de sus acciones. Para una entidad no cotizada, no hay información sobre el precio de
las acciones publicada. La entidad, por tanto, necesitaría estimar el valor razonable de
sus acciones (por ejemplo, basado en el precio de las acciones de entidades similares
que cotizan, o en un criterio de ganancias o activos netos). Se necesitaría estimar
también la volatilidad esperada de ese valor.
FC138 El Consejo consideró si se debe permitir a las entidades no cotizadas utilizar el método
del valor mínimo en lugar del método de medición del valor razonable. El método del
valor mínimo se ha explicado anteriormente, en los párrafos FC80-FC83. Puesto que
excluye los efectos de la volatilidad esperada, el método del valor mínimo produce un
valor que es menor, y habitualmente mucho menor, que los valores producidos por
métodos diseñados para estimar el valor razonable de una opción. Por tanto, en el
Consejo se discutió cómo una entidad no cotizada podía estimar la volatilidad
esperada.
FC139 Una entidad no cotizada que regularmente emita opciones sobre acciones o acciones
para sus empleados (o para terceros) podría tener un mercado interno para sus
acciones. La volatilidad de los precios de las acciones en el mercado interno
proporciona un base para estimar la volatilidad esperada. De forma alternativa, una
entidad puede utilizar la volatilidad implícita o histórica de entidades similares que
cotizan, y para las que el precio de las acciones o la información de precios de las
opciones están disponibles, como base para la estimación de la volatilidad esperada.
Esto debería ser adecuado si la entidad ha estimado el valor de sus acciones con
referencia a los precios de las acciones de entidades similares cotizadas. Si la entidad
ha utilizado en su lugar otra metodología para valorar sus acciones, la entidad puede
obtener una estimación de la volatilidad esperada coherente con esa metodología. Por
ejemplo, la entidad puede valorar sus acciones con base en los valores de activos netos
o de las ganancias, en cuyo caso puede utilizar la volatilidad esperada de esos valores
de activos netos o ganancias como base para estimar la volatilidad esperada del precio
de las acciones.
FC140 El Consejo reconoció que estos enfoques para estimar la volatilidad esperada de las
acciones de una entidad que no cotiza son algo subjetivos. Sin embargo, el Consejo
consideró probable que en la práctica, la aplicación de estos enfoques resultaría en
NIIF 2 FC
© IASCF 241
subestimaciones de la volatilidad esperada, más que en sobreestimaciones, porque las
entidades tienden a actuar con precaución al realizar tales estimaciones, con el fin de
asegurar que los valores de la opción resultante no son sobrevaluados. Por tanto, la
estimación de la volatilidad esperada es probable que produzca una medida más fiable
del valor razonable de las opciones sobre acciones concedidas por las entidades que no
cotizan, en lugar de un método de valoración alternativo, tal como el método del valor
mínimo.
FC141 Las entidades que cotizan por primera vez no necesitan estimar el precio de sus
acciones. Sin embargo, al igual que las entidades no cotizadas, las entidades que
cotizan por primera vez pueden tener dificultades en estimar la volatilidad esperada
cuando se valoran las opciones sobre acciones, porque puede que no tengan
información histórica suficiente del precio de las acciones sobre la que basar una
estimación de la volatilidad esperada.
FC142 El SFAS 123 requiere que tales entidades consideren la volatilidad histórica de
entidades similares durante un período comparable en sus vidas.
Por ejemplo, una entidad que solo ha cotizado durante un año y concede opciones con una
vida esperada en promedio de cinco años podría considerar el patrón y nivel de volatilidad
histórica de entidades más maduras pertenecientes al mismo sector, durante los seis
primeros años en los que cotizaron las acciones de dichas entidades. (párrafo 285b)
FC143 El Consejo concluyó que, en general, las entidades no cotizadas y que cotizan por
primera vez no deben ser eximidas del requisito de aplicar la medición del valor
razonable, y que la NIIF debe incluir guías de implantación para estimar la volatilidad
esperada para los propósitos de aplicar un modelo de valoración de opciones a las
opciones sobre acciones concedidas por entidades no cotizadas y que cotizan por
primera vez.
FC144 Sin embargo, el Consejo reconoció que puede haber ejemplos en los que una entidad
—tal como (pero no limitada a) una entidad que no cotiza o que cotiza por primera
vez— no puede estimar con fiabilidad el valor razonable en la fecha de la concesión de
las opciones sobre acciones concedidas. En esta situación, el Consejo concluyó que la
entidad debe medir la opción sobre las acciones a su valor intrínseco, inicialmente en
la fecha en la que la entidad obtiene los bienes o la contraparte presta los servicios, y
posteriormente en cada fecha que se informa, hasta la liquidación final del acuerdo de
pagos basados en acciones, con los efectos de la nueva medición reconocidos en
resultados. En una concesión de opciones sobre acciones, el acuerdo de pago basado en
acciones se liquidará finalmente cuando se ejerciten las opciones, se pierdan (por
ejemplo por producirse la baja en el empleo) o caduquen (por ejemplo al término de la
vida de la opción). En una concesión de acciones, el acuerdo de pago basado en
acciones se liquidará finalmente cuando las acciones se consoliden o se pierdan.
Aplicación de los modelos de fijación de precios de
opciones a las opciones sobre acciones para empleados
FC145 Los modelos de valoración de opciones se utilizan ampliamente y son aceptados por
los mercados financieros. Sin embargo, existen diferencias entre las opciones sobre
acciones para empleados y las opciones sobre acciones cotizadas. El Consejo
consideró las implicaciones de estas diferencias en la valoración, con ayuda de su
grupo asesor y otros expertos, incluyendo expertos del Grupo de Valoración de
Opciones del FASB, y comentarios formulados por los que respondieron al Proyecto
de Norma 2. Las opciones sobre acciones de los empleados normalmente son
diferentes de las opciones cotizadas, en las siguientes cuestiones, que se discuten a
continuación:
NIIF 2 FC
242 © IASCF
(a) hay un período de consolidación, durante el cual las opciones sobre acciones no
son ejercitables;
(b) las opciones son no transferibles;
(c) hay condiciones adjuntas a la consolidación que, si no se cumplen, causan la
caducidad de las opciones; y
(d) el plazo de la opción es significativamente superior.
Imposibilidad para ejercitar durante el periodo de consolidación
FC146 Habitualmente, las opciones sobre acciones para empleados, tienen un periodo de
consolidación, durante el cual las opciones no pueden ser ejercitadas. Por ejemplo, una
opción sobre acciones podría ser concedida con una vida de diez años y un periodo de
consolidación de tres años, por lo que la opción no se puede ejercer durante los tres
primeros años y entonces puede ser ejercitada en cualquier momento durante los
restantes siete años. Las opciones sobre acciones para empleados no pueden ser
ejercidas durante el periodo de consolidación porque los empleados deben primero
“pagar” por las opciones, proporcionando los servicios necesarios. Además, podría
haber otros periodos específicos durante los cuales una opción sobre acciones para
empleados no pueda ser ejercida (por ejemplo: durante un periodo cerrado).
FC147 En la literatura financiera, las opciones sobre acciones para empleados se denominan a
veces opciones Bermudeñas, al ser en parte europeas y en parte americanas. Una
opción sobre acciones americana puede ser ejercida en cualquier momento durante la
vida de la opción, mientras que una opción sobre acciones europea solamente puede
ser ejercida al final de la vida de la opción. Una opción sobre acciones americana es
más valiosa que una opción sobre acciones europeas, aunque, la diferencia de valor
normalmente no es significativa.
FC148 En consecuencia, siendo el resto de aspectos iguales, una opción sobre acciones para
empleados tendría un mayor valor que una opción sobre acciones europea y un menor
valor que una opción sobre acciones americana, pero la diferencia entre los tres valores
normalmente no es significativa.
FC149 Si la entidad usa la fórmula de Black-Scholes-Merton, u otro modelo de valoración de
opciones que valore las opciones sobre acciones europeas, no hay necesidad de ajustar
el modelo por la incapacidad para ejercitar una opción en el periodo de consolidación
(o cualquier otro periodo), porque el modelo ya supone que la opción no puede ser
ejercida durante ese periodo.
FC150 Si la entidad usa un modelo de valoración de opciones que valora opciones sobre
acciones americanas, tal como el modelo binomial, la incapacidad para ejercitar una
opción durante el periodo de consolidación puede ser tenida en cuenta al aplicar dicho
modelo.
FC151 Aunque la incapacidad para ejercitar la opción sobre acciones durante el periodo de
consolidación no tiene, en si misma, un efecto significativo en el valor de la opción,
todavía queda la cuestión de si esta restricción tiene un efecto cuando se combina con
la no-transferibilidad. Esto se comenta en la siguiente sección.
FC152 El Consejo, por tanto, concluyó que:
(a) si la entidad usa un modelo de valoración de opciones que valore las opciones
sobre acciones europeas, por ejemplo la fórmula de Black-Scholes-Merton, no se
requiere ningún ajuste a consecuencia de la incapacidad para ejercitar la opción
NIIF 2 FC
© IASCF 243
en el periodo de consolidación, porque el modelo ya supone que no pueden ser
ejercidas durante dicho periodo
(b) Si la entidad usa un modelo de valoración de opciones que valora opciones sobre
acciones americanas, tal como el modelo binomial, la aplicación del modelo
debe tener en cuenta la incapacidad de ejercitar las opciones durante el periodo
de consolidación.
No Transferibilidad
FC153 Desde la perspectiva del poseedor de la opción, la incapacidad de transferir una opción
sobre acciones limita las oportunidades disponibles cuando todavía queda tiempo por
transcurrir, y el poseedor desea cancelar su exposición a futuros cambios de precios o
liquidar su posición. Por ejemplo, el poseedor podría pensar que en el periodo de vida
restante de la opción sobre las acciones, es más probable que el precio de la acción
disminuya a que suba. Asimismo, los planes de opciones sobre acciones para
empleados habitualmente requieren a los empleados o ejercitar las opciones que han
consolidado dentro de un periodo de tiempo fijado después de que el empleado deje de
la entidad o anular las opciones.
FC154 En el caso de una opción sobre acciones convencional, el poseedor vendería la opción
en lugar de ejercerla y luego vender las acciones. Vender la opción sobre acciones
permite al poseedor recibir el valor razonable de la opción, incluyendo su valor
intrínseco y el valor temporal restante, mientras que ejercer la opción permite al
poseedor recibir únicamente el valor intrínseco.
FC155 Sin embargo, el poseedor de la opción no puede vender una opción sobre acciones notransferible.
Habitualmente, la única posibilidad abierta al poseedor de la opción es
ejercerla, lo cual implica renunciar al valor temporal restante. (Esto no siempre es
verdad. El uso de otros derivados, en efecto, para vender o ganar protección frente a
cambios futuros en el valor de la opción se comenta después)
FC156 A primera vista, la incapacidad para transferir opciones sobre acciones podría parecer
irrelevante desde la perspectiva de la entidad, ya que la entidad debe emitir acciones al
precio del ejercicio al que se ejerce la opción, sin importar quien la posea. En otras
palabras, desde la perspectiva de la entidad, sus compromisos del contrato no se ven
afectados por si las acciones son emitidas para el poseedor inicial de la opción o para
alguien más. Por ello, al valorar la parte del contrato de la entidad , desde la
perspectiva de la entidad, la no-transferibilidad parece irrelevante.
FC157 Sin embargo, la falta de transferibilidad deriva frecuentemente en un ejercicio de la
opción tan pronto como sea posible, ya que esa es la única forma que tienen los
empleados para liquidar su posición. En consecuencia, al imponer la restricción sobre
la transferibilidad, la entidad motiva que el tenedor de la opción la ejerza tan pronto
como sea posible, resultando de ese modo en una pérdida de valor temporal. Por
ejemplo, un aspecto del valor temporal es el valor del derecho a diferir el pago del
precio de ejercicio hasta el final del plazo de la opción. Si la opción se ejerce tan
pronto como sea posible debido a la no-transferibilidad, la entidad recibe el precio de
ejercicio mucho antes que si lo hubiera hecho de otra forma.
FC158 La falta de transferibilidad no es la única razón por la cual los empleados podrían
ejercitar anticipadamente sus opciones sobre acciones. Otras razones incluyen la
aversión al riesgo, falta de salud, diversificación, y terminación del empleo
(normalmente, los empleados deben ejercer las opciones consolidadas poco después de
rescindir el contrato, de lo contrario las opciones se anulan).
NIIF 2 FC
244 © IASCF
FC159 Las normas contables recientes y las normas propuestas (incluyendo el Proyecto de
Norma 2) se ocupan del tema del ejercicio anticipado al requerir que la vida esperada
de una opción sobre acciones no transferible se utilice en su valoración, en lugar del
plazo de contrato de la opción. La vida esperada puede ser estimada o para el plan de
opciones sobre acciones al completo, o para subgrupos de empleados que participan en
el plan. La estimación tiene en cuenta factores tales como la duración del periodo de
consolidación, el periodo medio de tiempo que opciones similares en el pasado han
permanecido en circulación y la volatilidad esperada de las acciones subyacentes.
FC160 Sin embargo, las observaciones de los que respondieron al Proyecto de Norma 2 y los
consejos recibidos de los expertos en valoración durante las nuevas deliberaciones del
Consejo llevaron al mismo a concluir que utilizar sólo una vida esperada como un
componente del modelo de valoración de acciones sobre acciones (por ejemplo la
fórmula de Black-Scholes-Merton) no era la mejor solución para reflejar en la
valoración de opciones sobre acciones los efectos de un ejercicio temprano. Por
ejemplo, dicha aproximación no tiene en cuenta la correlación entre el precio de la
acción y el ejercicio tan pronto como sea posible. Significaría también que la
valoración de opciones sobre acciones no tiene en cuenta la posibilidad de que las
opciones se ejerzan en una fecha posterior al final de su vida esperada. Por ello, en
muchos casos, producirá probablemente estimaciones más precisas del valor de las
opciones, un modelo más flexible, como el modelo binomial, que utiliza la vida
contractual de las opciones sobre acciones como una variable y tiene en cuenta la
posibilidad de ejercitar anticipadamente en un intervalo de diferentes fechas a lo largo
de la vida de la opción, considerando factores como la correlación entre el precio de la
acción y el ejercicio anticipado y la tasa de rotación esperada de los empleados.
FC161 Las estructuras binomiales y otros modelos similares de valoración de opciones
también tienen la ventaja de permitir modificar las variables del modelo a lo largo de la
vida de la opción sobre acciones. Por ejemplo, en lugar de usar una única volatilidad
esperada, una estructura binomial o un modelo de valoración de opciones similar
puede permitir la posibilidad de que la volatilidad pueda cambiar a lo largo de la vida
de las opciones sobre acciones. Esto debería ser particularmente apropiado al valorar
opciones sobre acciones concedidas por entidades que experimentan una volatilidad
mayor que la normal, porque la volatilidad tiende con el tiempo a volver a su media.
FC162 Por estas razones, el Consejo consideró si debía requerir el uso de un modelo más
flexible, en lugar de la más comúnmente utilizada fórmula de Black-Scholes-Merton.
Sin embargo, el Consejo concluyó que no era necesario prohibir el uso de la fórmula
de Black-Scholes-Merton, porque puede haber situaciones en la que la fórmula
produce una estimación suficientemente fiable del valor razonable de las opciones
sobre acciones concedidas. Por ejemplo si la entidad no ha concedido muchas opciones
sobre acciones, los efectos de aplicar un modelo más flexible podrían no tener un
impacto significativo en los estados financieros de la entidad. También, en opciones
sobre acciones con una duración de contracto relativamente corta, u opciones sobre
acciones que deben ser ejercidas dentro de un breve periodo de tiempo después de la
fecha de consolidación, las cuestiones comentadas en el párrafo FC160 podrían no ser
relevantes, y por tanto la fórmula de Black-Scholes-Merton podría producir un valor
que fuera substancialmente el mismo al producido por un modelo de valoración de
opciones más flexible. En consecuencia, en lugar de prohibir el uso de la fórmula de
Black-Scholes-Merton, el Consejo concluyó que la NIIF debe incluir guías para
seleccionar el modelo más apropiado a aplicar. Esto incluye el requisito de que la
entidad debe tener en cuenta a la hora de seleccionar el modelo de valoración de
opciones aplicable, aquellos factores que considerarían los partícipes en el mercado
que estuvieran interesados y debidamente informados.
NIIF 2 FC
© IASCF 245
FC163 Aunque la no-transferibilidad, deriva frecuentemente en el ejercicio de las opciones
sobre acciones para empleados tan pronto como sea posible, algunos empleados
pueden mitigar los efectos de la no-transferibilidad, ya que pueden, en efecto, vender
las opciones o protegerse de los cambios futuros en el valor de las opciones mediante
la venta o compra de otros derivados. Por ejemplo, el empleado podría ser capaz, en
efecto, de vender una opción sobre acciones para empleados llegando a un acuerdo con
un banco de inversión por el cual el empleado vende al banco una opción de compra
similar, es decir una opción con el mismo precio de ejercicio y vencimiento. Un
contrato que asegure un precio máximo y mínimo de ejercicio con un costo cero es una
forma de obtener protección frente a los cambios en el valor de una opción sobre
acciones para empleados, vendiendo una opción de compra y comprando una opción
de venta.
FC164 Sin embargo, parece que dichos contratos no están siempre disponibles. Por ejemplo,
los importes implicados tienen que ser lo suficientemente grandes para que le merezca
la pena al banco de inversión crear el contrato, lo cual excluye probablemente a
muchos empleados (a no ser que se realizase un acuerdo colectivo). También, parece
poco probable que los bancos de inversión vayan a llevar a cabo dicho acuerdo a no ser
que se trate de una empresa cotizada importante, con acciones negociadas en un
mercado amplio y activo, para permitir al banco de inversión cubrir su propia posición.
FC165 No sería viable estipular en una norma contable que un ajuste para tener en cuenta la
no-transferibilidad es necesario solamente si los empleados no pueden mitigar los
efectos de la no-transferibilidad mediante el uso de otros derivados. Sin embargo, usar
la vida esperada como una variable del modelo de valoración de opciones, o introducir
el ejercicio anticipado en el modelo binomial o similares, da respuesta a ambas
situaciones. Si los empleados fueran capaces de mitigar los efectos de la notransferibilidad
usando derivados, esto, a menudo, tendría como resultado que las
opciones sobre acciones para empleados serían ejercitadas más tarde de lo que otra
forma habrían sido. Teniendo en cuenta este factor, el valor razonable de la opción
sobre acciones sería mayor, lo cual tiene sentido, dado que la falta de transferibilidad
no es una restricción en este caso. Si los empleados no pueden mitigar los efectos de la
falta de transferibilidad a través del uso de derivados, probablemente ejercitarán las
opciones sobre acciones mucho antes de lo que sería óptimo. En este caso, el
considerar los efectos de la ejercitación anticipada, reduce el valor estimado de la
opción sobre acciones.
FC166 Esto todavía deja abierta la cuestión de si hay necesidad de un ajuste adicional para el
efecto combinado de no poder ejercer o transferir la opción sobre acciones durante el
periodo de consolidación. En otras palabras, la incapacidad para ejercitar una opción
sobre acciones no parece tener, por sí misma, un efecto especial sobre su valor. Pero si
la opción sobre acciones no puede ser transferida y no puede ser ejercitada, y
asumiendo que no están disponibles otros derivados, el tenedor es incapaz de obtener
valor de la opción sobre acciones o proteger su valor durante el periodo de
consolidación.
FC167 Sin embargo, debe tomarse nota del porqué estas restricciones tienen lugar: el
empleado todavía no ha ‘pagado’ por su opción sobre acciones prestando los servicios
requeridos (y cumpliendo algunas otras condiciones de desempeño). El empleado no
puede ejercitar o transferir una opción sobre acciones para la cual él/ella todavía no
tiene derecho. La opción sobre acciones se consolidará o no, dependiendo de si se
satisfacen las condiciones de consolidación. La posibilidad de caducidad como
consecuencia de no cumplir las condiciones de consolidación se tiene en cuenta
mediante la aplicación del método de la fecha de concesión modificada (discutido en
los párrafos FC170-FC184).
NIIF 2 FC
246 © IASCF
FC168 Además, a efectos contables, el objetivo es estimar el valor razonable de la opción
sobre acciones, no el valor desde la perspectiva del empleado. El valor razonable de
cualquier partida depende de los importes esperados, calendario e incertidumbre de los
flujos de efectivo futuros relativos a dicha partida. La concesión de una opción sobre
acciones confiere al empleado el derecho a suscribir las acciones de la entidad al
precio de ejercicio, siempre y cuando las condiciones de consolidación estén
satisfechas y el precio de ejercicio se pague durante el periodo específico. El efecto de
las condiciones de consolidación se considera más adelante. El efecto de que no se
pueda ejercer la opción sobre acciones durante el periodo de consolidación, ya ha sido
tratado antes, al igual que el efecto de la no-transferibilidad. No parece haber ningún
efecto adicional sobre los importes esperados, distribución temporal de los flujos de
efectivo futuros, que surja de la combinación de que no pueda ejercerse y la notransferibilidad
durante el periodo de consolidación.
FC169 Tras considerar todos los puntos anteriores, el Consejo concluyó que los efectos de la
ejercitación anticipada, como consecuencia de la no-transferibilidad y de otros factores
debe tenerse en cuenta al estimar el valor razonable de la opción sobre acciones, ya sea
incluyendo la ejercitación anticipada en un modelo binomial u otro similar, o bien,
usando la vida esperada en lugar de la vida del contrato como una variable en un
modelo de valoración de opciones, tal como la fórmula de Black-Scholes-Merton.
Condiciones para la consolidación de la concesión
FC170 Las opciones sobre acciones para empleados normalmente tienen condiciones para su
consolidación. La condición más común es que el empleado debe permanecer al
servicio de la entidad durante un determinado periodo de tiempo, digamos tres años. Si
el empleado abandona la entidad durante este periodo, las opciones se anulan. Podría
también haber otras condiciones de desempeño, por ejemplo que la entidad alcance un
determinado crecimiento en el precio de la acción o en los beneficios.
FC171 Las condiciones de consolidación aseguran que los empleados prestan los servicios
necesarios para 'pagar' sus opciones sobre acciones. Por ejemplo, el motivo normal
para imponer condiciones de servicio es retener al personal, el motivo normal para
imponer otras condiciones de desempeño es proporcionar un incentivo a los empleados
para trabajar en función de determinados objetivos de rendimiento.
FC172 Algunos argumentan que la existencia de condiciones para la consolidación no implica
necesariamente que el valor de las opciones sobre acciones para empleados sea
significativamente menor al de las opciones sobre acciones negociadas. El empleado
tiene que satisfacer las condiciones de consolidación para cumplir con su parte del
contrato. En otras palabras, el desempeño de los empleados de su parte de contrato es
lo que hacen para pagar sus opciones sobre acciones. Los empleados no pagan las
opciones con dinero en efectivo, como lo hacen los tenedores de las opciones sobre
acciones negociadas, ellos lo pagan con sus servicios. Tener que pagar por las opciones
sobre acciones no disminuye su valor. Al contrario, eso demuestra que las opciones
sobre acciones tienen valor.
FC173 Otros argumentan que la posibilidad de caducidad sin compensación por un
desempeño parcial sugiere que las opciones sobre acciones tienen menos valor. Los
empleados podrían ejecutar parcialmente su parte de contrato, por ejemplo trabajando
durante una parte del periodo, entonces tener que dejarlo por algún motivo, y anular las
opciones sobre acciones sin compensación por esa parte realizada. Si existen otras
condiciones de desempeño, como conseguir un determinado crecimiento en el precio
de las acciones o en los beneficios, los empleados podrían trabajar durante todo el
periodo de consolidación, pero no alcanzar las condiciones de consolidación y
entonces perder el derecho a las opciones sobre acciones.
NIIF 2 FC
© IASCF 247
FC174 Similarmente, algunos argumentan que la entidad tiene en cuenta la posibilidad de
caducidad cuando realiza el contrato en la fecha de concesión. En otras palabras, al
decidir cuantas opciones sobre acciones conceder en total, la entidad tiene en cuenta
las caducidades esperadas. Por lo tanto, si el objetivo es estimar en la fecha de
concesión el valor razonable de los compromisos de la entidad bajo el contrato de
opciones sobre acciones, esa valoración debe tener en cuenta que el compromiso de la
entidad para cumplir su parte del contrato de la opción está condicionado a que las
condiciones para la consolidación sean satisfechas.
FC175 Al desarrollar las propuestas en el Proyecto de Norma 2, el Consejo concluyó que la
valoración de los derechos para opciones sobre acciones o acciones concedidas a
empleados (u otras partes) debe tener en cuenta todas las clases de condiciones para la
consolidación, incluyendo las condiciones de servicio y las condiciones de desempeño.
En otras palabras, la valoración en la fecha de concesión debe ser reducida al tener en
cuenta la posibilidad de caducidad debido a la no satisfacción de las condiciones para
la consolidación.
FC176 Tal reducción podría lograrse adaptando un modelo de valoración de opciones para
incorporar condiciones para la consolidación. Alternativamente, podría aplicarse un
enfoque más simplista. Un enfoque de este tipo consiste en estimar la posibilidad de
caducidad en la fecha de concesión y reducir el valor producido por un modelo de
valoración de opciones en la misma proporción. Por ejemplo, si la valoración calculada
utilizando un modelo de valoración de opciones fue 15 u.m. y la entidad estimó que el
20 por ciento de las opciones sobre acciones deberían ser anuladas por no cumplir las
condiciones para la consolidación, tener en cuenta la posibilidad de caducidad
reduciría el valor en la fecha de concesión de cada opción concedida de 15 u.m a
12 u.m.
FC177 El Consejo decidió no proponer una guía detallada sobre cómo debe ajustarse el valor
en la fecha de concesión para tener en cuenta la posibilidad de caducidad. Esto es
coherente con el objetivo del Consejo de establecer normas basadas en principios. El
objetivo de medición es estimar el valor razonable. Ese objetivo podría no lograrse si
se especificaran reglas prescriptivas detalladas, que probablemente quedarían
anticuadas como consecuencia de desarrollos futuros en las metodologías de
valoración.
FC178 Sin embargo, los que respondieron al Proyecto de Norma 2 plantearon varias
preocupaciones acerca de la inclusión de condiciones para la consolidación en la
valoración en la fecha de concesión. Algunos de los que respondieron estaban
preocupados por la factibilidad y subjetividad de incluir condiciones de desempeño no
referidas al mercado en la valoración de las opciones sobre acciones. Algunos también
estaban preocupados por la factibilidad de incluir condiciones de servicios en la
valoración en la fecha de concesión, particularmente en combinación con el método de
unidades de servicio propuesto en el Proyecto de Norma 2 (analizado en más detalle en
los párrafos FC203–FC217).
FC179 Algunos de los que respondieron sugirieron el enfoque alternativo aplicado en el
SFAS 123, denominado método de la fecha de concesión modificada. Según este
método, las condiciones de servicio y las condiciones de desempeño no referidas al
mercado se excluyen de la valoración en la fecha de concesión (es decir, la posibilidad
de caducidad no se tiene en cuenta al estimar el valor razonable en la fecha de
concesión de las opciones sobre acciones u otros instrumentos de patrimonio neto,
produciendo por tanto un mayor valor razonable en la fecha de concesión), pero por
otro lado se toman en cuenta al requerir que el importe de la transacción esté basado en
el número de instrumentos de patrimonio neto que eventualmente se vaya a consolidar.
NIIF 2 FC
248 © IASCF
Según este método, no se reconoce ningún importe por los bienes o servicios recibidos
sobre una base acumulativa si los instrumentos de patrimonio neto concedidos no se
consolidan por incumplimiento de las condiciones de consolidación (diferentes de las
condiciones de mercado), por ejemplo la contraparte no completa el periodo
especificado de servicio, o no se satisface una condición de rendimiento (distinta de
una condición de mercado).
FC180 Tras considerar las respuestas de los comentaristas y obtener asesoramiento adicional
por parte de expertos en valoración, el Consejo decidió adoptar el método de la fecha
de concesión modificada aplicado en el SFAS 123. Sin embargo, el Consejo decidió
que no se debe permitir la elección disponible en la SFAS 123 de contabilizar los
efectos de las caducidades esperadas o reales de opciones sobre acciones u otros
instrumentos de patrimonio neto por no cumplir una condición de servicio. Para una
concesión de instrumentos de patrimonio con una condición de servicio, la SFAS 123
permite que una entidad elija, en la fecha de concesión reconocer los servicios
recibidos a partir de una estimación del número de opciones sobre acciones u otros
instrumentos de patrimonio que se espere consolidar, y revisar dicha estimación, si
fuera necesario, si información posterior indicara que es probable que las caducidades
reales difieran de las estimaciones previas. De forma alternativa, una entidad puede
empezar reconociendo los servicios recibidos como si se esperara que todos los
instrumentos de patrimonio concedidos sujetos a requerimientos de servicio se
consolidasen. De este modo, los efectos de las caducidades se reconocen cuando tienen
lugar esas caducidades, mediante la reversión de cualquier importe previamente
reconocido por servicios recibidos como contraprestación por instrumentos de
patrimonio que son anulados.
FC181 El Consejo decidió que el último método no debe permitirse. Dado que el importe de la
transacción se basa en última instancia en el número de instrumentos de patrimonio
que se consolidan, al reconocer los servicios recibidos durante el periodo de
consolidación resulta apropiado estimar el número de caducidades esperadas. Además,
por ignorar las caducidades esperadas hasta que dichas caducidades tengan lugar, los
efectos de la reversión de cualquier importe previamente reconocido podrían resultar
en una distorsión del gasto por remuneraciones reconocido durante el periodo de
consolidación. Por ejemplo, una entidad que experimenta un elevado nivel de
caducidades podría reconocer un gran importe de gasto por remuneraciones en un
periodo, que posteriormente se revertiría en un periodo posterior.
FC182 Por lo tanto, el Consejo decidió que la NIIF debe requerir que una entidad estime el
número de instrumentos de patrimonio neto que espera consolidar y revisar dicha
estimación, si fuera necesario, si información posterior indicara que es probable que
las caducidades reales difieran de las estimaciones previas.
FC183 Según la SFAS 123, las condiciones referidas al mercado (por ejemplo, una condición
que implique un precio objetivo de la acción, o un determinado importe de valor
intrínseco al que esté condicionada la consolidación de derechos o su ejercicio) se
incluyen en la valoración en la fecha de concesión, sin posterior reversión. Es decir, al
estimar el valor razonable de los instrumentos de patrimonio neto en la fecha de
concesión, la entidad tiene en cuenta la posibilidad de que esa condición referida al
mercado pueda no cumplirse. Habiendo permitido esa posibilidad en la valoración en
la fecha de concesión de los instrumentos de patrimonio neto, no se hace ningún ajuste
al número de instrumentos de patrimonio neto incluidos en el cálculo del importe de la
transacción, con independencia del resultado de la condición referida al mercado. En
otras palabras, la entidad reconoce los bienes o servicios recibidos de una contraparte
que satisface el resto de condiciones para la consolidación (por ejemplo, los servicios
recibidos de un empleado que permanezca en activo durante el periodo requerido de
NIIF 2 FC
© IASCF 249
servicio especifico), independientemente de que se cumpla la condición referida al
mercado. El tratamiento de las condiciones referidas al mercado contrasta, por tanto,
con el tratamiento de otros tipos de condiciones para la consolidación. Como se ha
explicado en el párrafo FC 179, según el método de la fecha de concesión modificada,
las condiciones para la consolidación no se tienen en cuenta al estimar el valor
razonable de los instrumentos de patrimonio neto en la fecha de concesión, pero en su
lugar se tienen en cuenta requiriendo que el importe de la transacción esté basado en el
número de instrumentos de patrimonio neto que eventualmente se vaya a consolidar.
FC184 El Consejo consideró si debe aplicar a las condiciones referidas al mercado el mismo
enfoque que se aplica en la SFAS 123. Podría argumentarse que no resulta apropiado
diferenciar entre condiciones referidas al mercado y otros tipos de condiciones de
desempeño, porque hacerlo podría crear oportunidades para elegir arbitrariamente o
causar una distorsión económica al incentivar a las entidades para favorecer un tipo de
condición de desempeño sobre otro. Sin embargo, el Consejo destacó que no está claro
cual debería ser el resultado. Por un lado, algunas entidades podrían preferir el aspecto
“nivelador” del método de la fecha de concesión modificada, porque permite una
reversión del gasto por remuneraciones si la condición no se satisface. Por otro lado, si
la condición de desempeño se satisface, y no ha sido incorporada en la valoración en la
fecha de concesión (como sucede cuando se utiliza el método de la fecha de concesión
modificada), el gasto será mayor del que habría resultado en otro caso (es decir, si la
condición de desempeño se hubiera incorporado en la valoración en la fecha de
concesión). Además, algunas entidades podrían preferir evitar la volatilidad potencial
causada por el mecanismo de nivelación. Por lo tanto, no está claro si tener un
tratamiento diferente para condiciones de desempeño referidas al mercado y no
referidas al mercado causará necesariamente que las entidades favorezcan las
condiciones referidas al mercado sobre las condiciones de desempeño no referidas al
mercado o viceversa. Además, las dificultades prácticas que llevaron al Consejo a
concluir que las condiciones de desempeño no referidas al mercado deben tratarse a
través del método de la fecha de concesión modificada en lugar de incluirse en la
medición en la fecha de concesión, no son aplicables a las condiciones referidas al
mercado porque las condiciones referidas al mercado pueden ser incorporadas en los
modelos de valoración de opciones. Más aún, resulta difícil distinguir entre
condiciones referidas al mercado, tales como un objetivo de precio de la acción, y la
condición referida al mercado inherente a la opción, es decir, que la opción será
ejercitada sólo si el precio de la acción en la fecha de ejercicio es mayor que el precio
de ejercicio. Por estas razones, el Consejo concluyó que la NIIF debe aplicar el mismo
enfoque que se aplica en la SFAS 123.
Plazo de la opción
FC185 Las opciones sobre acciones para empleados a menudo tienen una larga vida
contractual, por ejemplo diez años. Las opciones cotizadas habitualmente tienen vidas
menores, a menudo de sólo algunos meses. La estimación de las variables requeridas
por un modelo de valoración de opciones, tal como la volatilidad esperada, en plazos
largos de tiempo puede resultar difícil, dando lugar a la posibilidad de un error de
estimación significativo. Normalmente esto no es un problema en las opciones sobre
acciones cotizadas, dado que tienen vidas mucho menores.
FC186 Sin embargo, algunas opciones sobre acciones cotizadas en mercados no organizados
tienen vidas largas, como diez o quince años. Para valorarlas se utilizan modelos de
valoración de opciones. Por lo tanto, de forma contraria al argumento algunas veces
mantenido, los modelos de valoración de opciones pueden aplicarse (y están siendo
aplicados) a opciones sobre acciones de larga vida.
NIIF 2 FC
250 © IASCF
FC187 Además, la posibilidad de error de estimación se ve mitigada utilizando un modelo
binomial u otro similar que tenga en cuenta cambios en las variables del modelo a lo
largo de la vida de la opción sobre acciones, tales como la volatilidad esperada, y tasas
de interés y dividendos, que podrían ocurrir y la probabilidad de que esos cambios
tengan lugar durante el plazo de la opción sobre acciones. El potencial de error de
estimación se ve mitigado adicionalmente teniendo en cuenta la posibilidad de
ejercicio anticipado, ya sea utilizando la vida esperada en lugar de la vida contratada
como una variable dentro del modelo de valoración de opciones o incluyendo en el
modelo el comportamiento de ejercicio utilizando un modelo binomial u otro similar,
porque esto reduce el plazo esperado de la opción sobre acciones. Dado que los
empleados, a menudo ejercitan sus opciones sobre acciones relativamente pronto
dentro de la vida de la opción sobre acciones, el plazo esperado normalmente es mucho
menor que la vida contratada.
Otras características de las opciones sobre acciones para empleados
FC188 Aunque las características discutidas anteriormente son comunes para la mayoría de
opciones sobre acciones para empleados, algunas pueden incluir otras características.
Por ejemplo, algunas opciones sobre acciones tienen un componente de renovación.
Esto da derecho al empleado a concesiones automáticas de opciones sobre acciones
adicionales siempre que él o ella ejercite las opciones sobre acciones previamente
concedidas y pague el precio de ejercicio utilizando las acciones de la entidad en lugar
de efectivo. Habitualmente se concede al empleado una nueva opción sobre acciones,
denominada opción de renovación, por cada acción rescatada mediante el ejercicio de
la opción sobre acciones previa. El precio de ejercicio de la opción de renovación
normalmente se establece con referencia al precio de mercado de las acciones en la
fecha en la que se concede la opción de renovación.
FC189 Cuando se desarrolló el SFAS 123, el FASB concluyó que, idealmente, el valor del
componente de renovación debe incluirse en la valoración de la opción sobre acciones
original en la fecha de concesión. Sin embargo, en ese momento el FASB creía que
hacer eso no era posible. Por lo tanto, la SFAS 123 no requiere que el componente de
renovación se incluya en la valoración de la opción sobre acciones original, en la fecha
de concesión. En su lugar, las opciones de renovación concedidas al ejercicio de las
opciones sobre acciones originales se contabilizan como una concesión de nuevas
opciones sobre acciones.
FC190 Sin embargo, investigaciones académicas recientes indican que es posible valorar el
componente de renovación en la fecha de concesión, por ejemplo Saly, Jagannathan y
Huddart (1999).* Sin embargo, si existen incertidumbres significativas, tales como el
número y vencimiento de las concesiones esperadas de opciones de renovación, la
inclusión del componente de renovación en la valoración en la fecha de concesión
podría no resultar factible.
FC191 Al desarrollar el Proyecto de Norma 2, el Consejo concluyó que el componente de
renovación debe tenerse en cuenta, cuando resulte factible, al medir el valor razonable
de las opciones sobre acciones concedidas. Sin embargo, si el componente de
renovación no fuese tenido en cuenta, al conceder la opción de renovación debe
contabilizarse como una nueva opción sobre acciones concedida.
FC192 Muchos de los que respondieron al Proyecto de Norma 2, estuvieron de acuerdo con
las propuestas de dicho documento. Sin embargo, algunos estuvieron en desacuerdo.
Por ejemplo, algunos no estaban de acuerdo con que hubiera varios tratamientos entre
* P J Saly, R Jagannathan y S J Huddart. 1999. Valuing the Reload Features of Executive Stock Options.
Accounting Horizons 13 (3): 219-240.
NIIF 2 FC
© IASCF 251
los que escoger. Algunos comentaristas apoyaban que las opciones de renovación
concedidas se tratasen siempre como nuevas concesiones mientras que otros apoyaban
que el componente de renovación se incluyese siempre en la valoración en la fecha de
concesión. Algunos expresaron preocupación sobre la factibilidad de incluir el
componente de renovación en la valoración en la fecha de concesión. Tras considerar
esta cuestión, el Consejo concluyó que el componente de renovación no debe incluirse
en la valoración en la fecha de concesión y, por lo tanto, que todas las opciones de
renovación concedidas deben contabilizarse como nuevas concesiones de opciones
sobre acciones.
FC193 Puede haber otras características de opciones sobre acciones para empleados (y
terceros) que el Consejo no ha considerado todavía. Pero incluso si el Consejo fuera a
considerar cada característica concebible de opciones sobre acciones para empleados
(y terceros) existente en la actualidad, en el futuro podían desarrollarse nuevas
características.
FC194 Por lo tanto, el Consejo concluyó que la NIIF debe centrarse en establecer principios
claros a aplicar a las transacciones con pagos basados en acciones y proporcionar guías
sobre las características más comunes de las opciones sobre acciones para empleados,
pero no debe prescribir guías de aplicación exhaustivas, que deberían, posiblemente,
quedarse anticuadas.
FC195 No obstante, el Consejo consideró si existen opciones sobre acciones con
características tan poco comunes o complejas que hagan demasiado difícil realizar una
estimación fiable de su valor razonable y, en tal caso, cual debe ser el tratamiento
contable.
FC196 La SFAS 123 establece que “debe ser posible estimar de forma razonable el valor
razonable de la mayor parte de las opciones sobre acciones y otros instrumentos de
patrimonio en la fecha en la que se conceden” (párrafo 21). Sin embargo, establece
que, “en circunstancias poco comunes, los plazos de la opción sobre acciones u otros
instrumentos de patrimonio pueden hacer prácticamente imposible estimar de forma
razonable el valor razonable del instrumento en la fecha de su concesión”. En tales
situaciones la norma requiere que la medición debe retrasarse hasta que sea posible
estimar de forma razonable el valor razonable del instrumento. Observa que es
probable que este momento sea la fecha en la que el número de acciones a las que el
empleado tiene derecho y el precio de ejercicio sean determinables. Esta podría ser la
fecha de consolidación. La norma requiere que las estimaciones del gasto por
remuneraciones de periodos anteriores (es decir, hasta que resulta posible estimar el
valor razonable) debe basarse en el valor intrínseco actual.
FC197 El Consejo pensó que resulta poco probable que las entidades no puedan determinar de
forma razonable el valor razonable de las opciones sobre acciones en la fecha de
concesión, particularmente tras excluir las condiciones para la consolidación* y
componentes de renovación de la valoración en la fecha de concesión. Las opciones
sobre acciones forman parte del paquete de remuneración a los empleados, y parece
razonable suponer que la gerencia de una entidad consideraría que el valor de las
opciones sobre acciones le asegura que el paquete de remuneración a los empleados es
justo y razonable.
FC198 Cuando desarrolló el Proyecto de Norma 2, el Consejo concluyó que no debe haber
excepciones a los requerimientos de aplicar una base de medición de valor razonable y,
por lo tanto, que no era necesario incluir en la NIIF propuesta requerimientos contables
específicos para opciones sobre acciones difíciles de valorar.
* Es decir, condiciones para la consolidación distintas de las condiciones referidas al mercado.
NIIF 2 FC
252 © IASCF
FC199 Sin embargo, tras considerar las respuestas de los que respondieron, en particular las
relacionadas con entidades no cotizadas, el Consejo reconsideró esta cuestión. El
Consejo concluyó que, solo en las raras circunstancias en las que la entidad no pudiera
estimar con fiabilidad el valor razonable en la fecha de concesión de los instrumentos
de patrimonio concedidos, la entidad debe medir los instrumentos de patrimonio por su
valor intrínseco, inicialmente en la fecha de concesión y posteriormente en cada fecha
en que se informa hasta la liquidación final del acuerdo de pago basado en acciones,
reconociendo en resultados los efectos de la nueva medición. En una concesión de
opciones sobre acciones, el acuerdo de pago basado en acciones se liquidará
finalmente cuando se ejerciten las opciones, se anulen (por ejemplo por producirse la
baja en el empleo) o caduquen (por ejemplo al término de la vida de la opción). En una
concesión de acciones, el acuerdo de pago basado en acciones se liquidará finalmente
cuando las acciones se consoliden o se anulen. Este requerimiento se aplicaría a todas
las entidades, incluyendo entidades cotizadas y no cotizadas.
Reconocimiento y medición de servicios recibidos en una
transacción con pagos basados en acciones liquidada mediante
instrumentos de patrimonio
Durante el periodo de consolidación
FC200 En una transacción con pagos basados en acciones liquidada mediante instrumentos de
patrimonio, el objetivo contable es reconocer los bienes o servicios recibidos como
contraprestación por los instrumentos de patrimonio de la entidad, medidos al valor
razonable de esos bienes o servicios en el momento de su recepción. Para
transacciones en las que la entidad recibe servicios de empleados, a menudo resulta
difícil medir de forma directa el valor razonable de los servicios recibidos. En este
caso, el Consejo concluyó que debe utilizarse el valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos como medida sustitutiva del valor razonable de los servicios
recibidos. Surge así la cuestión de cómo utilizar esa medida sustitutiva para obtener un
importe que atribuir a los servicios recibidos. Otra cuestión relacionada es cómo debe
determinar la entidad cuándo se reciben los servicios.
FC201 Empezando con la última pregunta, algunos argumentan que las acciones u opciones
sobre acciones a menudo se conceden a los empleados por servicios pasados más que
por servicios futuros, o en su mayor parte por servicios pasados, con independencia de
si se exige a los empleados que continúen trabajando para la entidad durante un
determinado periodo futuro antes de que se consoliden sus derechos con respecto a
esas acciones u opciones sobre acciones. Por el contrario, algunos argumentan que las
acciones u opciones sobre acciones concedidas proporcionan un incentivo futuro a los
empleados y que los efectos de esos incentivos perduran tras la fecha de consolidación,
lo cual implica que la entidad recibe servicios de empleados durante un periodo que se
extiende más allá de la fecha de consolidación. Para las opciones sobre acciones en
particular, algunos argumentan que los empleados prestan servicios más allá de la
fecha de consolidación porque éstos son capaces de beneficiarse del valor temporal de
una opción entre la fecha de consolidación y la fecha de ejercicio sólo si continúan
trabajando para la entidad (puesto que normalmente un empleado que se va debe
ejercitar las opciones sobre acciones dentro de un periodo corto de tiempo o en otro
caso éstas son anuladas).
FC202 Sin embargo, el Consejo concluyó que si se requiere que los empleados completen un
periodo especificado de servicio para tener derecho a las acciones u opciones sobre
acciones, este requerimiento proporciona la mejor evidencia de cuándo los empleados
NIIF 2 FC
© IASCF 253
prestan servicios a cambio de las opciones u opciones sobre acciones. En
consecuencia, el Consejo concluyó que la entidad debe suponer que los servicios se
reciben durante el periodo de consolidación. Si las acciones u opciones sobre acciones
se consolidan inmediatamente, a falta de evidencia en contrario, debe suponerse que la
entidad ya ha recibido los servicios. Un ejemplo de acciones u opciones sobre acciones
inmediatamente consolidadas que no son por servicios pasados se da cuando el
empleado involucrado acaba de empezar a trabajar para la entidad recientemente y las
acciones u opciones sobre acciones se conceden como incentivo por la contratación.
Pero en esta situación, podría no obstante ser necesario reconocer un gasto
inmediatamente si los servicios futuros del empleado no cumplen la definición de
activo.
FC203 Volviendo a la primera cuestión del párrafo FC200, cuando el Consejo desarrolló el
Proyecto de Norma 2 desarrolló un enfoque según el cual el valor razonable de las
acciones o opciones sobre acciones concedidas, medidas en la fecha de concesión y
teniendo en cuenta todas las condiciones de consolidación, se divide entre el número
de unidades de servicio que se espera recibir para determinar el valor razonable
atribuido a cada unidad de servicio recibida posteriormente.
FC204 Por ejemplo, supongamos que el valor razonable de las opciones sobre acciones
concedidas, antes de tener en cuenta la posibilidad de caducidad, es de 750.000 u.m.
Supongamos que la entidad estima que la posibilidad de caducidad debido al
incumplimiento de los empleados de completar el periodo de servicio requerido de tres
años es del 20 % (basado en una probabilidad media ponderada), y por tanto estima el
valor razonable de las opciones concedidas en 600.000 u.m. (750.000 u.m × 80%). La
entidad espera recibir 1.350 unidades de servicio a lo largo de los tres años del periodo
de consolidación.
FC205 Según el método de unidades de servicio propuesto en el Proyecto de Norma 2, el
valor razonable atribuido por unidad de servicio recibida posteriormente es de
444,44 u.m. (600.000 u.m./1.350). Si todo tiene lugar según lo esperado, el importe
reconocido por los servicios recibidos es de 600.000 u.m. (444.44 u.m. × 1.350).
FC206 Este enfoque está basado en el supuesto de que hay un contrato negociado de compra
razonable en la fecha de concesión. De esta forma la entidad ha concedido opciones
sobre acciones valoradas en 600.000 u.m. y espera recibir a cambio servicios valorados
en 600.000 u.m. No espera que todas las opciones sobre acciones concedidas se
consoliden porque no espera que todos los empleados completen los tres años de
servicio. Las expectativas de caducidad porque los empleados abandonen se tienen en
cuenta cuando se estima el valor razonable de las opciones sobre acciones concedidas,
y cuando se determina el valor razonable de los servicios a recibir a cambio.
FC207 Según el método de unidades de servicio, el importe reconocido por los servicios
recibidos durante el periodo de consolidación puede exceder las 600.000 u.m., si la
entidad recibe más servicios de los esperados. Esto se produce porque el objetivo es
contabilizar los servicios que se recibirán posteriormente, no el valor razonable de las
opciones concedidas. En otras palabras, el objetivo no es estimar el valor razonable de
las opciones sobre acciones concedidas y después escalonar dicho importe a lo largo
del periodo de consolidación. Más bien, el objetivo es contabilizar los servicios
recibidos posteriormente, porque es la recepción de dichos servicios la que causa un
cambio en los activos netos y por tanto un cambio en el patrimonio neto. Debido a la
dificultad práctica de medir dichos servicios directamente, el valor razonable de las
opciones sobre acciones se usa como una medida sustitutiva para determinar el valor
razonable de cada unidad de servicio recibida posteriormente, y por tanto el importe de
la transacción depende del número de unidades realmente recibidas. Si se reciben más
NIIF 2 FC
254 © IASCF
de las esperadas, el importe de la transacción será mayor que 600.000 u.m. Si se
reciben menos servicios, el importe de la transacción será menor de 600.000 u.m.
FC208 Por tanto, se utiliza un método de medición de la fecha de concesión como un recurso
práctico para lograr un objetivo contable, que es contabilizar los servicios realmente
recibidos en el periodo de consolidación. El Consejo destacó que muchos de los que
apoyaron el método de la fecha de concesión lo hicieron por razones que se centran en
los compromisos de la entidad según el contrato, no en los servicios recibidos. Según
su punto de vista la entidad ha trasmitido a sus empleados instrumentos de patrimonio
neto con valor a la fecha de concesión y el objetivo contable debe ser contabilizar los
instrumentos de patrimonio neto trasmitidos. De igual forma, los que apoyan la
medición de la fecha de consolidación argumentan que la entidad no traspasa a los
empleados instrumentos de patrimonio neto con valor hasta la fecha de consolidación,
y que el objetivo contable debe ser contabilizar los instrumentos de patrimonio neto
trasmitidos a la fecha de consolidación. Los partidarios de la medición de la fecha de
ejercicio argumentan que, en último término, los instrumentos de patrimonio neto con
valor que trasmite la entidad a los empleados son las acciones emitidas en la fecha de
ejercicio y que el objetivo debe ser contabilizar el valor entregado por la entidad al
emitir los instrumentos de patrimonio neto por menos de su valor razonable.
FC209 Por tanto, todos estos argumentos para las distintas fechas de medición se centran
completamente en lo que la entidad (o sus accionistas) han entregado según el acuerdo
de pago basado en acciones, y contabilizar dicho sacrificio. Por lo tanto, si se aplicase
la ‘medición de la fecha de concesión’ por una cuestión de principio, el objetivo
principal debería ser contabilizar el valor de los derechos concedidos. Dependiendo de
si los servicios ya se han recibido y si un pago anticipado por los servicios a recibir en
un futuro cumple la definición de un activo, la otra parte de la transacción debería
reconocerse o como un gasto en la fecha de concesión, o capitalizada como un pago
anticipado y depreciada a lo largo de un periodo de tiempo, tal como a lo largo del
periodo de consolidación o a lo largo de la vida esperada de la opción sobre acciones.
Según este punto de vista de la medición de la fecha de concesión, no debería haber
ajustes posteriores en los resultados reales. No importa cuántas opciones sobre
acciones se consoliden o cuántas opciones sobre acciones se ejerciten, no cambia el
valor de los derechos entregados a los empleados en la fecha de concesión.
FC210 Por tanto, la razón por la que algunos apoyan la medición de la fecha de concesión
difiere de la razón por la que el Consejo concluyó que el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio neto concedidos debe ser medido en la fecha de concesión.
Esto implica que algunos tendrán diferentes puntos de vista sobre las consecuencias de
aplicar la medición de la fecha de concesión. Dado que el método de las unidades de
servicio está basado en la utilización del valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos, medidos en la fecha de concesión, el importe total de la
transacción depende del número de unidades de servicio recibidas, por ser una medida
sustitutiva del valor razonable de los servicios recibidos.
FC211 Algunos de los que respondieron al Proyecto de Norma 2 no estaban de acuerdo en
principio con el método de las unidades de servicio, porque no aceptaban que el valor
razonable de los servicios recibidos deba ser el centro de la contabilización. En su
lugar, los comentaristas se centraban en contabilizar el ‘costo’ de los instrumentos de
patrimonio emitidos (es decir, el lado acreedor de la transacción en lugar del lado
deudor), y su punto de vista era que si las opciones sobre acciones o las acciones se
anulan, no se ha incurrido en un costo, y por tanto, cualquier importe reconocido
previamente debe ser revertido, al igual que sucedería con una transacción liquidada en
efectivo.
NIIF 2 FC
© IASCF 255
FC212 Algunos comentaristas también estaban en desacuerdo con el tratamiento de las
condiciones de desempeño según el método de las unidades de servicio, porque si un
empleado completa el periodo de servicio requerido pero los instrumentos de
patrimonio neto no se consolidan porque no se cumple una condición de desempeño,
no hay una reversión de los importes reconocidos a lo largo del periodo de
consolidación. Algunos argumentaron que este resultado no es razonable porque, si la
condición de desempeño no se cumple, entonces el empleado no ha rendido como se
requería, y por tanto no es adecuado reconocer un gasto por los servicios recibidos o
consumidos, porque la entidad no ha recibido los servicios especificados.
FC213 El Consejo consideró y rechazó los argumentos anteriores realizados en contra del
método de las unidades de servicio en principio. Por ejemplo, el Consejo destacó que
el objetivo de contabilizar los servicios recibidos, en lugar del costo de los
instrumentos de patrimonio neto concedidos, es coherente con el tratamiento contable
de otras emisiones de instrumentos de patrimonio neto, y con el Marco Conceptual del
IASB. Con respecto a las condiciones de desempeño, el Consejo destacó que la
fortaleza del argumento del párrafo FC212 depende de en qué medida los empleados
tengan control o influencia sobre el logro del objetivo de desempeño. Uno no puede
concluir necesariamente que no lograr el objetivo de desempeño es una buena
indicación de que el empleado ha fallado en cumplir su parte del acuerdo (es decir ha
fallado en prestar los servicios).
FC214 Por tanto, los que respondieron que no estaban de acuerdo en principio con el método
de las unidades de servicio no persuadieron al Consejo. Sin embargo, el Consejo
también destacó que algunos de los que respondieron mostraron preocupaciones
prácticas sobre el método. Algunos comentaristas consideraron el método de las
unidades de servicio como demasiado complejo y gravoso de aplicar en la práctica. Por
ejemplo, si una entidad concede opciones sobre acciones a un grupo de empleados
pero no concede el mismo número de opciones sobre acciones a cada empleado (por
ejemplo el número puede variar en función de su salario o posición en la entidad),
debería ser necesario calcular un valor razonable atribuido diferente por unidad de
servicio para cada empleado individual (o para cada subgrupo de empleados, si hay
grupos de empleados en los que cada uno recibe el mismo número de opciones).
Entonces, la entidad tendría que hacer un seguimiento de cada empleado, para calcular
el importe a reconocer por cada uno. Además, en determinadas circunstancias, un plan
de acciones u opciones sobre acciones de los empleados puede no requerir anular las
acciones u opciones sobre acciones de los empleados si el empleado abandona en
determinadas circunstancias durante el periodo de consolidación. Según los términos
de determinados planes, los empleados pueden retener sus opciones sobre acciones o
acciones si se les clasifica como un ‘abandono procedente’, por ejemplo un abandono
resultado de unas circunstancias que no son controlables por el empleado como un
retiro obligatorio, una enfermedad o reestructuración de plantilla. Por tanto, estimar la
posibilidad de caducidad, no es simplemente una cuestión de estimar la posibilidad de
que un empleado abandone durante el periodo de consolidación. También, es necesario
estimar si dichos abandonos serán ‘abandonos procedentes’ o ‘abandonos
improcedentes’. Y dado que las opciones sobre acciones o acciones se consolidarán en
bajas de ‘abandonos procedentes’, el número esperado de unidades a recibir y la
duración esperada del periodo de consolidación será menor para este grupo de
empleados. Estos factores necesitarían ser incorporados al aplicar el método de las
unidades de servicio.
FC215 Algunos de los que respondieron también mostraron preocupaciones prácticas sobre la
aplicación del método de las unidades de servicio a concesiones con condiciones de
desempeño. Estas preocupaciones incluyen la dificultad de incorporar en la valoración
NIIF 2 FC
256 © IASCF
de la fecha de concesión condiciones de desempeño no referidas al mercado y
condiciones de desempeño complejas, la subjetividad adicional que esto introduce, y
que no estaba claro cómo aplicar el método cuando la duración del periodo de
consolidación no es fijo, porque depende de cuándo se cumplan las condiciones de
desempeño.
FC216 El Consejo consideró las preocupaciones prácticas mostradas por los que respondieron,
y obtuvo asesoramiento adicional de expertos de valoración con respecto a las
dificultades destacadas por los comentaristas sobre la inclusión de condiciones de
desempeño no referidas al mercado en la valoración de la fecha de concesión. Debido a
estas consideraciones prácticas, el Consejo concluyó que el método de las unidades de
servicio no debe mantenerse en la NIIF. En su lugar, el Consejo decidió adoptar el
método de la fecha de concesión modificada aplicado en la SFAS 123. Según este
método, las condiciones de servicio y las condiciones no referidas al mercado se
excluyen de la valoración en la fecha de concesión (es decir, la posibilidad de
caducidad no se tiene en cuenta al estimar el valor razonable en la fecha de concesión
de las opciones sobre acciones u otros instrumentos de patrimonio neto, dando lugar,
de ese modo, a un valor razonable en la fecha de concesión mayor), en su lugar se
tienen en cuenta al requerir que el importe de la transacción esté basado en el número
de instrumentos de patrimonio neto que eventualmente se vaya a consolidar.* Según
este método, no se reconoce ningún importe por los bienes o servicios recibidos sobre
una base acumulativa si los instrumentos de patrimonio neto concedidos no se
consolidan por incumplimiento de las condiciones de consolidación (diferentes de las
condiciones de mercado, por ejemplo la contraparte no completa el periodo
especificado de servicio, o no se satisface una condición de rendimiento (distinta de
una condición de mercado).
FC217 Sin embargo, como se expuso anteriormente (párrafos FC180-FC182), el Consejo
decidió que no se debe permitir la elección disponible en la SFAS 123 de contabilizar
los efectos de las caducidades esperadas o reales de opciones sobre acciones u otros
instrumentos de patrimonio neto por no cumplir una condición de servicio. El Consejo
decidió que la NIIF debe requerir que una entidad estime el número de instrumentos de
patrimonio neto que espera consolidar y revisar dicha estimación, si es necesario, si
información posterior indica que es posible que las caducidades reales difieran de las
estimaciones previas.
Opciones sobre acciones que se anulan o caducan al final
del periodo de consolidación
FC218 Algunas opciones sobre acciones pueden no ser ejercitadas. Por ejemplo, un tenedor de
una opción sobre acciones es improbable que ejercite la opción sobre acciones si el
precio de la acción está por debajo del precio de ejercicio durante el periodo de
ejercicio. Una vez ha transcurrido la última fecha de ejercicio, la opción sobre acciones
caducará.
FC219 La caducidad de una opción sobre acciones al final del periodo de ejercicio no cambia
el hecho de que la transacción original ocurriese, es decir los bienes o servicios fueron
recibidos como contraprestación por la emisión de un instrumento de patrimonio neto
(la opción sobre acciones). Que caduque la opción sobre acciones no supone una
* El tratamiento de las condiciones de mercado se discute en los párrafos FC186 y FC 184. Como se observa en
el párrafo FC184, las dificultades prácticas hicieron que el Consejo concluyese que las condiciones no
referidas al mercado debían tratarse a través del método de la fecha de concesión modificada en lugar de
incluirse en la medición de la fecha de concesión y no aplicar condiciones de mercado, porque las condiciones
de mercado pueden ser incorporadas en los modelos de valoración de opciones.
NIIF 2 FC
© IASCF 257
ganancia para la entidad, porque no hay un cambio en los activos netos de la entidad.
En otras palabras, aunque algunos pueden ver dicho suceso como un beneficio para los
accionistas restantes, no ha habido ningún efecto en la posición financiera de la
entidad. En efecto, un tipo de participación en el patrimonio (la participación de los
tenedores de las opciones sobre acciones) se convierte en otro tipo de participación en
el patrimonio (el interés de los accionistas). Por tanto, el Consejo concluyó que el
único asiento contable que podría requerirse es un movimiento dentro del patrimonio
neto, para reflejar que las opciones sobre acciones ya no están vigentes (es decir, como
una transferencia de un tipo de participación en el patrimonio a otro).
FC220 Esto es coherente con el tratamiento de otros instrumentos de patrimonio neto, tales
como los certificados de compra de acciones (warrants) emitidos a cambio de efectivo.
Cuando posteriormente los warrants caducan sin ser ejercitados, no se trata como una
ganancia; en su lugar el importe previamente reconocido cuando se emitieron los
warrants permanece en el patrimonio neto.*
FC221 El mismo análisis se aplica a los instrumentos de patrimonio neto que se anulan al final
del periodo de consolidación. Por ejemplo, un empleado con opciones sobre acciones
consolidadas habitualmente debe ejercitar dichas opciones durante un periodo de
tiempo después del cese de su empleo, si no las opciones se anulan. Si las opciones
sobre acciones no tienen un precio favorable, es improbable que el empleado ejercite
las opciones y por tanto se anularán. Por las mismas razones dadas en el párrafo
FC219, no se realiza ningún ajuste en los importes previamente reconocidos por los
servicios recibidos en contraprestación de las opciones sobre acciones. El único asiento
contable que podría requerirse es un movimiento dentro del patrimonio, para reflejar
que las opciones sobre acciones ya no están vigentes.
Modificaciones en los plazos y condiciones de los acuerdos de
pagos basados en acciones
FC222 Una entidad puede modificar los plazos o condiciones según las cuales se conceden los
instrumentos de patrimonio neto. Por ejemplo, una entidad puede reducir el precio de
ejercicio de las opciones sobre acciones concedidas a los empleados (es decir, revisar
el precio de las opciones), lo que incrementa el valor razonable de dichas opciones.
Durante el desarrollo del Proyecto de Norma 2, el Consejo se centró principalmente en
la revisión del precio de las opciones sobre acciones.
FC223 El Consejo destacó que el Documento de Discusión IASC/G4+1 argumentaba que si
una entidad revisa el precio de sus opciones sobre acciones, ésta ha reemplazado, de
hecho, la opción sobre acciones original por una opción sobre acciones con más valor.
La entidad supuestamente cree que recibirá un importe equivalente de beneficio por
hacerlo, porque en otro caso los directores no estarían actuando según los mejores
intereses para la entidad o sus accionistas. Esto sugiere que la entidad espera recibir
servicios adicionales o mejorados de los empleados por un equivalente en valor al
valor incremental de las opciones sobre acciones revisadas en precio. Por tanto, el
Documento de Discusión propuso que el valor incremental entregado (es decir la
diferencia entre el valor original de la opción sobre acciones y el valor de la opción
sobre acciones revisada en precio, en la fecha de revisión) debe reconocerse como un
gasto de remuneración adicional. Aunque el Documento de Discusión comentaba la
* Sin embargo, algunas jurisdicciones siguen el enfoque alternativo (por ejemplo Japón y el Reino Unido),
donde la entidad reconoce una ganancia cuando los warrants caducan. Pero según el Marco Conceptual,
reconocer una ganancia con la caducidad de los warrants sería apropiado sólo si los warrants fueran pasivos, y
no lo son.
NIIF 2 FC
258 © IASCF
revisión de precios en el contexto de medición a la fecha de consolidación, el
SFAS 123 que aplica una base de medición de la fecha de concesión para el pago
basado en acciones a los empleados, contiene un razonamiento similar al del
Documento de Discusión.
FC224 Este razonamiento parece adecuado si la medición de la fecha de concesión se aplica
fundamentándose en que la entidad ha realizado un pago a los empleados en la fecha
de concesión al concederles derechos a instrumentos de patrimonio neto de la entidad
con valor. Si la entidad está preparada para sustituir el pago por otro con más valor,
debe creer que recibirá un importe equivalente de beneficio al hacerlo.
FC225 La misma conclusión se extrae si la medición de la fecha de concesión se aplica
basándose en que en la fecha de concesión se crea algún tipo de participación en el
patrimonio neto, y posteriores cambios en el valor de dicha participación en el
patrimonio se acumulan (o devengan) en los tenedores de las opciones como
participantes en el patrimonio, no como empleados. La revisión de precios es
incoherente con el punto de vista de que los tenedores de las opciones sobre acciones
soportan los cambios en el valor como participantes del patrimonio neto. Por lo tanto a
los tenedores de las opciones sobre acciones les ha sido concedido el valor incremental
en su condición de empleados (en lugar de cómo participantes del patrimonio neto),
como parte de su remuneración por los servicios a la entidad. Por lo tanto surge un
gasto adicional de remuneración con respeto al valor incremental entregado.
FC226 Se puede argumentar que si (a) se utiliza la medición a la fecha de concesión como una
medida sustitutiva del valor razonable de los servicios recibidos y (b) la revisión de
precios tiene lugar entre la fecha de concesión y la fecha de consolidación y (c) la
revisión de precios únicamente restaura el valor de la opción sobre acciones a su valor
original a la fecha de concesión, en ese caso la entidad puede no recibir servicios
adicionales. En su lugar, la revisión de precio puede ser simplemente un medio de
asegurar que la entidad recibe los servicios que originalmente esperaba cuando se
concedieron las opciones sobre acciones. Según este punto de vista, no es adecuado
reconocer un gasto de remuneración adicional en la medida que la revisión de precios
restaura el valor original de las opciones sobre acciones a la fecha de concesión.
FC227 Algunos argumentan que el efecto de la revisión de precios es crear un nuevo trato
entre la entidad y sus empleados, y por tanto la entidad debe estimar el valor razonable
de las opciones sobre acciones con precio revisado a la fecha de revisión para calcular
una nueva medida del valor razonable de los servicios recibidos posteriormente a la
revisión. Según este punto de vista, la entidad dejaría de utilizar el valor razonable a la
fecha de concesión de las opciones sobre acciones cuando mida los servicios recibidos
después de la fecha de revisión, pero sin revertir los importes reconocidos
previamente. La entidad mediría entonces los servicios recibidos entre la fecha de
revisión de precios y el final del periodo de consolidación con referencia al valor
razonable de las opciones sobre acciones modificadas, medidas a la fecha de revisión.
Si la revisión de precios tiene lugar después del final del periodo de consolidación, se
aplica el mismo proceso. Es decir, que no se realizan ajustes en los importes
previamente reconocidos, y la entidad reconoce –inmediatamente o a lo largo del
periodo de consolidación, dependiendo de si se requiere que los empleados completen
un periodo adicional de servicio para tener derecho a las opciones sobre acciones con
precio revisado -un importe igual al valor razonable de las opciones sobre acciones
modificadas, medidas a la fecha de revisión de precios.
FC228 En el contexto de la medición del valor razonable de los instrumentos de patrimonio
neto como una medida que sustituye al valor razonable de los servicios recibidos,
después de considerar los criterios anteriores, cuando el Consejo desarrolló el Proyecto
NIIF 2 FC
© IASCF 259
de Norma 2 concluyó que debe tenerse en cuenta el valor razonable incremental
concedido en fechas de revisión en la medición de los servicios recibidos, porque:
(a) hay una presunción subyacente de que el valor razonable de los instrumentos de
patrimonio neto, en la fecha de concesión, proporciona una medida que sustituye
al valor razonable de los servicios recibidos. Este valor razonable se basa en los
términos y condiciones originales de la opción sobre acciones. Por tanto, si se
modifican estos términos y condiciones, la modificación debe tenerse en cuenta
cuando se midan los servicios recibidos.
(b) una opción sobre acciones que será revisada si el precio de la acción cae, tiene
más valor que una cuyo precio no será revisado. Por tanto, suponiendo en la
fecha de concesión que la opción sobre acciones no se revisará, la entidad
subestimó el valor razonable de esta opción. El Consejo concluyó que, debido a
que no es factible incluir la posibilidad de revisar el valor razonable estimado en
la fecha de concesión, debe tenerse en cuenta el valor razonable incremental
concedido en fechas de revisión cómo y cuándo tenga lugar la revisión de
precios.
FC229 Muchos de los que respondieron al Proyecto de Norma 2 que trataron el problema de
la revisión de precios estuvieron de acuerdo con los requerimientos propuestos.
Después de considerar las respuestas de los que respondieron, el Consejo decidió
conservar el enfoque para la revisión de precios como se propuso en el Proyecto de
Norma 2, es decir, reconocer el valor razonable incremental concedido en fechas de
revisión, además de continuar reconociendo importes basados en el valor razonable de
la concesión original.
FC230 El Consejo también comentó situaciones en las cuales la revisión de precios pudiera
estar afectada por la cancelación de opciones sobre acciones y la emisión de
sustituciones de opciones sobre acciones. Por ejemplo, supongamos que una entidad
concede opciones sobre acciones que tienen un precio de ejercicio aproximadamente
igual al precio actual del mercado con un valor razonable estimado de 20 u.m. cada
una. Supongamos que cae el precio de la acción, de forma que las opciones sobre
acciones llegan a tener significativamente un precio desfavorable, y tienen ahora un
valor de 2 u.m. cada una. Suponemos que la entidad está considerando revisar el
precio, para que las opciones sobre acciones vuelvan a tienen un precio de ejercicio
aproximadamente igual al precio actual del mercado, lo cual daría lugar a que su valor
fuera de 10 u.m. cada una. (Obsérvese que las opciones sobre acciones están todavía
valoradas abajo de la fecha de la concesión, porque el precio de la acción es ahora más
bajo. Otros elementos continúan igual, una opción que tiene un precio de ejercicio
aproximadamente igual al precio actual del mercado, sobre una acción con un precio
bajo tiene menos valor que una opción que tiene un precio de ejercicio
aproximadamente igual al precio actual del mercado, sobre una acción con un precio
alto).
FC231 Según el tratamiento propuesto de la revisión de precios del Proyecto de Norma 2, el
valor incremental entregado en fechas de revisión de precios (10 u.m. – 2 u.m. = 8 u.m.
de incremento del valor razonable por cada opción sobre acciones) debería
contabilizarse cuando se miden los servicios prestados, dando lugar al reconocimiento
del gasto adicional, es decir, adicional a cualesquiera importes reconocidos en el futuro
respecto a la concesión de la opción sobre acciones original (valorada en 20 u.m.). Si
la entidad, en cambio, cancelara las opciones sobre acciones existentes y entonces
emitiera lo que sería, en realidad, una sustitución de opciones sobre acciones, pero
tratara la sustitución de opciones sobre acciones como una nueva concesión de
opciones sobre acciones, esto podría reducir el gasto reconocido. Aunque la nueva
NIIF 2 FC
260 © IASCF
concesión debería valorarse a 10 u.m. en lugar de al valor incremental de 8 u.m., la
entidad no reconocería ningún gasto adicional respecto a la concesión original de la
opción sobre acciones, valorada en 20 u.m. Aunque algunos consideran tal resultado
como apropiado (y coherente con sus puntos de vista sobre la revisión de precios,
como se explicó en el párrafo FC 227), esto es incoherente con el tratamiento de la
revisión del Consejo.
FC232 Por este medio, la entidad podría, en efecto, reducir su gasto por remuneración si el
precio de las acciones cae, sin tener que incrementar el gasto si el precio de las
acciones sube (porque no debería ser necesaria la revisión de precios en este caso). En
otras palabras, la entidad podría estructurar una revisión de precios para lograr una
forma de medición de la fecha del servicio si el precio de la acción cae y la medición
de la fecha de concesión si el precio de la acción sube, es decir, un tratamiento
asimétrico de los cambios en el precio de las acciones.
FC233 Cuando se elaboró el Proyecto de Norma 2, el Consejo concluyó que si una entidad
cancela una acción u opción sobre acciones concedida durante el periodo de
consolidación (distinto de cancelaciones a consecuencia del incumplimiento de los
empleados de alguna condición necesaria para la consolidación), debe continuar, no
obstante, contabilizando los servicios recibidos, como si no se hubiera cancelado la
acción u opción sobre acciones concedida. En opinión del Consejo, es muy improbable
que una acción u opción sobre acciones concedida deba ser cancelada sin ninguna
remuneración a la contraparte, o en efectivo o mediante sustitución de opciones sobre
acciones. Más aún, el Consejo no vio diferencias entre una revisión de los precios de
opciones sobre acciones y una cancelación de las mismas seguida por la concesión de
opciones sobre acciones sustitutivas a un precio de ejercicio más bajo, y por ello
concluyó que el tratamiento contable debe ser el mismo. Si se paga en efectivo la
cancelación de la acción u opción sobre acciones concedidas, el Consejo concluyó que
el pago debe contabilizarse como la recompra de una participación en el patrimonio, es
decir como una deducción del patrimonio neto.
FC234 En el Consejo se destacó que su tratamiento propuesto significa que una entidad
continuaría reconociendo servicios recibidos a lo largo del periodo original restante
para conseguir la consolidación de los derechos, incluso aunque la entidad pueda haber
pagado en efectivo remuneración a la contraparte por la cancelación de las acciones o
opciones sobre acciones concedidas. El Consejo discutió un enfoque alternativo
aplicado en la SFAS 123: si una entidad liquida en efectivo acciones u opciones sobre
acciones no consolidadas, estas acciones u opciones sobre acciones se tratarán como si
se hubieran consolidado inmediatamente. Se exigirá a la entidad reconocer
inmediatamente un gasto por el importe del gasto de remuneración que de otra forma
se habría reconocido a lo largo del resto del periodo de consolidación original
consolidación de los derechos. Aunque el Consejo habría preferido adoptar este
enfoque, habría sido difícil aplicarlo en el contexto del método de contabilidad
propuesto en el Proyecto de Norma 2, dado que no hay un importe de gasto de
remuneración no reconocido específico -el importe reconocido en el futuro habría
dependido del número de unidades de servicio recibido en el futuro.
FC235 Muchos de los que respondieron que realizaron sugerencias sobre el tratamiento de las
cancelaciones mostraron su desacuerdo con las propuestas del Proyecto de Norma 2.
Comentaron que era inapropiado continuar reconociendo un gasto después de que se
haya cancelado una concesión. Algunos de los que respondieron sugirieron otros
enfoques, incluyendo el enfoque aplicado en la SFAS 123. Después de considerar estos
comentarios, y dado que el Consejo había decidido sustituir el método de las unidades
de servicio con el método de la fecha de concesión modificada en la SFAS 123, el
Consejo concluyó que debe adoptarse el mismo enfoque que el que se aplica en la
NIIF 2 FC
© IASCF 261
SFAS 123 para cancelaciones y liquidaciones. Según la SFAS 123, se considera que
una liquidación (incluyendo una cancelación) ocasiona la inmediata consolidación de
los instrumentos de patrimonio neto. El importe del gasto de la remuneración medido
en la fecha de concesión, pero no reconocido aún, se reconoce inmediatamente en la
fecha de liquidación o cancelación.
FC236 Además de las cuestiones anteriormente descritas, al volver a deliberar sobre las
propuestas en el Proyecto de Norma 2, el Consejo también consideró cuestiones más
detalladas relacionadas con las modificaciones y cancelaciones. Concretamente, el
Consejo consideró:
(a) una modificación que dé lugar a una disminución en el valor razonable (es decir,
el valor razonable del instrumento modificado es menor que el valor razonable
del instrumento original, medido en la fecha de modificación).
(b) un cambio en el número de instrumentos de patrimonio neto concedidos
(incremento o disminución).
(c) un cambio en las condiciones de los servicios, cambiando de ese modo la
duración del periodo de consolidación de los derechos (incremento o
disminución).
(d) un cambio en las condiciones de desempeño, cambiando de ese modo la
probabilidad de consolidación de los derechos (incremento o disminución).
(e) un cambio en la clasificación de la concesión, de patrimonio neto a pasivos.
FC237 El Consejo concluyó que habiendo adoptado un método de medición en la fecha de
concesión, los requerimientos para modificaciones y cancelaciones deben asegurar que
una entidad no puede, mediante la modificación o cancelación de la concesión de
acciones o de opciones sobre acciones, evitar reconocer un gasto de remuneración
basado en el valor razonable en la fecha de la emisión. Por ello, el Consejo concluyó
que, para acuerdos que se clasifican como acuerdos de liquidación con instrumentos de
patrimonio (al menos inicialmente), la entidad debe reconocer el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio en la fecha de concesión durante el periodo de
consolidación, salvo que los empleados no consoliden en esos instrumentos de
patrimonio neto según los términos pactados en las condiciones originales de
consolidación.
Derechos sobre la revaluación de acciones liquidados en efectivo
FC238 Algunas transacciones se “basan en acciones”, incluso aunque no impliquen una
emisión de acciones, opciones sobre acciones o cualquier otra forma de instrumento de
patrimonio neto. Los derechos sobre la revaluación de las acciones (DRA) liquidados
en efectivo son transacciones en las cuales el importe pagado en efectivo a los
empleados (u otra parte) se basan en el incremento del precio de la acción durante el
periodo especificado, normalmente sujeto a las condiciones de consolidación
especificadas, tales como que el empleado siga prestando sus servicios en la entidad,
durante el periodo específico. (Obsérvese que la siguiente discusión se centra en los
DRA que se conceden a los empleados, pero también se aplica a los DRA que se
conceden a otras partes).
FC239 En términos de conceptos de contabilidad, las transacciones con pagos basados en
acciones que implican una salida de efectivo (u otros activos) son diferentes de
aquellas transacciones en las cuales los bienes o servicios se reciben como
contraprestación por la emisión de instrumentos de patrimonio neto.
NIIF 2 FC
262 © IASCF
FC240 En una transacción liquidada con instrumentos de patrimonio, solo una parte de la
transacción causa un cambio en los activos, por ejemplo se recibe un activo (servicios)
pero no se desembolsa ninguno. La otra parte de la transacción incrementa el
patrimonio neto; no provoca un cambio en los activos. De acuerdo con ello, no sólo no
es necesario volver a medir el importe de la transacción en la liquidación, si no que no
es apropiado, porque las participaciones en patrimonio no se vuelven a medir.
FC241 Por el contrario, en una transacción liquidada en efectivo, ambas partes de la
transacción causan un cambio en los activos, es decir se recibe un activo (servicios) y
se desembolsa finalmente un activo (efectivo). Por tanto, no importa qué valor se
atribuye al primer activo (servicios que se reciben), eventualmente será necesario
reconocer el cambio en activos cuando se desembolse la segunda parte (efectivo). Por
lo tanto, no importa como se contabiliza la transacción entre la recepción de servicios y
la liquidación en efectivo, ésta se “nivelará" para igualar el importe de efectivo
pagado, para contabilizar ambos cambios en los activos.
FC242 Debido a que los DRA que se liquidan en efectivo implican una salida de efectivo (en
lugar de una emisión de instrumentos de patrimonio neto), este efectivo debe
contabilizarse de acuerdo con la contabilidad que se aplica habitualmente a pasivos
similares. Esto parece sencillo, pero hay algunas cuestiones a considerar:
(a) ¿debe reconocerse un pasivo antes de la fecha de consolidación, es decir antes de
que los empleados hayan cumplido las condiciones para tener derecho
incondicionalmente sobre el pago en efectivo?
(b) si es así, ¿cómo debe medirse el pasivo?
(c) ¿cómo debe presentarse el gasto en el estado de resultados?
¿Existe algún pasivo antes de la fecha de consolidación ?
FC243 Se podría argumentar que la entidad no tiene un pasivo hasta la fecha de consolidación,
porque la entidad no tiene una obligación actual de pagar efectivo a los empleados
hasta que éstos cumplan las condiciones para tener derecho incondicionalmente sobre
el pago en efectivo; entre la fecha de la concesión y la fecha de consolidación solo hay
una obligación contingente.
FC244 El Consejo destacó que este argumento se aplica a todos los tipos de beneficios a
empleados que se liquidan en efectivo, no solamente a los DRA. Por ejemplo, podría
argumentarse que una entidad no tiene un pasivo por pagos de pensiones a empleados
hasta que éstos cumplan las condiciones específicas de consolidación. El IASC
consideró este argumento en la NIC 19 Beneficios a los Empleados. El fundamento de
las conclusiones establece:
El párrafo 54 de la nueva NIC 19 resume el reconocimiento y medición de los pasivos que
surgen de los planes de beneficios definidos…El párrafo 54 de la nueva NIC 19 se basa en
la definición y criterios de reconocimiento previstos para un pasivo en el Marco
Conceptual del IASC… El Consejo cree que una empresa tiene una obligación según un
plan de beneficios definido cuando un trabajador ha prestado un servicio a cambio de los
beneficios definidos según el plan… El Consejo cree que existe una obligación incluso si
un beneficio no está consolidado, en otras palabras, si el derecho del empleado a recibir el
beneficio se condiciona a su empleo futuro.. Por ejemplo, considerese una empresa que da
un beneficio de 100 a los empleados que siguen en servicio durante dos años. Al final del
primer año, el empleado y la empresa no están en la misma posición que al inicio del
primer año, porque el empleado necesitará trabajar solo durante un año, en lugar de dos,
antes de consolidar sus derechos. Aunque hay una posibilidad de que el beneficio no pueda
consolidarse, esta diferencia es una obligación y, desde el punto de vista del Consejo, debe
dar lugar al reconocimiento de un pasivo al final del primer año. La medición de esta
obligación a su valor actual refleja la mejor estimación de la empresa de la probabilidad de
NIIF 2 FC
© IASCF 263
que el beneficio no se consolide. (NIC 19, Fundamento de las Conclusiones, párrafos
11-14)
FC245 Por ello, el Consejo concluyó que para ser coherente con la NIC 19, la cual abarca
otros beneficios a los empleados que se liquidan en efectivo, debe reconocerse un
pasivo en relación con los DRA que se liquidan en efectivo durante el periodo para la
consolidación, puesto que los empleados prestan los servicios. Así, no importa como
se mide el pasivo, el Consejo concluyó que debe acumularse (o devengarse) durante el
periodo de consolidación, en la medida en que los empleados han ejecutado su parte
del acuerdo. Por ejemplo, si los términos del acuerdo requieren que los empleados
realicen servicios durante un periodo de tres años, el pasivo se acumularía (o
devengaría) durante este periodo de tres años, de manera coherente con el tratamiento
de otros beneficios a los empleados que se liquidan en efectivo.
¿Cómo debe medirse el pasivo?
FC246 Un enfoque simple debería ser basar la acumulación (o devengo) en el precio de la
acción de la entidad al final de cada periodo contable sobre el que se informa. Si el
precio de la acción de la entidad aumenta durante el periodo de consolidación, los
gastos deberían ser mayores en periodos posteriores sobre los que se informa
comparados con los periodos anteriores. Esto se debe a que cada periodo sobre el que
se informa incluirá los efectos de (a) un incremento en el pasivo respecto a los
servicios prestados por los empleados durante el periodo sobre el que se informa y (b)
un incremento en el pasivo atribuible al incremento en el precio de la acción de la
entidad durante el periodo contable sobre el que se informa, el cual incrementa el
importe a pagar en relación con los servicios recibidos en el pasado de los empleados.
FC247 Este enfoque es coherente con la SFAS 123 (párrafo 25) y la Interpretación Nº 28 del
FASB Contabilidad de los Derechos de Revaluación de las Acciones y otras Opciones
sobre Acciones Variables y Planes de Concesiones (o Aumentos).
FC248 Sin embargo, esto no es un enfoque de valor razonable. Como las opciones sobre
acciones, el valor razonable de los (DRA) incluye su valor intrínseco (el incremento en
el precio de las acciones hasta la fecha) y su valor temporal (el valor del derecho a
participar en incrementos futuros en el precio de las acciones, si los hay, que puede
ocurrir entre la fecha de valoración y la fecha de liquidación). Puede usarse un modelo
de valoración de opciones para estimar el valor razonable de los DRA.
FC249 Finalmente, sin embargo, no importa cómo se mida el pasivo durante el periodo de
consolidación, el pasivo —y por lo tanto el gasto— se volverán a medir, cuando se
liquiden los DRA, para igualar el importe del efectivo pagado. El importe del efectivo
pagado se basará en el valor intrínseco de los DRA en la fecha de liquidación. Algunos
comentaristas defienden la medición del pasivo de los DRA a valor intrínseco por esta
razón, y porque el valor intrínseco es más fácil de medir.
FC250 El Consejo concluyó que medir los DRA a valor intrínseco sería incoherente con el
criterio de medición del valor razonable aplicado, en la mayoría de los casos, en el
resto de las NIIF. Además, aunque un criterio de medición a valor razonable es más
complejo de aplicar, era más probable que muchas entidades debieran medir el valor
razonable de instrumentos similares regularmente, por ejemplo, nuevos DRA o
concesiones de opciones sobre acciones, los cuales darían mucha de la información
exigida para volver a medir el valor razonable de los DRA en cada fecha en la que se
informa. Además, debido a que el criterio de medición del valor intrínseco no incluye
el valor temporal, no es una medida adecuada ni del pasivo por DRA ni del costo de
los servicios consumidos.
NIIF 2 FC
264 © IASCF
FC251 La cuestión de cómo medir el pasivo está relacionado con la cuestión de cómo
presentar el gasto asociado en el estado de resultados, como se explica a continuación.
¿Cómo debe presentarse el gasto asociado en el estado de
resultados?
FC252 Los DRA son económicamente similares a las opciones sobre acciones. De ahí que
algunos argumenten que el tratamiento contable de los DRA debe ser el mismo que el
tratamiento de las opciones sobre acciones, como se comentó anteriormente (párrafo
FC113). Sin embargo, como se observó en los párrafos FC240 y FC241, en una
transacción liquidada con instrumentos de patrimonio solo hay un cambio en los
activos netos (los bienes o servicios recibidos) mientras que en una transacción
liquidada en efectivo, hay dos cambios en los activos netos (los bienes o servicios
recibidos y el efectivo u otros activos pagados). Para diferenciar los efectos de cada
cambio en los activos netos en una transacción liquidada en efectivo, el gasto puede
separarse en dos componentes:
• un importe basado en el valor razonable de los DRA en la fecha de concesión,
reconocido durante el periodo de consolidación, de manera similar a la
contabilidad de las transacciones liquidadas con instrumentos de patrimonio con
pago en acciones, y
• cambios en la estimación entre la fecha de concesión y la fecha de liquidación, es
decir todos los cambios que se exigen para volver a medir el importe de la
transacción para igualar el importe pagado en la fecha de liquidación.
FC253 En el desarrollo del Proyecto de Norma 2, el Consejo concluyó que la información
sobre estos dos componentes debería ser útil a los usuarios de los estados financieros.
Por ejemplo, los usuarios de los estados financieros consideran los efectos de volver a
medir el pasivo que tiene poco valor de predicción. Por lo tanto, el Consejo concluyó
que debe haber revelación de información separada, o en el estado de resultados o en
las notas, de la parte de los gastos reconocidos durante cada periodo contable que se
atribuye a cambios en el valor razonable estimado del pasivo entre la fecha de
concesión y la fecha de liquidación.
FC254 Sin embargo, algunos de los que respondieron al Proyecto de Norma 2 estaban en
desacuerdo con la información a revelar propuesta, argumentando que era gravoso e
inapropiado requerir a la entidad contabilizar la transacción como una transacción que
se liquida en efectivo y también calcular, para propósitos de revelar información, cuál
habría sido el importe de la transacción si el acuerdo hubiese sido una transacción que
se liquida en instrumentos de patrimonio.
FC255 El Consejo consideró estos comentarios y también observó que su decisión de adoptar
el método de la fecha de concesión modificada de la SFAS 123 haría más complicado
para las entidades determinar el importe a revelar, ya que será necesario distinguir
entre los efectos de las caducidades y los efectos de los cambios del valor razonable
cuando se calcula el importe a revelar. El Consejo por lo tanto concluyó que la
información a revelar no debe mantenerse como un requerimiento obligatorio, sino
que, en vez de ello, debe darse como ejemplo de una información adicional a revelar
que las entidades deben considerar si se proporciona. Por ejemplo, las entidades con
una cantidad significativa de acuerdos que se liquidan en efectivo que experimenta una
volatilidad significativa en el precio de la acción probablemente encontrará que esta
información a revelar es útil para los usuarios de sus estados financieros.
NIIF 2 FC
© IASCF 265
Transacciones con pagos basados en acciones, que dan
alternativas de liquidación en efectivo
FC256 Según algunos acuerdos de pago basados en acciones los empleados pueden elegir
recibir efectivo en vez de acciones u opciones sobre acciones, o en vez de ejercer sus
opciones sobre acciones Hay muchas variaciones posibles de los acuerdos de pago
basados en acciones en los que una alternativa es poder pagar en efectivo. Por ejemplo,
los empleados pueden tener más de una oportunidad para elegir recibir la alternativa de
liquidación en efectivo, por ejemplo los empleados pueden ser capaces de elegir recibir
efectivo en vez de acciones u opciones sobre acciones en la fecha de consolidación del
derecho, o elegir recibir efectivo en vez de ejercer las opciones sobre acciones. Los
términos del acuerdo pueden proporcionar a la entidad elegir la forma de liquidación,
esto es, si pagar la alternativa de efectivo en vez de emitir acciones u opciones sobre
acciones en la fecha de consolidación del derecho en vez de emitir acciones en el
ejercicio de las opciones sobre acciones. El importe de la alternativa en efectivo puede
ser fijo o variable y, si es variable, se puede determinar de una forma que está
relacionada, o no relacionada, con el precio de las acciones de la entidad.
FC257 La NIIF contiene diferentes métodos de contabilización para las transacciones basadas
en acciones que se liquidan en efectivo y que se liquidan en instrumentos de
patrimonio. Por lo tanto, si la entidad o el empleado tienen la opción de elegir la forma
de liquidación, es necesario determinar el método de contabilización que debe
aplicarse. El Consejo consideró situaciones en que los términos del acuerdo otorgan a
(a) los empleados una elección de la forma en que se liquidan y (b) la entidad una
elección de la forma en que se liquidan.
Los términos del acuerdo dan al empleado una elección de
la forma de liquidación.
FC258 Las transacciones con pago basados en acciones sin alternativa de efectivo no dan
lugar a la generación de pasivos de acuerdo con el Marco Conceptual, ya que la
entidad no está obligada a transferir efectivo u otros activos a la otra parte. Sin
embargo, este no es el caso si el contrato entre la entidad y el empleado confiere al
segundo el derecho contractual de solicitar una alternativa en efectivo. En esta
situación, la entidad tiene una obligación de transferir efectivo al empleado y por tanto
existe un pasivo. Más aún, dado que el empleado tiene el derecho contractual de
solicitar la liquidación en instrumentos de patrimonio en vez de en efectivo, el
empleado tiene también un derecho condicional sobre instrumentos de patrimonio. Por
lo tanto, en la fecha de concesión, se le conceden al empleado derechos en un
instrumento financiero compuesto, esto es un instrumento financiero que incluye tanto
componentes de deuda como de patrimonio.
FC259 Es habitual que las alternativas estén estructuradas de forma que el valor razonable de
la alternativa en efectivo sea siempre igual al valor razonable de la alternativa en
instrumento de patrimonio, por ejemplo el empleado tiene una opción entre las
opciones sobre acciones y los DRA. Sin embargo, si esto no es así, entonces el valor
razonable del instrumento financiero compuesto excederá normalmente tanto el valor
razonable individual de la alternativa en efectivo (por la posibilidad de que las
acciones o las opciones sobre acciones tengan más valor que la alternativa en efectivo)
y que las acciones o las opciones (por la posibilidad de que la alternativa en efectivo
tenga más valor que las acciones o las opciones).
FC260 De acuerdo con la NIC 32, un instrumento financiero que se contabiliza como un
instrumento compuesto se separa entre sus componentes de deuda y patrimonio,
NIIF 2 FC
266 © IASCF
distribuyendo los recursos recibidos por la emisión del instrumento compuesto en sus
componentes de deuda y patrimonio. Esto implica determinar el valor razonable del
componente de pasivo y asignar después al componente de patrimonio el resto de los
recursos recibidos. Esto es posible si esos recursos son contrapartidas en efectivo o no
efectivo cuyo valor razonable puede ser medido con fiabilidad. Si este no es el caso,
será necesario estimar el valor razonable por sí mismo del instrumento compuesto.
FC261 El Consejo concluyó que el instrumento compuesto debe ser medido en primer lugar
valorando el componente de pasivo (la alternativa en efectivo) y posteriormente
valorando el componente de patrimonio (el instrumento de patrimonio) —teniendo en
cuenta en esa valoración que el empleado debe renunciar a la alternativa en efectivo
para recibir el instrumento de patrimonio— y sumando los valores de los dos
componentes. Esto es coherente con el enfoque adoptado en la NIC 32, en el que se
mide primero el componente de pasivo y el valor residual es distribuido a patrimonio.
Si el valor razonable de cada alternativa de liquidación es siempre el mismo, entonces
el valor razonable del componente de patrimonio del instrumento compuesto será cero
y por lo tanto el valor razonable del instrumento compuesto será el mismo que el valor
razonable del componente de pasivo.
FC262 El Consejo concluyó que la entidad debe contabilizar de forma separada por los
servicios recibidos con respecto a cada componente del instrumento financiero
compuesto, para garantizar la coherencia con los requerimientos de la NIIF para las
transacciones con pago basado en acciones que se liquidan en instrumentos de
patrimonio y que se liquidan en efectivo. Por lo tanto, para el componente de deuda, la
entidad debe reconocer los servicios recibidos, y el pasivo a pagar por esos servicios,
conforme los empleados prestan los servicios, del mismo modo que en otras
transacciones con pago basados en acciones que se liquidan en efectivo (por ejemplo
los DRA). Para el componente de patrimonio (si existiera), la entidad debe reconocer
los servicios recibidos, y un aumento en el patrimonio, a medida que los empleados
prestan los servicios, de la misma forma que otras transacciones con pagos basados en
acciones que se liquidan en instrumentos de patrimonio.
FC263 El Consejo concluyó que el pasivo debe ser nuevamente medido a su valor razonable
en la fecha de liquidación, antes de contabilizar la liquidación del pasivo. Esto
garantiza que, si la entidad liquida el pasivo emitiendo instrumentos de patrimonio, el
resultado del aumento en patrimonio se mide al valor razonable de la contrapartida
recibida por los instrumentos de patrimonio emitidos, siendo el valor razonable del
pasivo liquidado.
FC264 El Consejo también concluyó que, si la entidad paga en efectivo en lugar de emitir
instrumentos de patrimonio en la liquidación, cualquier contribución al patrimonio
previamente reconocida con respecto al componente de patrimonio debe permanecer
en el patrimonio. Eligiendo recibir efectivo en vez de instrumentos de patrimonio, el
empleado renuncia a sus derechos de recibir instrumentos de patrimonio. Este suceso
no produce un cambio en los activos netos y por tanto no hay un cambio en el
patrimonio total. Esto es coherente con las conclusiones del Consejo con respecto a
otras caducidades de instrumentos de patrimonio (véase párrafos FC218-FC221).
Los términos del acuerdo dan a la entidad una elección de
la forma de liquidación
FC265 En transacciones con pagos basados en acciones en las que los términos del acuerdo
proporcionan a la entidad la posibilidad de elegir si se liquida en efectivo o mediante la
emisión de instrumentos de patrimonio, la entidad necesitaría primero determinar si
tiene una obligación de liquidar en efectivo, y por lo tanto, en realidad, no tiene una
NIIF 2 FC
© IASCF 267
elección en la forma de liquidación. Aunque el contrato puede especificar que la
entidad puede elegir entre liquidar en efectivo o mediante la emisión de instrumentos
de patrimonio, el Consejo concluyó que la entidad tendrá una obligación de liquidar en
efectivo si la opción de liquidar en instrumentos de patrimonio no tiene carácter
comercial (por ejemplo la entidad está legalmente impedida para emitir acciones), o si
la entidad tiene una práctica en el pasado o una política establecida de liquidar en
efectivo, o generalmente liquida en efectivo cuando la contraparte pide la liquidación
en efectivo. La entidad también tendrá una obligación de liquidar en efectivo si las
acciones emitidas (incluyendo las acciones emitidas bajo el ejercicio de las opciones
sobre acciones) son rescatables, tanto de forma obligatoria (por ejemplo, al cese del
empleo) o a elección de la contraparte.
FC266 El Consejo destacó, al deliberar nuevamente sobre las propuestas en el Proyecto de
Norma 2, que la clasificación como pasivos o patrimonio de acuerdos en los que la
entidad parece tener una elección de liquidación difiere de la clasificación según la
NIC 32, que requiere que tal acuerdo sea, clasificado totalmente como un pasivo (si el
contrato es un contrato derivado) o como un instrumento compuesto (si el contrato es
un contrato no derivado). Sin embargo, de forma coherente con sus conclusiones sobre
otras diferencias entre la NIIF 2 y la NIC 32 (véase los párrafos FC106 a FC110), el
Consejo decidió mantener esta diferencia, pendiente de los resultados de su proyecto a
largo plazo sobre Conceptos, que incluye una revisión de las definiciones de pasivos y
patrimonio.
FC267 Incluso si la entidad no está obligada a liquidar en efectivo hasta que escoge hacerlo
así, en el momento en que hace esa elección surgirá un pasivo por el importe del pago
en efectivo. Esto plantea la cuestión de cómo contabilizar el lado del debe del asiento.
Podría argumentarse que cualquier diferencia entre (a) el importe del pago en efectivo
y (b) el gasto total reconocido por los servicios recibidos y consumidos hasta la fecha
de la liquidación (que deberían basarse en el valor en la fecha de concesión de la
alternativa a liquidar en patrimonio) debe reconocerse como un ajuste al gasto por
remuneración del empleado. Sin embargo, dado que el pago en efectivo es para
liquidar una participación en patrimonio, el Consejo concluyó que es coherente con el
Marco Conceptual tratar el pago en efectivo como una recompra de una participación
en patrimonio, esto es, como una deducción del patrimonio. En este caso, no se
requiere ajuste al gasto por remuneración en la liquidación.
FC268 Sin embargo, el Consejo concluyó que si la entidad elige la liquidación alternativa con
el mayor valor razonable debe reconocerse un gasto adicional porque, si la entidad ha
pagado voluntariamente más de lo necesario, presumiblemente espera recibir (o ya ha
recibido) servicios adicionales de los empleados como compensación por el valor
adicional entregado.
Conclusiones generales sobre la contabilidad de las opciones
sobre acciones para los empleados
FC269 El Consejo consideró en primer lugar todos los asuntos importantes relacionados con
el reconocimiento y medición de las transacciones de pagos basados en acciones, y
llegó a conclusiones sobre los mismos. Luego estableció varias conclusiones generales,
en particular sobre el tratamiento de las opciones sobre acciones de los empleados, que
es uno de los aspectos más controvertidos del proyecto. Al alcanzar estas conclusiones,
el Consejo consideró los siguientes asuntos:
• convergencia con los PCGA de los Estados Unidos (US GAAP)
NIIF 2 FC
268 © IASCF
• reconocimiento o revelación de los gastos surgidos por pago basado en acciones
a los empleados.
• fiabilidad de la medición del valor razonable de las opciones sobre acciones de
los empelados.
Convergencia con los PCGA de los Estados Unidos
(US GAAP)
FC270 Algunos de quienes respondieron al Documento de Discusión y al Proyecto de Norma
2 instaron al Consejo a desarrollar una NIIF que se basase en los requerimientos
existentes bajo los principios de contabilidad generalmente aceptados en los Estados
Unidos (US GAAP).
FC271 Más concretamente, quienes respondieron instaron al Consejo a desarrollar una norma
basada en la SFAS 123. Sin embargo, dado que la convergencia para las normas de
contabilidad era una razón comúnmente dada para esta sugerencia, el Consejo
consideró los PCGA de los Estados Unidos de forma global, y no sólo un aspecto de
los mismos. Los principales pronunciamientos de los PCGA de los Estados Unidos
sobre el pago basado en acciones son la Opinión Nº 25 (APB 25) del Consejo sobre
Principios Contables Contabilización de las Acciones Emitidas para los Empleados, y
la SFAS 123.
APB 25
FC272 La APB 25 fue emitida en 1972. Trata únicamente sobre los planes de acciones para
los empleados, y establece una distinción entre los planes no relacionados con el
desempeño (fijos) y los relacionados con el desempeño y otros planes variables.
FC273 Para los planes fijos, se mide un gasto a su valor intrínseco (esto es, la diferencia entre
el precio de la acción y el precio de ejercicio), si existe, en la fecha de concesión.
Habitualmente, esto da lugar a que no se reconozca ningún gasto para los planes fijos,
ya que la mayor parte de las opciones sobre acciones concedidas según planes fijos son
concedidos a un precio de ejercicio igual al precio actual del mercado. Para los
planes relacionados con el desempeño y otros planes variables, se mide un gasto a su
valor intrínseco en la fecha de medición. La fecha de medición es cuando se fijan el
número de acciones u opciones sobre acciones que el empleado tiene el derecho a
recibir y el precio de ejercicio. Dado que esta fecha de medición probablemente sea
mucho más tarde que la fecha de concesión, cualquier gasto está sujeto a incertidumbre
y, si el precio de la acción se incrementa, el gasto por planes relacionados con el
desempeño será mayor que el gasto por planes fijos.
FC274 En la SFAS 123, el FASB observó que la APB 25 es criticada por producir resultados
anómalos y por la falta de cualquier concepto racional subyacente. Por ejemplo, los
requerimientos de la APB 25 normalmente dan lugar al reconocimiento de un gasto
por las opciones sobre acciones relacionadas con el desempeño, pero normalmente no
se reconoce un gasto por las opciones sobre acciones fijas. Este resultado es anómalo
ya que las opciones sobre acciones fijas tienen normalmente más valor en la fecha de
concesión que las opciones sobre acciones relacionadas con el desempeño. Más aún, la
omisión de un gasto por las opciones sobre acciones fijas deteriora la calidad de los
estados financieros:
Los estados financieros resultantes son menos creíbles de lo que podrían ser, y los estados
financieros de las entidades que usan opciones para los empleados sobre acciones fijas no
son comparables en gran medida a los de aquellas entidades que no hacen un uso
significativo de las opciones fijas. (SFAS 123, párrafo 56)
NIIF 2 FC
© IASCF 269
FC275 El Documento de Discusión, en su análisis de los PCGA de los Estados Unidos,
observó que los distintos tratamientos contables para los planes fijos y los relacionados
con el desempeño también tienen un efecto perverso al desanimar a las entidades de
establecer planes sobre acciones relacionados con el desempeño.
SFAS 123
FC276 La SFAS 123 se emitió en 1995. Requiere el reconocimiento de los pagos basados en
acciones hechos a otras partes distintas de los empleados, con base en el valor
razonable de las acciones u opciones sobre acciones que se emitieron, o el valor
razonable de los bienes o servicios recibidos, cualquiera que sea la medición más
fiable. También se aconseja a las entidades, pero no se requiere, aplicar el método
contable del valor razonable en la SFAS 123 para los pagos basado en acciones con los
empleados. En general, la SFAS 123 no establece distinción entre los planes fijos y los
relacionados con el desempeño.
FC277 Si una entidad aplica el método de contabilización de la APB 25 en vez del que hay en
la SFAS 123, esta última requiere revelar información de laa ganancias netas pro
forma y las ganancias por acción en los estados financieros anuales, como sí se hubiese
aplicado la norma. Recientemente, un número significativo de grandes compañías en
los Estados Unidos han adoptado de forma voluntaria el método de contabilización del
valor razonable de la SFAS 123 para las transacciones con los empleados.
FC278 El FASB considera la SFAS 123 como superior a la APB 25, y hubiese preferido que
el reconocimiento con base en el valor razonable de las opciones para los empleados
fuese obligatorio y no opcional. La SFAS 123 deja claro que el FASB decidió permitir
la alternativa de revelaciones por razones políticas, no porque pensase que fuese la
mejor solución contable.
… el Consejo… sigue creyendo que la revelación no es un sustituto adecuado para el
reconocimiento de los activos, pasivos, patrimonio, ingresos ordinarios y gastos en los
estados financieros…. El Consejo escogió una solución basada en revelar información
sobre la compensación de los empleados basada en acciones para cerrar el debate divisivo
sobre este asunto- no porque crea que esa solución es la mejor forma de mejorar la
contabilidad financiera y su publicación. (SFAS 123, párrafos 61 y 62)
FC279 De acuerdo con los PCGA de los Estados Unidos, el tratamiento contable de las
transacciones de pagos basados en acciones difiere, dependiendo de si la otra parte de
la transacción es un empleado o no lo es, y de si la entidad escoge aplicar la SFAS 123
o la APB 25 a las transacciones con los empleados. Tener una alternativa de métodos
de contabilidad se considera normalmente como indeseable. Por cierto, el Consejo
dedicó recientemente mucho tiempo y esfuerzo a desarrollar mejoras a las normas
internacionales ya existentes, uno de cuyos objetivos es eliminar alternativas de
métodos contables.
FC280 La investigación en los Estados Unidos demuestra que escoger un método contable
sobre el otro tiene un impacto significativo en las ganancias presentadas por las
entidades de los EE. UU. Por ejemplo, la investigación por Bear Stearns y Credit
Suisse First Boston sobre el S&P 500 muestra que, si se hubiese aplicado el método de
medición del valor razonable de la SFAS 123 para los propósitos del reconocimiento
de un gasto por una compensación al empleado basada en acciones, las ganancias de
las compañías del S&P 500 habrían sido significativamente menores, y que ese efecto
está aumentando. El efecto en las ganancias presentadas es sustancial en algunos
sectores, donde las compañías utilizan ampliamente las opciones sobre acciones.
FC281 El Consejo de Normas Contables de Canadá (AcSB) completó recientemente su
proyecto sobre pagos basados en acciones. De acuerdo con la política del AcSB de
NIIF 2 FC
270 © IASCF
armonizar las normas canadienses con las de los Estados Unidos, el AcSB propuso
inicialmente una norma que estaba basada en los PCGA de los Estados Unidos,
incluyendo la APB 25. Tras considerar las respuestas recibidas, el AcSB decidió
eliminar las directrices tomadas de la APB 25. El AcSB tomó esta decisión por varias
razones, incluyendo que, en su opinión, el método de valor intrínseco está viciado.
También, la incorporación de los requerimientos de la APB 25 en una norma contable
daría lugar a costos sustanciales incurridos por quienes preparan estados financieros
sin que los usuarios de estos estados deriven beneficio—las entidades emplearían una
gran cantidad de tiempo y esfuerzo para entender las reglas y luego rediseñar sus
planes de opciones, normalmente eliminando las condiciones sobre desempeño
existentes, para evitar el reconocimiento de un gasto con respecto a tales planes, por lo
que no se produce una mejora en la contabilidad para los planes de opciones sobre
acciones.
FC282 La norma canadiense inicialmente era coherente con la SFAS 123. Eso incluía permitir
una elección entre la contabilización basada en el valor razonable del gasto de
remuneración de los empleados basado en acciones en el estado de resultados, y la
revelación de importes pro forma en las notas de los estados financieros intermedios y
anuales. Sin embargo, el Consejo de Normas de Contabilidad Canadiense (AcSB)
modificó recientemente su norma para eliminar la elección entre reconocimiento y
revelación de información, y por tanto, el reconocimiento de gastos es obligatorio para
los períodos financieros que comienzan a partir del 1 de enero de 2004.
FC283 Puesto que la APB 25 contiene serios defectos, el Consejo concluyó que basar una
NIIF en aquella es improbable que represente mejora alguna en la información
financiera que se publica. Más aún, los efectos perversos de la APB 25, concretamente
en desincentivar planes de opciones sobre acciones para empleados relacionados con el
desempeño, puede causar distorsiones económicas. Se tiene la intención de que las
normas contables sean neutrales, no dando tratamientos contables favorables o
desfavorables a transacciones particulares que incentiven o desincentiven a las
entidades a participar en esas transacciones. La APB 25 no consigue ese objetivo. Los
planes de acciones para los empleados relacionados con el desempeño son comunes en
Europa (las condiciones de desempeño son, a menudo, obligatorias por ley) y en otras
partes del mundo fuera de los EE.UU, y los inversores están exigiendo mayor uso de
las condiciones de desempeño. Por tanto, el Consejo concluyó que introducir una
norma contable basada en la APB 25 sería incoherente con su objetivo de desarrollar
normas contables de alta calidad.
FC284 Queda por considerar la SFAS 123. Comentarios del FASB, en los Fundamentos para
las Conclusiones de la SFAS 123, y del AcSB canadiense cuando desarrolló una norma
basada en la SFAS 123, indican que ambos organismos emisores de normas contables
lo consideran inadecuado, porque permite una elección entre reconocimiento y
revelación de información. (Esta cuestión se discute más adelante.) El FASB añadió a
su agenda en Marzo de 2003 un proyecto para revisar los requerimientos contables
estadounidenses sobre los pagos basados en acciones, incluyendo quitar la alternativa
de revelación en la SFAS 123, de modo que el reconocimiento del gasto sea
obligatorio. El Presidente del FASB comentó.
Eventos recientes han servido para recordarnos que es esencial información financiera
clara, creíble y comparable para la salud y vitalidad de nuestro sistema de mercado de
capitales. Tras el colapso del mercado y los escándalos de información corporativa, el
FASB ha recibido numerosas peticiones de inversores individuales e institucionales,
analistas financieros y muchos otros instando al Consejo a establecer el reconocimiento
como gasto del costo de remuneración relativo a las opciones sobre acciones de los
empleados. Mientras que un número de grandes empresas han optado voluntariamente por
reflejar estos costos como un gasto al informar sobre sus ganancias, otras compañías
NIIF 2 FC
© IASCF 271
continúan mostrando estos costos en las notas al pie de sus estados financieros. Además, un
cambio para requerir un tratamiento de gasto sería coherente con el compromiso del FASB
de trabajar hacia la convergencia entre las normas contables internacionales y las
estadounidenses. Al tomar todos estos factores en consideración, el Consejo concluyó que
era crítico que ahora se retomara esta importante cuestión. (FASB Noticias, 12 de Marzo
de 2003)
FC285 El Consejo, al deliberar nuevamente sobre las propuestas en el Borrador de Norma 2,
trabajó con el FASB para conseguir la convergencia de las normas internacionales y
estadounidenses, en la medida de lo posible, teniendo en cuenta que el FASB estaba en
una fase anterior en su proyecto -el FASB estaba desarrollando un Proyecto de Norma
para revisar la SFAS 123 mientras que el IASB estaba finalizando su NIIF. El Consejo
concluyó que, aunque la convergencia es un objetivo importante, no sería apropiado
retrasar la emisión de la NIIF, debido a la necesidad urgente de tener una norma sobre
pagos basados en acciones, tal como se explica en los párrafos FC2-FC5. En cualquier
caso, en el momento que el IASB concluyó sus deliberaciones se había logrado una
convergencia substancial. Por ejemplo, el FASB acordó con el IASB que todas las
transacciones de pagos basados en acciones deben reconocerse en los estados
financieros, medidas a valor razonable, incluyendo las transacciones en que las
opciones sobre acciones son concedidas a los empleados. Por ello, el FASB acordó que
la alternativa de revelación de información en la SFAS 123 debe eliminarse.
FC286 El IASB y el FASB también acordaron que, una vez que ambos consejos hayan
emitido normas finales sobre pagos basados en acciones, los dos consejos considerarán
emprender un proyecto de convergencia con el objetivo de eliminar cualquier área de
divergencia restante entre normas internacionales y estadounidenses sobre este tema.
Reconocimiento frente a revelación de información
FC287 Un concepto contable básico es que la revelación de información financiera no es un
sustituto adecuado para el reconocimiento en los estados financieros. Por ejemplo, el
Marco establece que:
Las partidas que satisfacen el criterio de reconocimiento deben reconocerse en el balance o
en el estado de resultados. La falta de reconocimiento de estas partidas no se puede
rectificar mediante la descripción de las políticas contables seguidas, ni tampoco a través
de notas u otro material explicativo. (párrafo 82]
FC288 Un aspecto clave del criterio de reconocimiento es que cada elemento puede medirse
con fiabilidad. (Esta cuestión se discute más adelante.) Por tanto, esta discusión se
centra en principio en la cuestión de “reconocimiento frente a revelación de
información”, no en la fiabilidad de la medición. Una vez que se ha determinado que
una partida satisface el criterio de reconocimiento en los estados financieros, no
reconocerla es incoherente con el concepto básico de que la revelación de información
no es un sustituto adecuado para el reconocimiento.
FC289 Algunos no están de acuerdo con este concepto, argumentando que no hay diferencia si
la información se reconoce en los estados financieros o se revela en las notas. De
cualquier modo, los usuarios de los estados financieros tienen la información que
requieren para tomar decisiones económicas. Por tanto, creen que la revelación de
información en las notas sobre los gastos que surgen de determinadas transacciones
con pagos basados en acciones a los empleados (es decir, aquellas que implican
concesiones de opciones sobre acciones a empleados) es aceptable, en lugar del
reconocimiento en el estado de resultados.
FC290 El Consejo no aceptó este argumento. En el Consejo se destacó que si la revelación de
información en las notas es aceptable, puesto que no diferencia si el gasto es
reconocido o revelado, entonces el reconocimiento en los estados financieros debe
NIIF 2 FC
272 © IASCF
también ser aceptable por la misma razón. Si el reconocimiento es aceptable, y el
reconocimiento antes que la mera revelación de información concuerda con los
principios contables aplicados a todas las demás partidas de gasto, no es aceptable
dejar una partida de gasto en particular fuera del estado de resultados.
FC291 En el Consejo también se destacó que existe evidencia significativa de que hay
diferencia entre reconocimiento y revelación de información. Primero, la investigación
académica indica que si la información se reconoce o meramente se revela, afecta a los
precios de mercado (por ejemplo, Barth, Clinch and Shibano, 2003).* Si la información
se revela sólo en las notas, los usuarios de los estados financieros tienen que dedicar
tiempo y esfuerzo para volverse suficientemente expertos en contabilidad para saber
(a) que hay partidas que no se reconocen en los estados financieros, (b) que hay
información sobre dichas partidas en las notas y (c) cómo evaluar las revelaciones en
las notas. Puesto que adquirir esa experiencia tiene un costo y no todos los usuarios de
los estados financieros serán expertos contables, la información que es meramente
revelada puede que no se refleje completamente en los precios de las acciones.
FC292 Segundo, preparadores y usuarios de los estados financieros parecen estar de acuerdo
en que hay una diferencia importante entre reconocimiento y revelación de
información. Los usuarios de los estados financieros han expresado enérgicamente la
opinión de que todas las formas de pagos basadas en acciones, incluyendo opciones
sobre acciones para empleados, deben reconocerse en los estados financieros, dando
lugar al reconocimiento de un gasto cuando los bienes o servicios recibidos se
consumen, y que su sola revelación en notas es inadecuada. Sus opiniones se han
expresado por varios medios, incluyendo:
(a) las respuestas de los usuarios al Documento de Discusión y al Proyecto de
Norma 2.
(b) la encuesta de 2001 por la Asociación para la Gestión de la Inversión y la
Investigación de los analistas y gestores de fondos—83 por ciento de los
encuestados dijeron que el método contable para todas las transacciones de pagos
basadas en acciones debe requerir el reconocimiento de un gasto en el estado de
resultados.
(c) comentarios públicos de los usuarios de los estados financieros, tales como los
informados por la prensa o realizados en las sesiones del Senado de los EE.UU.
FC293 Los preparadores de los estados financieros también ven una diferencia muy
importante entre reconocimiento y revelación de información. Por ejemplo, algunos
preparadores que respondieron al Documento de Discusión y al Proyecto de Norma 2,
estaban preocupados porque a menos que se requiera el reconocimiento de gastos en
todos los países, las entidades a las que se les requiera reconocer un gasto estarían en
desventaja competitiva en comparación con entidades a las que se les permite una
elección entre reconocimiento y revelación de información. Comentarios como estos
indican que los preparadores de los estados financieros consideran que el
reconocimiento de gastos tiene consecuencias que son diferentes a las de la revelación
de información.
* M E Barth, G Clinch y T Shibano. 2003. Market Effects of Recognition and Disclosure, Journal of Accounting
Research 41(4): 581-609.
NIIF 2 FC
© IASCF 273
Fiabilidad de la medición
FC294 Una razón comúnmente dada por aquellos que se oponen al reconocimiento de un
gasto que surge de transacciones que implican concesiones de opciones sobre acciones
a los empleados, es que no es posible medir esas transacciones de manera fiable.
FC295 El Consejo discutió estas preocupaciones sobre fiabilidad, después de poner primero la
cuestión en contexto. Por ejemplo, en el Consejo se destacó que cuando se estima el
valor razonable de las opciones sobre acciones, el objetivo es medir el valor razonable
en la fecha de la medición, no el valor de la acción subyacente en alguna fecha futura.
Algunos consideran que la estimación del valor razonable es inherentemente incierta
porque no se conoce, en la fecha de la medición cuál será el resultado final, por
ejemplo, cuánta será la ganancia al ejercitarla (si la hay). Sin embargo, la valoración no
intenta estimar la ganancia futura, sólo la cantidad que la otra parte pagaría para
obtener el derecho a participar en alguna ganancia futura. Por ello, con independencia
de si la opción expira sin valor o el empleado obtiene una ganancia grande al
ejercitarla, ese desenlace no significa que la estimación del valor razonable de la
opción en la fecha de la concesión fuera poco fiable o errónea.
FC296 En el Consejo también se destacó que la contabilidad a menudo implica la realización
de estimaciones, y por tanto, informar sobre el valor razonable estimado no es
inaceptable, simplemente porque la cantidad representa una estimación más que una
medida precisa. Ejemplos de otras estimaciones realizadas en contabilidad, que pueden
tener un efecto significativo en el estado de resultados y en el balance, incluyen
estimaciones de la recuperabilidad de las deudas de dudoso cobro, estimaciones de la
vida útil de los activos fijos, y el patrón de su consumo, y estimaciones de pasivos de
pensiones de los empleados.
FC297 Sin embargo, algunos argumentan que incluir en los estados financieros una
estimación del valor razonable de las opciones sobre acciones de los empleados es
diferente a incluir otras estimaciones, porque no hay corrección posterior de la
estimación. Otras estimaciones, tales como los costos de pensiones de los empleados,
finalmente serán revisadas para igualar la cantidad de efectivo desembolsada. Por el
contrario, puesto que el patrimonio no es vuelto a medir, si el valor razonable estimado
de las opciones sobre acciones de los empleados se reconoce, no hay nueva medición
de la estimación del valor razonable —salvo que la medición en la fecha de ejercicio
sea utilizada, por lo que cualquier error de estimación está permanentemente implícito
en los estados financieros.
FC298 El FASB consideró y rechazó este argumento al desarrollar la SFAS 123. Por ejemplo,
para los costos de pensiones de los empleados, el costo total no está nunca
completamente cuadrado salvo que el programa esté terminado, la cantidad atribuida a
cada año en particular no está nunca cuadrada y puede llevar décadas antes de que las
cantidades relativas a los empleados particulares estén cuadradas. Mientras tanto, los
usuarios de los estados financieros han tomado decisiones económicas basadas en los
costos estimados.
FC299 Más aún, en el Consejo se destacó que si no se reconoce el gasto con respecto a las
opciones sobre acciones de los empleados (o un gasto basado únicamente en un valor
intrínseco, que es habitualmente cero), eso también significa que hay un error
permanentemente implícito en los estados financieros. Informar que hay cero (o una
cantidad basada en el valor intrínseco, si la hay) nunca se cuadra.
FC300 El Consejo también consideró el significado de fiabilidad. Los argumentos sobre si las
estimaciones del valor razonable de las opciones sobre acciones de los empleados son
suficientemente fiables se centran en un único aspecto de fiabilidad -si la estimación
NIIF 2 FC
274 © IASCF
está libre de error significativo. El Marco, al igual que los marcos conceptuales de
otros organismos emisores de normas contables, deja claro que otro aspecto importante
de la fiabilidad es si los usuarios de los estados financieros pueden contar con la
información para representar fielmente lo que pretende representar. Por tanto, al
evaluar si un método contable determinado produce información financiera fiable, es
necesario considerar si esa información es la imagen fiel de lo que representa. Este es
un modo en que la fiabilidad está vinculada a otra característica cualitativa importante
de la información financiera, la relevancia.
FC301 Por ejemplo, en el contexto de pagos basados en acciones, algunos entre quienes
respondieron abogan por medir las opciones sobre acciones a los empleados al valor
intrínseco en lugar de al valor razonable, porque el valor intrínseco se considera como
una medida mucho más fiable. Si el valor intrínseco es una medida más fiable es
dudoso— está con certeza menos sujeto a error de estimación, pero es improbable que
sea una medida que represente la imagen fiel de la remuneración. Ni tampoco es el
valor intrínseco una medida relevante, especialmente cuando se mide en la fecha de la
concesión. Muchas opciones sobre acciones de los empleados se emiten a un precio
de ejercicio igual al precio actual del mercado, por lo que no tienen valor
intrínseco en la fecha de la concesión. Una opción sobre acciones sin valor intrínseco
consiste completamente en valor temporal. Si una opción sobre acciones se mide al
valor intrínseco en la fecha de la concesión, se atribuye el valor cero a la opción sobre
acciones. Por tanto, al ignorar el valor temporal, la cantidad atribuida a la opción sobre
acciones está 100 por cien subvalorada.
FC302 Otra característica cualitativa es la comparabilidad. Algunos argumentan que, dadas las
incertidumbres relativas a estimar el valor razonable de las opciones sobre acciones a
los empleados, es mejor que todas las entidades presenten información por valor de
cero, porque esto hará los estados financieros más comparables. Argumentan que si,
por ejemplo, para dos entidades la cantidad ‘real’ del gasto relativo a las opciones
sobre acciones a los empleados es de 500.000 u.m., y las incertidumbres de estimación
hacen que una entidad presente información de 450.000 u.m., y la otra presente
información de 550.000 u.m., los estados financieros de las dos entidades deberían ser
más comparables si ambos presentasen información por valor de cero, en lugar de estas
cifras divergentes.
FC303 Sin embargo, es improbable que dos entidades cualesquiera tengan la misma cantidad
de gasto de remuneración basado en acciones a los empleados. Investigaciones (por
ejemplo, Bear Stearns y Credit Suisse First Boston) indican que el gasto varía
ampliamente de industria a industria, de entidad a entidad y de año a año. Presentar
información valor de cero en lugar de una cantidad estimada es probable que haga los
estados financieros mucho menos comparables, no más comparables. Por ejemplo, si el
gasto estimado de remuneración basado en acciones a los empleados de la
Compañía A, la Compañía B y la Compañía C es de 10.000 u.m., 100.000 u.m. y
1.000.000 u.m. respectivamente, presentar información `por valor de cero no hará sus
estados financieros comparables.
FC304 En el contexto de la anterior discusión de fiabilidad, el Consejo trató la cuestión si las
transacciones que implican opciones sobre acciones concedidas a los empleados
pueden medirse con suficiente fiabilidad para el propósito de reconocimiento en los
estados financieros. En el Consejo se destacó que muchos entre quienes respondieron
al Documento de Discusión aseguraron que esto no es posible. Argumentan que los
modelos de valoración de opciones no pueden aplicarse a las opciones sobre acciones a
los empleados, debido a las diferencias entre opciones a los empleados y opciones
negociadas.
NIIF 2 FC
© IASCF 275
FC305 El Consejo consideró estas diferencias, con la ayuda del Grupo Asesor del proyecto y
otros expertos, y ha alcanzado conclusiones sobre cómo tener en cuenta estas
diferencias al estimar el valor razonable de las opciones sobre acciones a los
empleados, tal como se explica en los párrafos FC145-FC199. Al hacerlo, en el
Consejo se destacó que el objetivo es medir el valor razonable de las opciones sobre
acciones, es decir, una estimación del precio que habrían tenido estos instrumentos de
patrimonio en la fecha de la concesión en una transacción realizada en condiciones de
independencia mutua entre partes interesadas y debidamente informadas. La
metodología de valoración aplicada debe ser por tanto, coherente con metodologías de
valoración que los participantes del mercado utilizarían para valorar instrumentos
financieros similares de valoración, y debe incorporar todos los factores y supuestos
que los participantes del mercado interesados y debidamente informados considerarían
al establecer el precio.
FC306 Por tanto, los factores que un participante en el mercado interesado y debidamente
informado no consideraría al establecer el precio de una opción no son relevantes
cuando se estima el valor razonable de las acciones, opciones sobre acciones u otros
instrumentos de patrimonio concedidos. Por ejemplo, para opciones sobre acciones
concedidas a los empleados, los factores que afectan al valor de la opción sólo desde la
perspectiva individual del empleado son irrelevantes para la estimación del precio que
debería establecer un participante en el mercado interesado y debidamente informado.
Muchos de quienes respondieron sobre fiabilidad de la medición y las diferencias entre
opciones sobre acciones a los empleados y opciones cotizadas, se centraron a menudo
en el valor de la opción desde la perspectiva del empleado. Por tanto, el Consejo
concluyó que las NIIF deben enfatizar que el objetivo es estimar el valor razonable de
la opción sobre acciones, no el valor específico para el empleado.
FC307 En el Consejo se destacó que hay evidencia para apoyar una conclusión de que es
posible hacer una estimación fiable del valor razonable de las opciones sobre acciones
a los empleados. Primero, hay investigación académica para apoyar esta conclusión
(por ejemplo, Carpenter 1998, Maller, Tan and Van De Vyver 2002).* Segundo, los
usuarios de los estados financieros consideran los valores razonables estimados como
suficientemente fiables para el reconocimiento en los estados financieros. Evidencia
sobre esto puede encontrarse en una variedad de fuentes, tales como las cartas con
comentarios recibidas de usuarios de los estados financieros que respondieron al
Documento de Discusión y al Proyecto de Norma 2. Las opiniones de los usuarios son
importantes porque el objetivo de los estados financieros es proporcionar información
de alta calidad, transparente y comparable que ayude a los usuarios a tomar decisiones
económicas. En otras palabras, se tiene la intención de que los estados financieros
satisfaganr las necesidades de los usuarios, en lugar de los preparadores u otros grupos
de interés. El propósito de establecer normas contables es asegurar que, donde sea
posible, la información proporcionada en los estados financieros satisface las
necesidades de los usuarios. Por tanto, si las personas que utilizan los estados
financieros al tomar decisiones económicas consideran las estimaciones de valor
razonable como suficientemente fiables para que se reconozca en los estados
financieros, esto proporciona fuerte evidencia de la fiabilidad de la medición.
FC308 En el Consejo también se destacó que, aunque el FASB decidiera permitir elegir entre
el reconocimiento y la revelación de los gastos que surgen de las transacciones de
* J N Carpenter. 1998. The exercise and valuation of executive stock options Journal of Financial Economics
48: 127-158.
R A Maller, R Tan y M Van De Vyver. 2002. How Might Companies Value ESOs? Australian Accounting
Review 12 (1): 11-24.
NIIF 2 FC
276 © IASCF
pagos basados en acciones de empleados, no lo hizo por razones técnicas, ni porque
estuviera de acuerdo con la opinión de que no fuera posible una medición fiable.
El Consejo continúa creyendo que el uso de modelos de valoración de opciones, como se
modifica en esta norma, producirá estimaciones del valor razonable de los valores de
opciones suficientemente fiables para justificar el reconocimiento en los estados
financieros. La imprecisión en esas estimaciones no justifica la falta de reconocimiento de
los costos de remuneración provenientes de opciones sobre acciones de los empleados. Esa
creencia subyace en la recomendación del Consejo a las entidades de adoptar el método
basado en el valor razonable para reconocer en sus estados financieros los costos de
remuneración al empleado basados en acciones. (SFAS 123, Fundamentos de las
Conclusiones, párrafo 117)
FC309 En resumen, habrá un error permanente implícito en los estados financieros si se
omiten en los estados financieros los gastos que surgen de las concesiones de opciones
sobre acciones a empleados, o se reconocen utilizando el método del valor intrínseco
(que normalmente da lugar a un gasto de cero) o el método del valor mínimo,. Por
tanto, la cuestión es, ¿qué método contable va probablemente a producir la menor
cantidad de errores y la información más relevante y comparable- una estimación del
valor razonable, que podría producir alguna subvaloración o sobrevaloración del gasto
asociado, u otra base de medición, tal como el valor intrínseco (sobre todo si se mide
en la fecha de concesión), que con toda seguridad dará lugar a una subvaloración
sustancial del activo asociado?
FC310 Teniendo en consideración todo lo anterior, el Consejo concluyó que, en la práctica
totalidad de los casos, el valor razonable estimado de opciones sobre acciones a
empleados en la fecha de la concesión puede ser medido con suficiente fiabilidad con
el propósito de reconocer en los estados financieros las transacciones de pago a
empleados basadas en acciones. El Consejo por tanto concluyó que, en general, la NIIF
sobre pagos basados en acciones debe requerir un método de medición del valor
razonable para ser aplicado a todo tipo de transacciones de pagos basadas en acciones,
incluyendo todos los tipos de pagos a empleados basados en acciones. Por lo tanto, el
Consejo concluyó que la NIIF no debe permitir elegir entre un método de medición del
valor razonable y un método de medición del valor intrínseco, ni tampoco debe
permitir elegir entre el reconocimiento y la revelación de información sobre los gastos
que surgen de las transacciones de pago a empleados basadas en acciones
Modificaciones necesarias en otras Normas.
Efectos impositivos de las transacciones con pagos
basados en acciones
FC311 Si los gastos como consecuencia de las transacciones con pagos basados en acciones
son deducibles, y en tal caso, si el importe de la deducción fiscal es igual al gasto que
se informa y si la deducción fiscal se produce en el mismo periodo contable, son
aspectos que varían de país a país.
FC312 Si el importe de la deducción fiscal es igual al gasto que se informa, pero esta
deducción se produce en un periodo contable posterior, esto dará lugar a una diferencia
temporaria deducible según la NIC 12 Impuesto a las Ganancias. Las diferencias
temporarias surgen normalmente de las diferencias entre el importe en libros de los
activos y pasivos y el importe atribuido a esos activos y pasivos a efectos fiscales. Sin
embargo, la NIC 12 también trata el caso de partidas que tienen base fiscal pero que no
están reconocidas como activos ni como pasivos en el balance. Un ejemplo que se da
es el de los costos de investigación que se reconocen como un gasto en los estados
NIIF 2 FC
© IASCF 277
financieros en el periodo en el cual se incurre en estos costos, pero que a efectos
fiscales son deducibles en ejercicio contable posterior. La Norma establece que la
diferencia entre la base fiscal de los costos de investigación, que es el importe que será
deducible en un periodo contable futuro, y el importe en libros de cero es una
diferencia temporaria deducible que da lugar a un activo por impuestos diferidos
(NIC 12, párrafo 9).
FC313 La aplicación de esta guía indica que si un gasto que surge de una transacción con
pago basado en acciones es reconocido en los estados financieros en un periodo
contable y es fiscalmente deducible en un periodo contable posterior, este hecho debe
ser contabilizado como una diferencia temporaria deducible según la NIC 12. Según
esta norma un activo por impuestos diferidos se reconoce para todas las diferencias
temporarias deducibles en la medida en que sea probable disponer de ganancias
fiscales contra las cuales poder utilizar las citadas diferencias temporarias (NIC 12,
párrafo 24).
FC314 En tanto que la NIC 12 no comenta las situaciones inversas, se aplica la misma lógica.
Por ejemplo, supongamos que la entidad puede reclamar una deducción fiscal por el
importe total de la transacción en la fecha de la concesión pero que la entidad reconoce
un gasto que surge de esa transacción a lo largo del periodo de consolidación. La
aplicación de la guía de la NIC 12 sugiere que esto debe ser contabilizado como una
diferencia temporaria impositiva, y por lo tanto debe reconocerse un pasivo por
impuestos diferidos.
FC315 Sin embargo, el importe de la deducción fiscal podría diferir del importe del gasto
reconocido en los estados financieros. Por ejemplo, las bases de medición aplicadas
con propósitos contables podrían no ser las mismas que las utilizadas con propósitos
fiscales, por ejemplo podría utilizarse el valor intrínseco con propósitos fiscales y el
valor razonable con propósitos contables. De forma similar, la fecha de medición
podría diferir. Por ejemplo, las entidades de los Estados Unidos reciben una deducción
fiscal basada en el valor intrínseco a la fecha de ejercicio con respecto a algunas
opciones sobre acciones, mientras que con propósitos contables, una entidad que
aplicase la SFAS 123 reconocería un gasto en función del valor razonable de la opción,
medido en la fecha de concesión. Podría haber también otras diferencias en el método
de medición aplicado con propósitos contables y fiscales, por ejemplo las diferencias
en el tratamiento de las caducidades o diferentes metodologías de valoración aplicadas.
FC316 La SFAS 123 requiere que, si el importe de la deducción fiscal excede el gasto total
reconocido en los estados financieros, el beneficio fiscal como consecuencia del
exceso de deducción debe ser reconocido como un capital desembolsado adicional, es
decir como un crédito directo a patrimonio. Por el contrario, si la deducción fiscal es
menor que el gasto total reconocido con propósitos contables, la baja en cuentas del
impuesto diferido asociado que excede al beneficio de la deducción fiscal se reconoce
en el estado de resultados, excepto en la medida que haya capital desembolsado
adicional restante como consecuencia de un exceso de deducciones fiscales
procedentes de transacciones con pagos basados en acciones anteriores (SFAS 123,
párrafo 44).
FC317 A primera vista, podría parecer cuestionable acreditar o adeudar directamente al
patrimonio neto importes que relacionan diferencias entre el importe de la deducción
fiscal y el gasto total reconocido. Los efectos fiscales de cualquiera de tales diferencias
normalmente se llevaría a través del estado de resultados. Sin embargo, algunos
argumentan que el enfoque de la SFAS 123 es apropiado si la razón de la diferencia
entre el importe de la deducción fiscal y el gasto reconocido es que se ha aplicado una
fecha de medición diferente.
NIIF 2 FC
278 © IASCF
FC318 Por ejemplo, supongamos que con propósitos contables se utiliza la medición en la
fecha de concesión y que con propósitos fiscales se utiliza la medición de la fecha de
ejercicio. Bajo la medición en la fecha de concesión, cualquier cambio en el valor del
instrumento de patrimonio neto posterior a la fecha de concesión se acumula (o
devenga) al empleado (u otra parte) en su condición de participantes del patrimonio
neto. Por lo tanto, algunos argumentan que cualquier efecto fiscal que surge como
consecuencia de estos cambios de valoración deben ser acreditados al patrimonio neto
(o debitados contra el patrimonio neto, si el valor del instrumento de patrimonio neto
disminuye).
FC319 Del mismo modo, algunos argumentan que las deducciones fiscales surgen a partir de
una transacción de patrimonio (el ejercicio de las opciones), y por lo tanto los efectos
fiscales deben ser contabilizados en el patrimonio. También puede argumentarse que
este tratamiento es coherente con el requisito de la NIC 12 de contabilizar los efectos
impositivos de transacciones o sucesos del mismo modo que la entidad contabiliza
dichas transacciones o sucesos en sí mismos. Si la deducción fiscal tiene relación con
una partida del estado de resultados y con otra del patrimonio neto, los efectos fiscales
asociados deben ser distribuidos entre el estado de resultados y el patrimonio neto.
FC320 Otros están en desacuerdo, argumentando que la deducción fiscal está relacionada con
el gasto de remuneración a los empleados, es decir una partida del estado de resultados
únicamente, y por lo tanto todos efectos fiscales de la deducción deben ser reconocidos
en el estado de resultados. El hecho de que la autoridad fiscal aplique un método
diferente para medir el importe de la deducción fiscal no altera esta conclusión. Un
argumento adicional, es que este tratamiento es coherente con el Marco Conceptual, ya
que informar directamente sobre importes en el patrimonio neto debería ser
inapropiado, dado que el gobierno no es el propietario de la entidad.
FC321 En el Consejo se destacó que, si uno acepta que podría ser apropiado debitar/acreditar
en el patrimonio neto el efecto impositivo de la diferencia entre el importe de la
deducción fiscal y el gasto total reconocido cuando esta diferencia guarda relación con
cambios en el valor de las participaciones en el patrimonio neto, podría haber otras
razones por las que el importe de la deducción fiscal difiera del gasto total reconocido.
Por ejemplo, la valoración en la fecha de concesión, podría ser utilizada con propósitos
contables y fiscales, pero la metodología de valoración utilizada con propósitos
fiscales podría producir un mayor valor que la metodología utilizada con propósitos
contables (por ejemplo, los efectos de una ejercitación anticipada, podrían ignorarse en
la valoración de una opción con propósitos fiscales). El Consejo, no vio ningún motivo
por el cual, en esta situación, el exceso de deducciones fiscales deba ser acreditado al
patrimonio.
FC322 Al desarrollar el Proyecto de Norma 2, el Consejo concluyó que los efectos
impositivos de las transacciones de pago basadas en acciones deben ser reconocidos en
el estado de resultados al ser tenidos en cuenta en la determinación del gasto fiscal. Se
acordó que esto debe ser explicado mediante un ejemplo detallado en una modificación
importante de la NIC 12.
FC323 Durante la nueva deliberación del Consejo de las propuestas del Proyecto de Norma 2,
éste reconsideró los puntos anteriores y concluyó que los efectos fiscales de una
transacción con pagos basados en acciones liquidada mediante instrumentos de
patrimonio deben ser distribuidos entre el estado de resultados y el patrimonio neto. El
Consejo consideró entonces, el modo en que debe llevarse a cabo esta distribución y
los aspectos relacionados, tales como la medición de los activos por impuestos
diferidos.
NIIF 2 FC
© IASCF 279
FC324 Según la NIC 12, el activo por impuesto diferido como consecuencia de una diferencia
temporaria deducible se calcula de acuerdo al importe que las autoridades fiscales
permitirán deducir en periodos futuros. En consecuencia, el Consejo concluyó que la
medición de los activos por impuestos diferidos debe basarse en una estimación de la
futura deducción fiscal. Si los cambios en el precio de la acción, afectan a la futura
deducción fiscal, la estimación de la deducción fiscal esperada debe basarse en el
precio actual de la acción.
FC325 Estas conclusiones son coherentes con las propuestas en el Proyecto de Norma 2
relativas a la medición de los activos por impuestos diferidos. Sin embargo, este
enfoque difiere de la SFAS 123, que mide el activo por impuestos diferidos en función
del gasto acumulado. El Consejó rechazó el método de medición de activo por
impuestos diferidos de la SFAS 123 porque es incoherente con la NIC 12. Como se ha
observado anteriormente, según la NIC 12, el activo por impuestos diferidos resultante
de una diferencia temporaria deducible, se basa en el importe que las autoridades
fiscales permitirán deducir en periodos futuros. Si con propósitos fiscales se aplica una
fecha de medición posterior, es muy improbable que la deducción fiscal coincida
alguna vez con el gasto acumulado, de no ser por casualidad. Por ejemplo, si se
conceden opciones sobre acciones a los empleados, y la entidad recibe una deducción
fiscal medida como la diferencia entre el precio de la acción y el precio de ejercicio en
la fecha de ejercicio, es casi imposible que la deducción fiscal coincida alguna vez con
el gasto acumulado. Al basar la medición del activo por impuestos diferidos en el gasto
acumulado, el método de la SFAS 123 probablemente va a dar lugar a una
subvaloración o una sobrevaloración del activo por impuestos diferido. En algunas
ocasiones, tales como cuando las opciones sobre acciones tienen significativamente un
precio desfavorable, la SFAS 123 requiere que la entidad continúe reconociendo un
activo por impuestos diferido, incluso cuando la posibilidad de que la entidad recupere
dicho activo sea remota. Continuar reconociendo un activo por impuestos diferidos en
esta situación no sólo es incoherente con la NIC 12, también es incoherente con la
definición de activo del Marco Conceptual, y los requerimientos de otras NIIF para el
reconocimiento y medición de activos, incluyendo los requerimientos para evaluar el
deterioro.
FC326 El Consejo también concluyó que:
(a) si la deducción fiscal recibida (o que se espera recibir, medida como se describe
en el párrafo FC324) es menor o igual que el gasto acumulado, los beneficios
fiscales asociados recibidos (o que se espera recibir) deben ser reconocidos como
un ingreso fiscal e incluidos en el beneficio o pérdida del periodo.
(b) si la deducción fiscal recibida (o que se espera recibir, medida como se describe
en el párrafo FC324) excede el gasto acumulado, el exceso de beneficios fiscales
asociados recibidos (o que se espera recibir) deben ser contabilizados
directamente en el patrimonio.
FC327 El método de distribución anterior es similar al aplicado en la SFAS 123, con algunas
excepciones. En primer lugar, el método de distribución anterior garantiza que el
beneficio fiscal reconocido en total en el estado de resultados con respecto a una
transacción en particular, con pago basado en acciones, no exceda del beneficio fiscal
finalmente recibido. El Consejo se mostró en desacuerdo con el enfoque de la
SFAS 123, que algunas veces produce que los beneficios fiscales totales reconocidos
en el estado de resultados superen los beneficios fiscales obtenidos finalmente, ya que,
en algunas situaciones, la SFAS 123 permite dar de baja del patrimonio la parte no
recuperada de los activos por impuestos diferidos.
NIIF 2 FC
280 © IASCF
FC328 En segundo lugar, el Consejo concluyó que el anterior método de distribución debe ser
aplicado con independencia de la razón por la cual la deducción fiscal recibida (o que
se espera ser recibida) difiere del gasto acumulado. El método de la SFAS 123 está
basado en la legislación fiscal de los Estados Unidos, según la cual el exceso de
beneficios fiscales acreditado al patrimonio (si lo hay) se produce como consecuencia
de la utilización con propósitos fiscales de una fecha de medición posterior. El Consejo
estuvo de acuerdo con quienes respondieron que el tratamiento contable debe ser
susceptible de ser aplicado en varias jurisdicciones fiscales. El Consejo estaba
preocupado sobre si requerir a las entidades examinar las razones por las que existe
una diferencia entre la deducción fiscal y el gasto acumulado, y a partir de ahí
contabilizar los efectos fiscales consecuentemente, debería ser demasiado complicado
como para ser aplicado coherentemente a lo largo de un amplia gama de diferentes
legislaciones fiscales.
FC329 En el Consejo se destacó que podría necesitar en el futuro reconsiderar sus
conclusiones sobre la contabilización de los efectos fiscales de las transacciones de
pago basadas en acciones, por ejemplo, si el Consejo revisa la NIC 12 más
ampliamente.
Contabilización de la tenencia de acciones propias
FC330 La NIC 32 requiere deducir del patrimonio neto la adquisición de acciones propias en
cartera, y no debe reconocerse ningún beneficio ni pérdida derivados de la venta,
emisión o cancelación de las acciones propias en cartera. La contraprestación recibida
en la venta o emisión posterior de acciones propias se acredita a patrimonio neto.
FC331 Este tratamiento es coherente con el Marco Conceptual. La recompra de acciones y su
posterior vuelta a emitir o transferir a terceros son transacciones con las aportaciones
de los propietarios que deben ser reconocidas como variaciones del patrimonio. En
términos contables, no existe diferencia entre las acciones que se recompran y son
canceladas, y las acciones que se recompran y quedan en poder de la entidad. En
ambos casos, la recompra implica una salida de recursos hacia los accionistas (por
ejemplo una distribución), reduciendo de ese modo, la inversión de los accionistas en
la entidad. De forma similar, tampoco hay diferencia entre una nueva emisión de
acciones previamente recompradas y mantenidas en la cartera propia. En ambos casos,
se produce una entrada de recursos por parte de los accionistas, aumentando de ese
modo, la inversión de los accionistas en la entidad. Aunque la práctica contable en
algunas jurisdicciones trata las acciones propias como activos, este tratamiento no es
coherente con la definición de activos que hace el Marco Conceptual y los marcos
conceptuales de otros organismos emisores de normas, como se explicó en el
Documento de Discusión (pie de página al párrafo 4.7 del Documento de Discusión,
anteriormente reproducido en el párrafo FC73).
FC332 Dado que las acciones propias en cartera se tratan como un activo en algunas
jurisdicciones, será necesario cambiar su tratamiento contable cuando esta NIIF sea
aplicada, ya que de otra forma una entidad debería enfrentarse a dos partidas de gasto -
un gasto que se origina en una transacción con pagos basados en acciones (por el
consumo de bienes y servicios recibidos como contraprestación por la emisión de un
instrumento de patrimonio) y otro gasto que surge de la disminución de valor del
“activo” por acciones propias emitidas o transferidas a los empleados a un precio de
ejercicio que es menor que su precio de compra.
NIIF 2 FC
© IASCF 281
FC333 Por lo tanto, el Consejo concluyó que los requerimientos en los párrafos relevantes de
la NIC 32 relativos a las acciones propias en cartera deben aplicarse también a las
acciones propias en cartera compradas, vendidas, emitidas o canceladas en relación
con los planes de acciones de empleados u otros compromisos de pago basados en
acciones.
NIIF 2 GI
282 © IASCF
NIIF 2 GI
ÍNDICE
párrafos
GUÍA DE IMPLEMENTACIÓN DE LA
NIIF 2 PAGOS BASADOS EN ACCIONES
DEFINICIÓN DE LA FECHA DE CONCESIÓN GI1–GI4
MEDICIÓN DE LA FECHA DE TRASACCIONES CON PARTES
DISTINTAS DE LOS EMPLEADOS GI5–GI6
DISPOSICIONES TRANSITORIAS GI8
EJEMPLOS ILUSTRATIVOS GI9–GI22
Transacciones con pagos basados en acciones liquidadas con
instrumentos de patrimonio GI9–GI17
Transacciones con pagos basados en acciones liquidadas en efectivo GI18–GI19
Acuerdos con pagos basados en acciones, que dan alternativas de
liquidación en efectivo GI20–GI22
EJEMPLO DE REVELACIONES GI23
NIIF 2 GI
© IASCF 283
Guía de Implementación de la NIIF 2
Pagos Basados en Acciones
Esta guía acompaña a la NIIF 2, pero no forma parte de la misma.
Definición de la fecha de concesión
GI1 La NIIF 2 define la fecha de concesion como la fecha en la que la entidad y el
empleado (u otra parte que presta un servicio similar) alcanzan un acuerdo de pagos
basados en acciones, que se produce cuando la entidad y la contraparte llegan a un
entendimiento compartido sobre los plazos y condiciones del acuerdo. En la fecha de
concesión, la entidad confiere a la otra parte el derecho a recibir efectivo, otros activos,
o instrumentos de patrimonio de la misma, sujeto al cumplimiento, en su caso, de
determinadas condiciones para la irrevocabilidad (o consolidación). Si ese acuerdo está
sujeto a un proceso de aprobación (por ejemplo, por los accionistas) la fecha de
concesión es aquélla en la que se obtiene la aprobación.
GI2 Como se destacó anteriormente, la fecha de concesión es cuando ambas partes
alcanzan el acuerdo de pagos basados en acciones. La palabra “acordar” se usa en su
sentido habitual, que significa que debe haber tanto una oferta como una aceptación de
la oferta. Por lo tanto, la fecha en que una parte hace la oferta a otra parte no es la
fecha de concesión. La fecha de concesión es cuando la otra parte acepta la oferta. En
algunos casos, la contraparte acepta el acuerdo explícitamente, por ejemplo firmando
un contrato. En otros casos, el acuerdo puede ser implícito, por ejemplo en muchos
acuerdos de pagos basados en acciones con empleados, el acuerdo de los empleados se
evidencia cuando comienzan a prestar servicios.
GI3 Además, para que ambas partes hayan aceptado el acuerdo de pago basado en
acciones, ambas partes deben llegar a un entendimiento compartido sobre los términos
y condiciones del acuerdo. Por tanto, si alguno de los términos y condiciones del
acuerdo se acuerdan en una fecha, y los restantes términos y condiciones se acuerdan
en una fecha posterior, la fecha de concesión es la fecha posterior, cuando todos los
términos y condiciones han sido acordados. Por ejemplo, si una entidad acuerda emitir
opciones sobre acciones a un empleado, pero el precio de ejercicicio de las opciones se
determinará por un comité de compensación que se reune cada tres meses, la fecha de
concesión será cuando el precio de ejercicio se determine por el comité de
compensación.
GI4 En algunos casos, la fecha de concesión puede ser posterior al momento en que los
empleados a los que se les han concedido los instrumentos de patrimonio hayan
empezado a prestar servicios. Por ejemplo, si una concesión de instrumentos de
patrimonio está sujeta a la aprobación de los accionistas, la fecha de concesión puede
ser meses después de que los empleados hayan empezado los prestar servicios en
relación con dicha concesión. La NIIF require que la entidad reconozca los servicios
cuando los recibe. En esta situación, la entidad debe estimar el valor razonable de los
instrumentos de patrimonio en la fecha de concesión (por ejemplo estimando el valor
razonable de los instrumentos de patrimonio al final del periodo sobre el que se
informa), con el propósito de reconocer los servicios recibidos durante el periodo entre
el comienzo del servicio y la fecha de concesión. Una vez se ha establecido la fecha de
concesión, la entidad debe revisar su estimación anterior para que los importes
reconocidos por los servicios recibidos en relación con la concesión estén finalmente
basados en valor razonable de los instrumentos financieros en la fecha de concesión.
NIIF 2 GI
284 © IASCF
Medición de la fecha de trasacción con partes distintas de los
empleados
GI5 Para transacciones con partes distintas a los empleados (y otras que presten servicios
similares) que se midan por referencia al valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos, el párrafo 13 de la NIIF 2 require que la entidad mida dicho
valor razonable a la fecha que la entidad obtiene los bienes o la contraparte presta los
servicios.
GI6 Si los bienes o servicios se reciben en más de una fecha, la entidad debe medir el valor
razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos en cada fecha en la que se
reciban bienes o servicios. La entidad debe aplicar dicho valor razonable cuando se
midan los bienes o servicios recibidos en dicha fecha.
GI7 No obstante, en algunos casos puede utilizarse una aproximación. Por ejemplo, si una
entidad recibe servicios de manera continua durante un periodo de tres meses, y el
precio de sus acciones no cambia significativamente durante dicho periodo, la entidad
puede utilizar el precio medio de la acción durante el periodo de tres meses cuando
estime el valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos.
Disposiciones transitorias
GI8 En el párrafo 54 de la NIIF 2, se alienta a la entidad, pero no se requiere, que aplique
los requerimientos de la NIIF a otras concesiones de instrumentos de patrimonio neto
(es decir, concesiones distintas de las especificadas en el párrafo 53 de la NIIF), si la
entidad ha revelado públicamente el valor razonable de dichos instrumentos de
patrimonio, medidos a la fecha de medición. Por ejemplo, dichos instrumentos de
patrimonio incluyen instrumentos de patrimonio para los cuales la entidad ha revelado
en las notas a sus estados financieros la información requerida en Estados Unidos por
la SFAS 123 Contabilización de Compensaciones basadas en Acciones.
Ejemplos Ilustrativos
Transacciones con pagos basados en acciones liquidadas
con instrumentos de patrimonio
GI9 Para las transaciones liquidadas con instrumentos de patrimonio medidas por
referencia al valor razonable de los instrumentos de patrimonio concedidos, el
párrafo 19 de la NIIF 2 señala que condiciones de consolidación (o irrevocabilidad) del
derecho*, distintas de las condiciones referidas al mercado, no se tendrán en cuenta en
la estimación del valor razonable de las acciones o de las opciones sobre acciones en la
fecha de medición (es decir fecha de concesión, para transaciones con empleados u
otros que presten servicios similares). En cambio, las condiciones de consolidación se
tendrán en cuenta a través del ajuste del número de instrumentos de patrimonio
incluidos en la valoración del importe de la transacción de forma que, en última
instancia, el importe reconocido para los bienes o los servicios recibidos como
contrapartida de los instrumentos de patrimonio concedidos se base en el número de
instrumentos de patrimonio que eventualmente se consolidarán. Por ello, no se
reconocerá ningún importe acumulado por los bienes o servicios recibidos, si los
* En el resto de este párrafo, la discusión sobre las condiciones de consolidación excluye las condiciones de
mercado, la cuales están sujetas a los requerimientos del párrafo 21 de la NIIF 2.
NIIF 2 GI
© IASCF 285
instrumentos de patrimonio concedidos no se consolidan a consecuencia del
incumplimiento de alguna condición necesaria para la consolidación de los mismos,
por ejemplo, si la contraparte no completa un determinado periodo de prestación de
servicios, o no cumple alguna condición relativa al desempeño. Este método contable
se conoce como el método de la fecha de concesión modificada, porque el número de
instrumentos de patrimonio incluidos en la determinación del importe de la transacción
se ajusta para reflejar el desenlace de las condiciones de consolidación del derecho,
pero no se hace un ajuste por el valor razonable de dichos instrumentos de patrimonio.
El valor razonable se estima a la fecha de concesion (para transacciones con empleados
y otras partes que presten servicios similares) y no se revisa posteriormente. Por lo
tanto, no se tienen en cuenta ni incrementos ni decrementos en el valor razonable de
los instrumentos de patrimonio después de la fecha de concesión para determinar el
importe de la transacción (distintos de los que tienen lugar en el contexto de medición
del incremento en el valor razonable transferido si una concesión de instrumentos de
patrimonio se modifica posteriormente).
GI10 Para aplicar estos requerimientos, el párrafo 20 de la NIIF 2 requiere que la entidad
reconozca los bienes o servicios recibidos durante el periodo para la consolidación,
basado en la mejor estimación disponible del número de instrumentos de patrimonio
que se espere consolidar y revisará esta estimación, si es necesario, si la información
posterior indica que el número de instrumentos de patrimonio que se espera consolidar
difiera de las estimaciones previas. En la fecha de consolidación, la entidad revisa la
estimación para que sea igual al número de instrumentos de patrimonio que finalmente
se consolidan (teniendo en cuenta los requerimientos del párrafo 21 referentes a las
condiciones de mercado).
GI11 En los siguientes ejemplos, las opciones sobre acciones concedidas se consolidan todas
al mismo tiempo, al final del periodo especificado. En algunas situaciones, las
opciones sobre acciones u otros instrumentos de patrimonio concedidos pueden
consolidarse en varios plazos a lo largo del periodo de consolidación. Por ejemplo,
supongamos que se conceden a un empleado 100 opciones sobre acciones, que se
consolidarán en plazos de 25 opciones sobre acciones al final de cada año a lo largo de
los próximos cuatro años. Para aplicar los requerimientos de la NIIF, la entidad debe
tratar cada plazo como una concesión de opciones sobre acciones independiente,
porque cada plazo tiene un periodo de consolidación diferente, y por tanto el valor
razonable de cada plazo diferirá (porque la duración del periodo de concesión afecta,
por ejemplo, al calendario probable de flujos de efectivo que surgen del ejercicio de las
opciones).
GI Ejemplo 1
Antecedentes
Una entidad concede 100 opciones sobre acciones a sus 500 empleados. Cada
concesión está condicionada a que el empleado trabaje para la entidad durante los
próximos tres años. La entidad estima que el valor razonable de cada opción sobre
acción es de 15 u.m.(a)
Sobre la base de una media ponderada de probabilidades, la entidad estima que el
20 por ciento de los empleados se irá durante el periodo de tres años y por tanto se
anularan sus derechos sobre las opciones sobre acciones.
Continúa…
NIIF 2 GI
286 © IASCF
…Continuación
GI Ejemplo 1
Aplicación de los requisitos
Escenario 1
Si todo resulta exactamente como se esperaba, la entidad reconoce los siguientes
importes durante el periodo de consolidación de derechos, por los servicios recibidos
como contrapartida de las opciones sobre acciones.
Año Cálculo Gasto de la
remuneración
por periodo
Gasto por
remuneración
acumulada
u.m. u.m.
1 50.000 opciones × 80% × 15 u.m. ×
1/3 años 200.000 200.000
2 (50.000 opciones × 80% × 15 u.m. ×
2/3 años) – 200.000 u.m. 200.000 400.000
3 (50.000 opciones × 80% × 15 u.m. ×
3/3 años) – 400.000 u.m. 200.000 600.000
Escenario 2
Durante el primer año, se van 20 empleados. La entidad revisa su estimación del total
de abandonos de empleados durante el periodo de tres años pasando del 20 por ciento
(100 empleados) al 15 por ciento (75 empleados). Durante el segundo año, se van
otros 22 empelados. La entidad revisa su estimación del total de abandonos de
empleados durante el periodo de tres años pasando del 15 por ciento al 12 por ciento
(60 empleados). Durante el tercer año, se van otros 15 empelados. Por lo tanto, un
total de 57 empleados anulan sus derechos de opciones sobre acciones durante el
periodo de tres años, y se consolidan un total de 44.300 opciones sobre acciones
(443 empleados × 100 opciones por empleado) al final del tercer año.
Año Cálculo Gasto de la
remuneración
por periodo
Gasto por
remuneración
acumulada
u.m. u.m.
1 50.000 opciones × 85% × 15 u.m.
× 1/3 años 212.500 212.500
2 (50.000 opciones × 88% × 15 u.m.
× 2/3 años) – 200.000 u.m. 227.500 440.000
3 (44.300 opciones × 15 u.m.) – 440.000
u.m. 224.500 664.500
(a) En este ejemplo, y en todos los demás ejemplos de esta guía, los importes monetarios se
denominan en “unidades monetarias” (u.m.).
GI12 En el Ejemplo 1, las opciones sobre acciones se consolidan con la condición de que los
empleados completen un periodo de servicio determinado. En algunos casos, una
concesión de una opción sobre acción o acción puede estar también condicionada al
logro de un objetivo establecido de desempeño. Los Ejemplos 2, 3 y 4 ilustran la
aplicación de la NIIF a concesiones de opciones sobre acciones o acciones con
condiciones de desempeño (distintas de las condiciones referidas al mercado, que se
discuten en el párrafo GI 13 y se ilustran en los Ejemplos 5 y 6). En el Ejemplo 2, la
duración del periodo de consolidación varia, en función de cuando se satisface la
condición de desempeño. El párrafo 15 de la NIIF require que la entidad estime la
duración esperada del periodo de consolidación, basándose en el desenlace más
NIIF 2 GI
© IASCF 287
probable de la condición de desempeño, y revisar dicha estimación, si fuera necesario,
si información posterior indica que la duración del periodo de consolidación del
derecho es probable que difiera de las estimaciones previas.
GI Ejemplo 2
Concesión con condición de desempeño, en la que varia la duración del periodo de
consolidación.
Antecedentes
Al principio del año 1, la entidad concede 100 acciones a cada uno de sus 500
empleados, a condición de que los empleados permanezcan empleados en la entidad
durante el periodo de consolidación de derechos. Las acciones se consolidarán al
final del primer año si las ganancias de la entidad aumentan más de un 18 por ciento,
al final del segundo año si las ganancias de la entidad aumentan más de una media
del 13 por ciento al año a lo largo del periodo de dos años, y al final del tercer año si
las ganancias de la entidad aumentan más de una media de un 10 por ciento al año a
lo largo del periodo de tres años. Las acciones tienen un valor razonable de 30u.m. al
principio del primer año, que es igual al precio de la acción a la fecha de concesión.
No se espera pagar dividendos a lo largo del periodo de tres años.
Al final del primer año, las ganancias de la entidad han aumentado un 14 por ciento,
y 30 empleados se han marchado. La entidad espera que las ganancias continuen
aumentando a una tasa similar en el segundo año, y por tanto espera que las acciones
se consoliden al final del segundo año. La entidad espera, a partir de una media
ponderada de probabilidad, que se vayan otros 30 empleados durante el segundo año,
y por tanto espera que 440 empleados consolidaden sus 100 acciones cada uno al
final del segundo año.
Al final del segundo año, las ganancias de la entidad han aumentado sólo un 10 por
ciento y por tanto las acciones no se han consolidado al final del segundo año. Se han
marchado 28 empleados a lo largo del año. La entidad espera que otros 25 empleados
se marchen a lo largo del tercer año, y que las ganancias de la entidad aumenten al
menos un 6 por ciento, y por tanto alcancen la media del 10 por ciento anual.
Al final del tercer año, se han ido 23 empleados y la entidad ha incrementado sus
ganancias en un 8 por ciento, dando lugar a un incremento medio del 10,67 por
ciento al año. Por tanto, 419 empleados recibieron las 100 acciones al final del tercer
año.
Aplicación de los requisitos
Año Cálculo Gasto de la
remuneración
por periodo
Gasto por
remuneración
acumulada
u.m. u.m.
1 440 empleados × 100 acciones× 30u.m. ×
1/2 660.000 660.000
2 (417 empleados × 100 acciones × 30u.m.
× 2/3) – 660.000 u.m. 174.000 834.000
3 (419 empleados × 100 acciones × 30u.m.
× 3/3) – 834.000 u.m. 423.000 1.257.000
NIIF 2 GI
288 © IASCF
GI Ejemplo 3
Concesión con condición de desempeño, en la que varia el número de instrumentos
de patrimonio
Antecedentes
Al principio del año 1, la Entidad A concede opciones sobre acciones a cada uno de
sus 100 empleados que trabajan en el departamento de ventas. Las opciones sobre
acciones se consolidarán al final del año 3, siempre que el empleado continue
empleado por la entidad y siempre que el volumen de ventas de un producto
determinado incremente al menos una media de un 5 por ciento al año. Si el
volumen de venta del producto aumenta una media de entre el 5 por ciento y el
10 por ciento al año, cada empleado recibirá 100 opciones sobre acciones. Si el
volumen de ventas aumenta una media de entre el 10 por ciento y el 15 por ciento al
año cada año, cada empleado recibirá 200 opciones sobre acciones. Si el volumen de
ventas aumenta una media del 15 por ciento o más, cada empleado recibirá 300
opciones sobre acciones.
En la fecha de concesión, la Entidad A estima que las opciones sobre acciones tienen
un valor razonable de 20u.m. la opción. La Entidad A también estima que el volumen
de ventas del producto aumentará una media de entre el 10 por ciento y el 15 por
ciento al año, y por tanto espera que, los empleado que permanezcan en activo hasta
el final del tercer año consoliden 200 opciones sobre acciones. La Entidad también
estima, en base a una media ponderada de probabilidad, que el 20 por ciento de los
empleados se ira antes del final del tercer año.
Al final del primer año, siete empleados se han ido y la entidad espera que un total
de 20 empleados se vayan al final del tercer año. Por tanto, la entidad espera que 80
empleados continuen en servicio durante el periodo de tres años. Las ventas del
producto han aumentado un 12 por ciento y la entidad espera que esta tasa de
aumento continue a lo largo de los próximos dos años.
Al final del segundo año, 5 empleados más se han ido, siendo el total hasta la
fecha 12. La entidad ahora espera que sólo se vayan tres empleados más durante el
tercer año, y por tanto espera que se vayan un total de 15 durante el periodo de tres
años, y por tanto espera que permanezcan 85 empleados. Las ventas del producto han
aumentado un 18 por ciento, dando lugar hasta la fecha de una media superior 15 por
ciento durante los dos años. La entidad ahora espera que las ventas alcancen una
media de un 15 por ciento o más durante el periodo de tres años, y por tanto espera
que cada empleado reciba 300 opciones sobre acciones al final del tercer año.
Al final del tercer año, dos empleados más se han marchado. Por tanto, 14 empleados
se han ido a lo largo del periodo de tres años, y 86 permanecen. Las ventas de la
entidad han aumentado una media del 16 por ciento a lo largo de los tres años. Por lo
tanto, cada uno de los 86 empleados recibe 300 opciones sobre acciones.
Aplicación de los requisitos
Año Cálculo Gasto de la
remuneración
por periodo
Gasto por
remuneración
acumulada
u.m. u.m.
1 80 empleados × 200 opciones ×
20 u.m. × 1/3 106.667 106.667
2 (85 empleados × 300 opciones ×
20 u.m. × 2/3) – 106.667 u.m. 233.333 340.000
3 (86 empleados × 300 opciones ×
20u.m. × 3/3) – 340.000 u.m. 176.000 516.000
NIIF 2 GI
© IASCF 289
GI Ejemplo 4
Concesión con condición de desempeño, en la que varia el precio de ejercicio
Antecedentes
Al principio del año 1, una entidad concede a un alto ejecutivo 10.000 opciones sobre
acciones, condicionadas a que el ejecutivo permaneza empleado en la entidad hasta el
final del año 3. El precio de ejercicio es de 40 u.m. No obstante el precio de ejercicio
cae a 30 u.m. si las ganancias de la entidad incrementan al menos en un 10 por ciento
al año a lo largo del periodo de tres años.
En la fecha de concesión, la entidad estima que el valor razonable de las opciones
sobre acciones, con un precio de ejercicio de 30 u.m., es 16 u.m. por opción. Si el
precio de ejercicio es de 40 u.m., la entidad estima que las opciones sobre acciones
tienen un valor razonable de 12 u.m. por opción.
Durante el primer año, las ganancias de la entidad han aumentado un 12 por ciento, y
la entidad espera que las ganancias continuen aumentando a esta tasa durante los
próximos dos años. La entidad por tanto espera que el objetivo de ganancias se logre,
y por tanto que las opciones sobre acciones tengan un precio de ejercicio de 30 u.m.
Durante el segundo año, las ganancias de la entidad aumentan un 13 por ciento, y la
entidad continua esperando que el objetivo de ganancias se logre.
Durante el tercer año, las ganancias de la entidad aumentan sólo un 3 por ciento, y
por tanto el objetivo de ganancias no se ha logrado. El ejecutivo completa los tres
años de servicio, y por tanto cumple la condición de servicio. Dado que el objetivo de
ganancias no se logra, las 10.000 opciones sobre acciones consolidadas tienen un
precio de ejercicio de 40 u.m.
Aplicación de los requisitos
Dado que el precio de ejercicio varia dependiendo del desenlace de la condición de
desempeño que no es una condición referida al mercado, el efecto de la condición de
desempeño (es decir la posibilidad de que el precio de ejercicio pueda ser 40 u.m. y
la posibilidad de que el precio de ejercicio pueda ser 30 u.m.) no se tiene en cuenta
cuando se estima el valor razonable de las opciones sobre acciones a la fecha de
concesión. En su lugar, la entidad estima el valor razonable de las opciones sobre
acciones a la fecha de concesión según cada escenario (es decir, precio de ejercicio
de 40 u.m. y precio de ejercicio de 30 u.m.) y en último lugar revisa el importe de la
transacción reflejando el desenlace de la condición de desempeño, como se ilustra a
continuación.
Año Cálculo Gasto de la
remuneración
por periodo
Gasto por
remuneración
acumulada
u.m. u.m.
1 10.000 opciones × 16 u.m. × 1/3 53.333 53.333
2 (10.000 opciones × 16 u.m. × 2/3) –
53.333 u.m. 53.334 106.667
3 (10.000 opciones × 12 u.m. × 3/3) –
106.667 u.m. 13.333 120.000
NIIF 2 GI
290 © IASCF
GI13 El párrafo 21 de la NIIF requiere que las condiciones referidas al mercado, tales como
un precio objetivo de la acción al que esté condicionada la consolidación de derechos
(o su ejercicio), se tengan en cuenta al estimar el valor razonable de los instrumentos
de patrimonio concedidos. Por eso, para la concesión de instrumentos de patrimonio
con condiciones referidas al mercado, la entidad reconoce los bienes o servicios
recibidos de la contraparte que satisfagan el resto de condiciones para la consolidación
(por ejemplo, los servicios recibidos de un empleado que permanezca en activo durante
el periodo requerido), independientemente de que se cumpla la condición referida al
mercado. El Ejemplo 5 ilustra estos requerimientos.
GI Ejemplo 5
Concesión con una condición referida al mercado
Antecedentes
Al principio del año 1, una entidad concede a un alto ejecutivo 10.000 opciones sobre
acciones, condicionadas a que el ejecutivo permanezca empleado en la empresa hasta
el final de año 3. Sin embargo, las opciones sobre acciones no podrán ejercitarse a
menos que el precio de la acción haya incrementado de 50 u.m. al inicio del año 1 a
más de 65 u.m. al final del año 3. Si el precio de la acción está por encima de 65 u.m.
al final del año 3, las opciones sobre acciones podrán ejercitarse en cualquier
momento durante los próximos siete años, es decir hasta el final del año 10.
La entidad aplica un modelo de valoración de opciones binomial, que tiene en cuenta
la posibilidad de que el precio de la acción exceda 65 u.m. al final del año 3 (y por
tanto las opciones sobre acciones sean ejercitables) y la posibilidad de que el precio
de la acción no exceda 65 u.m. al final del año 3 (y por tanto las opciones se anulen).
Estima que el valor razonable de las opciones sobre acciones con está condición de
mercado es de 24 u.m. por opción.
Aplicación de los requisitos
Porque el párrafo 21 de la NIIF requiere que la entidad reconozca los servicios
recibidos de una contraparte que satisfagan el resto de condiciones para la
consolidación de derechos (por ejemplo, los servicios recibidos de un empleado que
permanezca en activo durante el periodo requerido), independientemente de que se
cumpla la condición referida al mercado, no crea ninguna diferencia que se alcance o
no el precio de acción objetivo. La posibilidad de que el precio de acción objetivo no
pueda ser logrado ha sido ya tenida en cuenta para estimar el valor razonable de las
opciones sobre acciones a la fecha de concesión. Por tanto, si la entidad espera que el
ejecutivo complete el periodo de tres años, y el ejecutivo lo hace, la entidad reconoce
los siguientes importes en los años 1, 2 y 3.
Año Cálculo Gasto de la
remuneración
por periodo
Gasto por
remuneración
acumulada
u.m. u.m.
1 10.000 opciones × 24 u.m. × 1/3 80.000 80.000
2 (10.000 opciones × 24 u.m. × 2/3) –
80.000 u.m. 80.000 160.000
3 (10.000 opciones × 24u.m.) –
160.000 u.m. 80.000 240.000
Continúa…
NIIF 2 GI
© IASCF 291
…Continuación
GI Ejemplo 5
Como se destacó anteriormente, estos importes se reconocen independientemente del
desenlace de la condición referida al mercado. Sin embargo, si el ejecutivo se va
durante el segundo año (o tercer año), el importe reconocido durante el primer año (y
segundo ños) revertirá en el segundo año (o tercer año). Esto se debe a que la
condición de servicio, a diferencia de la condición referida al mercado, no ha sido
tenida en cuenta al estimar el valor razonable de las opciones sobre acciones en la
fecha de concesión. En su lugar, la condición de servicio se tiene en cuenta ajustando
el importe de la transacción que está basado en el número de instrumentos de
patrimonio que se consolidan finalmente, de acuerdo con los párrafos 19 y 20 de la
NIIF.
GI14 En el Ejemplo 5, el desenlace de la condición referida al mercado no cambia la
duración del periodo de consolidación de derechos. Sin embargo, si la duración del
periodo de consolidación varía en función de cuando se satisfaga la condición de
desempeño, el párrafo 15 de la NIIF requiere que la entidad presuma que se recibirán
en el futuro, a lo largo del periodo de consolidación, los servicios a prestar por los
empleados a cambio de los instrumentos de patrimonio concedidos. Se requiere que la
entidad estime la duración del periodo de consolidación de derechos en la fecha de
concesión, basándose en el desenlace más probable de la condición de desempeño. Si
el desempeño se midiese sobre una condición referida al mercado, la estimación de la
duración del periodo esperado será coherente con las suposiciones empleadas para
estimar el valor razonable de las opciones sobre acciones emitidas, y no se revisa
posteriormente. El Ejemplo 6 ilustra estos requerimientos.
GI Ejemplo 6
Concesión con condición referida al mercado, en la que varia la duración del
periodo de consolidación.
Antecedentes
Al principio del año 1, la entidad concede 10.000 opciones sobre acciones con una
vida de 10 años a cada uno de los 10 altos ejecutivos. Las opciones sobre acciones se
consolidarán y serán ejercitables inmediatamente sí y a partir del momento en que las
acciones de la entidad hayan aumentado su precio de 50 u.m. a 70 u.m., siempre que
el ejecutivo permanezca en servico hasta que las acciones hayan alcanzado el precio
objetivo.
La entidad aplica un modelo de valoración de opciones binomial, que tiene en cuenta
la posibilidad de que el precio de acción objetivo sea alcanzado durante el periodo de
10 años de las opciones, y la posibilidad de que el objetivo no sea alcanzado. La
entidad estima que el valor razonable de las opciones sobre acciones a la fecha de
concesión es de 25 u.m. por opción. A través del modelo de valoración de opciones,
la entidad determina que el modo de distribución de las posibles fechas de
consolidación es de cinco años. En otras palabras, de todos los posibles desenlaces, el
desenlace más probable de la condición referida al mercado es que el precio de
acción objetivo se alcance al final del quinto año. Por tanto, la entidad estima que el
periodo esperado de consolidación es cinco años. La entidad también estima que dos
ejecutivos se irán al final del quinto año, y por tanto espera que se consoliden 80.000
opciones sobre acciones (10.000 opciones sobre acciones × 8 ejecutivos) al final del
quinto año.
Continúa…
NIIF 2 GI
292 © IASCF
…Continuación
GI Ejemplo 6
A lo largo de los años primero a cuarto la entidad sigue estimando que un total de dos
ejecutivos se marcharan al final del quinto año. Sin embargo, se marchan un total de
tres ejecutivos, uno en cada uno de los años tercero, cuarto y quinto. El precio de
acción objetivo se alcanza al final del sexto año. Otro ejecutivo se va a lo largo del
sexto año, antes de que se alcance el precio de acción objetivo.
Aplicación de los requisitos
El párrafo 15 de la NIIF requiere que la entidad reconozca los servicios recibidos a lo
largo del periodo esperado de consolidación, estimado en la fecha de concesión, y
también requiere que la entidad no revise dicha estimación. Por tanto, la entidad
reconoce los servicios recibidos de los ejecutivos a lo largo de los años 1 a 5. Por
tanto, el importe de la transacción se basa en último término en 70.000 opciones
sobre acciones (10.000 opciones sobre acciones × 7 ejecutivos que siguen en servicio
al final del quinto año). Aunque otro ejecutivo se va a lo largo del sexto año, no se
realiza un ajuste, porque el ejecutivo ya ha completado el periodo esperado de
consolidación de cinco años. Por tanto, la entidad reconoce los siguientes importes
durante los años 1 a 5.
Año Cálculo Gasto de la
remuneración
por periodo
Gasto por
remuneración
acumulada
u.m. u.m.
1 80.000 opciones × 25 u.m. × 1/5 400.000 400.000
2 (80.000 opciones × 25 u.m. × 2/5) –
400.000u.m. 400,000 800,000
3 (80.000 opciones × 25 u.m. × 3/5) –
800.000 u.m. 400.000 1.200.000
4 (80.000 opciones × 25 u.m. × 4/5) –
1.200.000u.m. 400.000 1.600.000
5 (70.000 opciones × 25 u.m.) –
1.600.000 u.m. 150.000 1.750.000
GI15 Los párrafos 26 a 29 y B42 a B44 de la NIIF establecen requerimientos que se aplican
si se revisa el precio de la opción sobre acción (o si de otra forma la entidad modifica
los plazos y condiciones del acuerdo de pago basado en acciones). Los Ejemplos 7 a 9
ilustran algunos de estos requerimientos.
GI Ejemplo 7
Concesión de opciones sobre acciones en las que posteriomente se revisa el precio.
Antecedentes
Al principio del año 1, la entidad concede 100 opciones sobre acciones a cada uno de
sus 500 empleados. Cada concesión está condicionada a que los empleados
permanezcan en servicio activo los próximos tres años. La entidad estima que el
valor razonable de cada opción es de 15 u.m. En base a una media ponderada de
probabilidades, la entidad estima que 100 empleados se irán durante el periodo de
tres años y por tanto se anularan sus derechos sobre las opciones sobre acciones.
Continúa…
NIIF 2 GI
© IASCF 293
…Continuación
GI Ejemplo 7
Suponiendo que 40 empleados se van durante el primer año. Suponiendo también que
al final del primer año, ha bajado el precio de las acciones de la entidad, y que la
entidad ha revisado el precio de sus opciones sobre acciones y que las opciones sobre
acciones con precio revisado se consolidan al final del tercer año. La entidad estima
que otros 70 empleados más se irán durante los años 2 y 3, y por tanto espera que se
marcharán un total de 110 empleados a lo largo del periodo de tres años de
consolidación. Durante el segundo año, se marchan otros 35 empleados, y la entidad
estima que se irán otros 30 empleados a lo largo del tercer año, llegando a un total
esperado de abandonos a lo largo del periodo de consolidación de derechos de tres
años de 105 empleados. Durante el tercer año, se van un total de 28 empleados, y por
tanto un total de 103 empleados ha cesado en su empleo a lo largo del periodo de
consolidación de derechos. Para los restantes 397 empleados, las opciones sobre
acciones se consolidan al final del tercer año.
La entidad estima, a la fecha de revisión de precios, que el valor razonable de cada
una de las opciones sobre acciones originales concedidas (es decir, antes de tener en
cuenta la revisión de precios) es de 5 u.m.y el valor razonable de cada opción sobre
acción revisada es de 8 u.m.
Aplicación de los requisitos
El párrafo 27 de la NIIF requiere que la entidad reconozca los efectos de las
modificaciones que aumenten el valor razonable total de los acuerdos sobre pagos
basados en acciones o que, en otro caso, sean beneficiosos para los empleados. Si la
modificación aumenta el valor razonable del instrumento de patrimonio concedido
(por ejemplo, reduciendo el precio de ejercicio), medido inmediatamente antes y
después de la modificación, el apartado (a) del párrafo B43 del Apéndice B requiere
que la entidad incluya el incremento en el valor razonable concedido (es decir, la
diferencia entre el valor razonable del instrumento de patrimonio modificado y el
instrumento de patrimonio neto original, ambos estimados a la fecha de la
modificación) en la medición del importe a reconocer por los servicios recibidos
como contrapartida los instrumentos de patrimonio concedidos. Si la modificación
tiene lugar durante el periodo para la consolidación de los derechos, el valor
razonable incremental concedido se incluirá en la determinación del importe
reconocido por los servicios recibidos, a lo largo del periodo que va desde la fecha de
modificación hasta la fecha en la que los instrumentos de patrimonio se consolidan,
en adición al importe basado en el valor razonable en la fecha de concesión de los
instrumentos de patrimonio originales, que son reconocidos a lo largo del periodo
restante original para conseguir la consolidación de los derechos.
El valor incremental es de 3 u.m. por opción sobre acción (8 u.m. – 5 u.m.). El
importe se reconoce a lo largo de los dos años restantes de periodo de consolidación,
junto con el gasto por remuneración basado en el valor de la opción original de
15 u.m.
Continúa…
NIIF 2 GI
294 © IASCF
…Continuación
GI Ejemplo 7
Los importes reconocidos en los años 1 a 3 son los siguientes:
Año Cálculo Gasto de la
remuneración
por periodo
Gasto por
remuneración
acumulada
u.m. u.m.
1 (500 – 110) empleados × 100 opciones ×
15 u.m.× 1/3 195.000 195.000
2 (500 – 105) empleados × 100 opciones ×
(15 u.m. × 2/3 + 3 u.m. × 1/2) –
195.000 u.m. 259.250 454.250
3 (500 – 103) empleados × 100 opciones ×
(15 u.m + 3 u.m.) – 454.250 u.m. 260.350 714.600
GI Ejemplo 8
Concesión de opciones sobre acciones con una condición de consolidación que se
modifica posteriormente.
Antecedentes
Al inicio del año 1, la entidad concede 1.000 opciones sobre acciones a cada uno de
los miembros del equipo de ventas, a condición de que los empleados permanezcan
empleados en la entidad durante tres años y que el equipo venda más de 50.000
unidades de un producto determinado a lo largo de un periodo de tres años. El valor
razonable de las opciones sobre acciones es de 15 u.m. por opción a la fecha de
concesión.
Durante el segundo año, la entidad aumenta el objetivo de venta a 100.000 unidades.
Al final del tercer año, la entidad ha vendido 55.000 unidades y las opciones sobre
acciones se anulan. Doce miembros del equipo de ventas han permanecido en
servicio durante el periodo de tres años.
Aplicación de los requisitos
El párrafo 20 de la NIIF require, para una condición de desempeño que no sea una
condición referida al mercado, que la entidad reconozca los servicios recibidos
durante el periodo para la consolidación, basado en la mejor estimación disponible
del número de instrumentos de patrimonio que se espera consolidar y revisará esta
estimación, si es necesario, siempre que la información posterior indique que el
número de instrumentos de patrimonio que se espere consolidar difiera de las
estimaciones previas. En la fecha de consolidación, la entidad revisa la estimación
para que sea igual al número de instrumentos de patrimonio que finalmente queden
consolidados.
Continúa…
NIIF 2 GI
© IASCF 295
…Continuación
GI Ejemplo 8
No obstante, el párrafo 27de la NIIF requiere que, independientemente de cualquier
modificación en los plazos y condiciones sobre los que fueron concedidos los
instrumentos de patrimonio, o de la cancelación o liquidación de esa concesión de
instrumentos de patrimonio, la entidad reconozca, como mínimo, los servicios
recibidos medidos por su valor razonable en la fecha de concesión de los
instrumentos de patrimonio concedidos, a menos que esos instrumentos de
patrimonio no se consoliden a consecuencia del incumplimiento de alguna condición
necesaria para su consolidación (distinta de una condición referida al mercado), de
las que fueron establecidas en la fecha de concesión. Además, el apartado (c) del
párrafo B44 del Apéndice B especifica que, si la entidad modifica las condiciones de
consolidación de derechos de forma no beneficiosa para el empleado, la entidad no
tendrá en cuenta las condiciones modificadas de consolidación cuando aplique los
requerimientos de los párrafos 19 a 21 de la NIIF.
Por tanto, dado que la modificación de la condición de desempeño hizo menos
probable que las opciones sobre acciones se consolidasen, lo cual no es beneficioso
para los empleados, la entidad no tendrá en cuenta la condición de desempeño
modificada cuando reconozca los servicios recibidos. En su lugar, continúa
reconociendo los servicios recibidos a lo largo del periodo de tres años a partir de las
condiciones originarias de consolidación de derechos. Por tanto, la entidad, en ultimo
término, reconoce gastos por remuneración acumulada por 180.000 u.m. a lo largo
del periodo de tres años (12 empleados × 1.000 opciones × 15 u.m.).
El mismo resultado se hubiera producido si, en lugar de modificar el objetivo de
desempeño, la entidad hubiese incrementado de tres a diez años el número de años de
servicio requeridos para que se consoliden las opciones sobre acciones. Dado que
dicha modificación hubiese hecho menos probable que las opciones se hubiesen
consolidado, lo que no es beneficioso para los empleados, la entidad no habría tenido
en cuenta la condición de servicio modificada al reconocer los servicios recibidos. En
su lugar, hubiese reconocido los servicios recibidos de los doce empleados que han
permanecido en servicio activo a lo largo del periodo de consolidación original de
tres años.
GI Ejemplo 9
Concesión de acciones, a la que se añade posteriomente una alternativa de efectivo.
Antecedentes
Al principio del año 1, la entidad concede 10.000 acciones con un valor razonable de
33 u.m por acción a un alto ejecutivo, con la condición de que complete tres años de
servicio. Al final del segundo año, el precio de la acción ha bajado a 25 u.m por
acción. En dicha fecha, la entidad añade una alternativa de efectivo a la concesión,
según la cual el ejecutivo puede elegir entre recibir 10.000 accioines o efectivo que
iguale el valor de 10.000 acciones a la fecha de concesión. El precio de la acción en
la fecha de concesión es de 22 u.m.
Continúa…
NIIF 2 GI
296 © IASCF
…Continuación
GI Ejemplo 9
Aplicación de los requisitos
El párrafo 27 de la NIIF requiere que, independientemente de cualquier modificación
en los plazos y condiciones sobre los que fueron concedidos los instrumentos de
patrimonio, o de la cancelación o liquidación de esa concesión de instrumentos de
patrimonio, la entidad reconozca, como mínimo, los servicios recibidos valorados por
su valor razonable en la fecha de concesión de los instrumentos de patrimonio
concedidos, a menos que esos instrumentos de patrimonio no se consoliden a
consecuencia del incumplimiento de alguna condición necesaria para su
consolidación (distinta de una condición referida al mercado), de las que fueron
establecidas en la fecha de concesión. Por tanto, la entidad reconoce los servicios
recibidos a lo largo del periodo de tres años, sobre la base del valor razonable de las
acciones a la fecha de concesión.
Además, al añadir la alternativa de efectivo al final del segundo año se crea una
obligación de liquidar en efectivo. De acuerdo con los requerimientos de
transacciones de pagos basados en acciones liquidadas en efectivo (párrafos 30 a 33
de la NIIF), la entidad reconoce la obligación de liquidar en efectivo a la fecha de
modificación, a partir del valor razonable de las acciones a la fecha de modificación
y en qué medida los servicios especificados han sido recibidos. Además, la entidad
volverá a medir el valor razonable del pasivo en cada fecha en la que presente
información, así como en la fecha de liquidación, llevando cualquier cambio en el
valor razonable reconocido al resultado del periodo. Por tanto, la entidad reconoce
los siguientes importes:
Año Cálculo Gasto Patrimonio
neto
Pasivo
u.m. u.m. u.m.
1 Gasto de la remuneración por año
10.000 acciones × 33 u.m. × 1/3 110.000 110.000
2 Gasto de la remuneración por año
(10.000 acciones × 33 u.m. × 2/3) –
110.000 u.m. 110.000 110.000
Reclasificación de patrimonio neto a
pasivo: 10.000 acciones × 25 u.m. × 2/3 (166.667) 166.667
3 Gasto de la remuneración por año
(10.000 acciones × 33 u.m. × 3/3) –
220.000 u.m. 110.000 26.667 (a) 83.333 (a)
Ajuste del pasivo a la valor razonable
de cierre: (166.667 u.m. + 83.333 u.m.)
– (22 u.m. × 10.000 acciones) (30.000) (30.000)
Total 300.000 80.000 220.000
(a) La distribución entre pasivos y patrimonio neto, que genera un pasivo en el último tercio se basa
en el valor razonable de las acciones a la fecha de modificación.
GI16 El párrafo 24 de la NIIF requiere que, sólo en casos excepcionales, en los que la NIIF
requiere que la entidad mida una transacción de pago basado en acciones liquidada con
instrumentos de patrimonio por referencia al valor razonable del instrumento
concedido, pero la entidad no sea capaz de estimar fiablemente el valor razonable a la
fecha de medición especificada (por ejemplo la fecha de concesión para transacciones
con los empleados), la entidad deberá en su lugar medir la transacción usando un
método de medición de valor intrínseco. El párrafo 24 también contiene
NIIF 2 GI
© IASCF 297
requerimientos sobre cómo aplicar este método. El siguiente ejemplo ilustra estos
requerimientos.
GI Ejemplo 10
Concesión de opciones sobre acciones que se contabilizan aplicando el método del
valor intrínseco.
Antecedentes
Al principio del año 1, la entidad concede 1.000 opciones sobre acciones a 50
empleados. Las opciones sobre acciones se consolidan al final del tercer año, siempre
que el empleado continue en servicio hasta entonces. Las opciones sobre acciones
tienen una vida de 10 años. El precio de ejercicio es de 60 u.m. y el precio de la
acción de la entidad a la fecha de concesión también es de 60 u.m.
En la fecha de concesión, la entidad llega a la conclusión de que no puede estimar
fiablemente el valor razonable de las opciones sobre acciones concedidas.
Al final de primer año, tres empleados han dejado su empleo y la entidad estima que
otros siete se marchen durante los años 2 y 3. Por tanto, la entidad estima que el 80%
de las opciones sobre acciones se consoliden.
Dos empleados se marchan durante el segundo año, la entidad revisa su estimación
del número de opciones sobre acciones que se consolidarán que pasa a ser un 86%.
Dos empleados se van durante el tercer año. Por tanto, se consolidan al final del
tercer año 43.000 opciones sobre acciones.
El precio de la acción de la entidad durante los años 1 a 10, y el número de opciones
sobre acciones ejercitadas en los años 4 a 10, aparecen establecidos a continuación.
Las opciones sobre acciones que se ejercitaron durante un año en particular se
ejercitaron todas al final de dicho año.
Año Precio de la
acción al final
del año
Número de
opciones sobre
acciones
ejercitadas al
final del año
1 63 0
2 65 0
3 75 0
4 88 6.000
5 100 8.000
6 90 5.000
7 96 9.000
8 105 8.000
9 108 5.000
10 115 2.000
Continúa…
NIIF 2 GI
298 © IASCF
…Continuación
GI Ejemplo 10
Aplicación de los requisitos
De acuerdo con el párrafo 24 de la NIIF, la entidad reconocerá los siguientes
importes en los años 1 a 10.
Año Cálculo Gasto por
periodo
Gastos
acumulados
u.m. u.m.
1 50.000 opciones × 80% × (63 u.m. – 60 u.m.) ×
1/3 años 40.000 40.000
2 50.000 opciones × 86% × (65 u.m. – 60 u.m.) ×
2/3 años – 40.000 u.m. 103.333 143.333
3 43.000 opciones× (75 u.m. – 60 u.m.) –
143.333 u.m. 501.667 645.000
4 37.000 opciones existentes × (88 u.m. –
75 u.m.) + 6.000 opciones ejercitadas ×
(88 u.m. – 75 u.m.) 559.000 1.204.000
5 29.000 opciones existentes × (100 u.m. –
88 u.m.) + 8.000 opciones ejercitadas ×
(100 u.m. – 88 u.m.) 444.000 1.648.000
6 24.000 opciones existentes × (90 u.m. –
100 u.m.) + 5.000 opciones ejercitadas ×
(90 u.m. – 100 u.m.) (290.000) 1.358.000
7 15.000 opciones existentes × (96 u.m. –
90 u.m.) + 9.000 opciones ejercitadas ×
(96 u.m. – 90 u.m.) 144.000 1.502.000
8 7.000 opciones existentes × (105 u.m. –
96 u.m.) + 8.000 opciones ejercitadas ×
(105 u.m. – 96 u.m.) 135.000 1.637.000
9 2.000 opciones existentes × (108 u.m. –
105 u.m.) + 5.000 opciones ejercitadas ×
(108 u.m. – 105 u.m.) 21.000 1.658.000
10 2.000 opciones ejercitadas × (115 u.m. –
108 u.m.) 14.000 1.672.000
GI17 Existen muchos tipos de planes para empleados de acciones y de opciones sobre
acciones. El siguiente ejemplo ilustra la aplicación de la NIIF 2 a un tipo particular de
plan, un plan de compra de acciones de los empleados. Habitualmente, un plan de
compra de acciones de los empleados da a los empleados la oportunidad de comprar
acciones de la entidad a un precio con descuento. Los plazos y condiciones según los
cuales operan los planes de compra de acciones de los empleados difieren de un país a
otro. Lo que significa, que no sólo hay muchos tipos distintos de planes para
empleados de acciones y de opciones sobre acciones, sino que también hay muchos
planes diferentes de compra de acciones de los empleados. Por tanto, el siguiente
ejemplo ilustra la aplicación de la NIIF 2 a un plan específico de compra de acciones
de los empleados.
NIIF 2 GI
© IASCF 299
GI Ejemplo 11
Planes de opciones sobre acciones para los empleados
Antecedentes
Una entidad ofrece a sus 1.000 empleados la oportunidad de participar en un plan de
compra de acciones para los empleados. Los empleados tienen dos semanas para
decider si aceptan o no la oferta. Según los plazos y condiciones del plan, los
empleados tienen derecho a comprar un máximo de 100 acciones cada uno. El precio
de compra será un 20 por ciento menos que el precio de mercado de las acciones de
la entidad en la fecha que se acepte la oferta, y el precio de compra debe pagarse
inmediatamente después de aceptar la oferta. Todas las acciones compradas deben
mantenerseen fideicomiso para los empleados, y no pueden venderse durante cinco
años. No se permite que los empleados se retiren del plan durante dicho periodo. Por
ejemplo, aunque un empleado abandone su empleo durante el periodo de cinco años,
las acciones deben mantenerse, no obstante, en el plan hasta que finalice el periodo
de cinco años. Cualquier dividendo pagado durante el periodo de cinco años se
mantendrá en fideicomiso para los empleados hasta el final del periodo de cinco
años.
En total, 800 empleados aceptan la oferta y cada empleado compra, por término
medio, 80 acciones, es decir, los empleados compran un total de 64.000 acciones. El
precio de mercado medio ponderado de las acciones a la fecha de compra es de 30
u.m por acción, y el precio medio ponderado de compra es de 24 u.m. por acción.
Aplicación de los requisitos
Para las transacciones con empleados, la NIIF 2 requiere que el importe de la
transacción se mida por referencia al valor razonable de los instrumentos de
patrimonio concedidos (NIIF 2, párrafo 11). Para aplicar este requerimiento, primero
es necesario determinar el tipo de instrumento de patrimonio concedido a los
empleados. Aunque el plan se describe como un plan de compra de acciones para los
empleados (PCAE), algunos PCAE incluyen características de opción y por tanto, en
realidad, son planes de opciones sobre acciones. Por ejemplo, un PCAE puede incluir
una “característica de retroactividad”, según la cual el empleado puede comprar las
acciones con descuento, y elegir entre que el descuento se aplique al precio de la
acción a la fecha de concesión o al precio de la acción a la fecha de compra. O un
PCAE puede especificar el precio de compra, y permitir que los empleados decidan si
participar o no en el plan durante un periodo amplio de tiempo. Otro ejemplo de
característica de opción en un PCAE es que se permita a los empleados que
participan cancelar su participación antes o al final del periodo especificado y obtener
el reemboslo de los importes previamente pagados en el plan.
No obstante, en este ejemplo, el plan no incluye características de opción. El
descuento se aplica al precio de la acción a la fecha de compra, y los empleados no
pueden abandonar el plan.
Continúa…
NIIF 2 GI
300 © IASCF
…Continuación
GI Ejemplo 11
Otro factor que hay que considerar es el efecto de restricciones posteriores al periodo
de consolidación del derecho, si las hay. En el párrafo B3 de la NIIF 2 se establece
que, si las acciones están sujetas a restricciones que afectan a su trasmisibilidad con
posterioridad a la fecha límite de consolidación, ese hecho será tenido en cuenta al
estimar el valor razonable de las acciones, pero sólo en la medida en que las
restricciones posteriores al periodo de consolidación del derecho afecten al precio
que pagaría por dicha acción un sujeto independiente y bien informado. Por ejemplo,
si las acciones cotizan activamente en un mercado líquido y profundo, las
restricciones posteriores al periodo de consolidación del derecho pueden tener escaso
o ningún efecto en el precio que el sujeto independiente e informado pagaría por esas
acciones.
En este ejemplo, las acciones se consolidan cuando se compran, pero no se pueden
vender durante los cinco años posteriores a la compra. Por tanto, la entidad debe
considerar la valoración del efecto de la restriccion de transmisibilidad posterior al
periodo de consolidación del derecho de cinco años. Esto implica utilizar una técnica
de valoración para estimar cual habría sido el precio de la acción restringida en la
fecha de compra en una transacción realizada en condiciones de independencia
mutua entre partes interesadas y debidamente informadas. Supongamos que, en este
ejemplo, la entidad estima que el valor razonable de cada acción restringida es de
28 u.m. En este caso, el valor razonable del instrumento de patrimonio concedido es
de 4 u.m por acción (siendo el valor razonable de la acción restringida de 28 u.m.
menos el precio de compra de 24 u.m.). Dado que se compraron 64.000 acciones, el
valor razonable total de los instrumentos de patrimonio concedidos es de
256.000 u.m.
En este ejemplo, no hay periodo de consolidación del derecho. Por lo tanto, de
acuerdo con el párrafo 14 de la NIIF 2, la entidad debe reconocer un gasto de
256.000 u.m. inmediatamente.
No obstante, en algunos casos, el gasto relacionado con un PCAE puede no ser
material o significativo. NIC 8 Políticas Contables, Cambios en las Estimaciones
Contables y Errores establece que las políticas contables de las NIIF no necesitan ser
aplicadas cuando el efecto de su aplicación no es material o significativo (NIC 8,
párrafo 8). La NIC 8 tambien establece que una omisión o inexactitud de una partida
es material o significativa si puede, individualmente o en su conjunto, influir en las
decisiones económicas tomadas por los usuarios con base en los estados financieros.
La materialidad o importancia relativa depende de la magnitud y la naturaleza de la
omisión o inexactitud enjuiciadas en función de las circunstancias particulares en que
se hayan producido. La magnitud o la naturaleza de la partida, o una combinación de
ambas, podría ser el factor determinante (NIC 8, párrafo 5). Por lo tanto, en este
ejemplo, la entidad debe considerar si el gasto de 256.000 u.m. es material.
NIIF 2 GI
© IASCF 301
Transacciones con pagos basados en acciones liquidados
en efectivo
GI18 Los párrafos 30 a 33 de la NIIF establecen requerimientos para transacciones en las
que una entidad adquiere bienes y servicios e incurre en pasivos con el suministrador
de dichos bienes o servicios por importes basados en el precio de las acciones de la
entidad o de otros instrumentos de patrimonio. Se require que la entidad reconozca
incicialmente los bienes y servicios adquiridos, y el pasivo derivado de la obligación
de pagar dichos bienes y servicios, cuando la entidad obtiene los bienes o se prestan
los servicios, medidos al valor razonable de la obligación. A partir de ese momento, y
hasta que se liquide el pasivo, se requiere que la entidad reconozca los cambios en el
valor razonable de la obligación.
GI19 Por ejemplo, la entidad podría conceder a los empleados derechos sobre la revaluación
de las acciones como parte de su remuneración, por lo cual los empleados adquirirán el
derecho a un pago futuro de efectivo (más que el derecho a un instrumento de
patrimonio), que se basará en el incremento del precio de la acción de la entidad a
partir de un determinado nivel, a lo largo de un periodo de tiempo determinado. Si los
derechos sobre la revaluación de acciones no fuesen consolidados hasta que los
empleados hayan completado un determinado periodo de servicio, la entidad reconoce
los servicios recibidos, y el pasivo derivado de la obligación de pago, a medida que los
empleados presten sus servicios durante el periodo de tiempo correspondiente. El
pasivo se valorará, tanto inicialmente como en cada fecha en la que se presente
información, hasta su liquidación, al valor razonable de los derechos sobre la
revaluación de las acciones, mediante la aplicación de un modelo de valoración de
opciones, en la medida en que los empleados hayan prestado sus servicios hasta la
fecha. Los cambios en el valor razonable se reconoceran en resultados. Por tanto, si el
importe reconocido por los servicios recibidos fue incluido en el importe en libros de
un activo reconocido en el balance de la entidad (por ejemplo inventarios), el importe
en libros de dicho activo no se ajusta por los efectos en la revisión de la medición del
pasivo. El Ejemplo 12 ilustra estos requerimientos.
GI Ejemplo 12
Antecedentes
Una entidad concede 100 derechos sobre revalorización de acciones (DRA) en
efectivo a cada uno de sus 500 empleados, con la condición de que permanezcan
empleados durante los próximos tres años.
Durante el primer año se marchan 35 empleados. La entidad estima que otros 60 se
iran durante el segundo y tercer años. Durante el segundo año, se marchan 40
empleados y la entidad estima que otros 25 se marchen durante el tercer año. Durante
el tercer año, se van 22 empleados. Al final del tercer año, 150 empleados ejercitan
su DRA, otros 140 empleados ejercitan su DRA al final del cuarto año y los 113
empleados restantes ejercitan su DRA al final del quinto año.
La entidad estima, tal como se muestra a continuación, el valor razonable de los DRA
al final de cada año en el que existe un pasivo. Al final del tercer año, se consolidan
todos los DRA mantenidos por los empleados que restan. Los valores intrínsecos de
los DRA a la fecha de ejercicio (igualan lo que se paga el efectivo) al final de los
años 3, 4 y 5 también se muestran a continuación.
Continúa…
NIIF 2 GI
302 © IASCF
…Continuación
GI Ejemplo 12
Año Valor
razonable
Valor
intrínseco
1 14,40 u.m.
2 15,50 u.m.
3 18,20 u.m. 15,00 u.m.
4 21,40 u.m. 20,00 u.m.
5 25,00 u.m.
Aplicación de los requisitos
Año Cálculo Patrimonio
neto
Pasivo
u.m. u.m.
1 (500 – 95) empleados ×
100 DRA × 14,40 u.m. × 1/3 194.400 194.400
2 (500 – 100) empleados ×
100 DRA × 15,50 u.m. × 2/3 –
194.400 u.m. 218.933 413.333
(500 – 97 – 150) empleados ×
100 DRA × 18,20 u.m. –
413.333 u.m. 47.127 460.460
+ 150 empleados × 100 DRA
× 15,00 u.m. 225.000
3
Total 272.127
(253 – 140) empleados ×
100 DRA × 21,40 u.m –
460.460 u.m. (218.640) 241.820
+ 140 empleados × 100 DRA
× 20,00 u.m. 280.000
4
Total 61.360
0 u.m. – 241.820 u.m. (241.820) 0
+ 113 empleados × 100 DRA
× 25,00 u.m. 282.500
5
Total 40.680
Total 787.500
Transacciones con pagos basados en acciones, que dan
alternativas de liquidación en efectivo
GI20 Algunos acuerdos de pagos basados en acciones a los empleados permiten que los
empleados elijan si recibir efectivo o instrumentos de patrimonio neto. En esta
situación, se concede un instrumento financiero compuesto, es decir un instrumento
financiero con componentes de deuda e instrumento de patrimonio. El párrafo 37 de la
NIIF requiere que la entidad estime el valor razonable instrumento financiero
compuesto a la fecha de concesión, midiendo primero el valor razonable del
componente de deuda, y midiendo después el valor razonable del componente de
instrumento de patrimonio—teniendo en cuenta que el empleado debe anular el
derecho a recibir efectivo para recibir el instrumento de patrimonio.
NIIF 2 GI
© IASCF 303
GI21 Habitualmente, los acuerdos de pagos basados en acciones con alternativas de efectivo
se estructuran de forma que el valor razonable de una de las liquidaciones alternativas
sea el mismo que el de la otra. Por ejemplo, el empleado podría tener la opción de
recibir opciones sobre acciones o el efectivo de los derechos de la revaluación de
acciones. En dichos casos, el valor razonable del componente de patrimonio neto será
nulo, y por tanto, el valor razonable del instrumento financiero compuesto será igual al
valor razonable del componente de deuda. No obstante, si los valores razonables de las
alternativas de liquidación difieren, el valor razonable del componente de patrimonio
neto habitualmente será mayor que cero, en cuyo caso el valor razonable del
instrumento financiero compuesto será mayor que el valor razonable del componente
de deuda.
GI22 El párrafo 38 de la NIIF require que la entidad contabilice independientemente los
servicios recibidos en relación con cada componente del instrumento financiero
compuesto. Para el componente de deuda, la entidad reconoce los servicios recibidos, y
un pasivo por la obligación de pagar dichos servicios, a medida que la contraparte
presta los servicios, de acuerdo con los requerimientos que se aplican a las
transacciones con pagos basados en acciones liquidadas en efectivo. Para el
componente de patrimonio (si existiera), la entidad reconoce los servicios recibidos, y
un aumento en el patrimonio, a medida que la contraparte preste los servicios, de
acuerdo con los requerimientos aplicables a las transacciones con pagos basados en
acciones que se liquidan en instrumentos de patrimonio. El Ejemplo 13 ilustra estos
requerimientos.
GI Ejemplo 13
Antecedentes
Una entidad concede a un empleado el derecho a elegir entre 1.000 acciones
fantasma, es decir un derecho a recibir un pago en efectivo igual al valor de 1.000
acciones o 1.200 acciones. La concesión está condicionada a que se completen tres
años de servicio. Si el empleado elige la alternativa de acción, las acciones deben
mantenerse durante tres años tras la fecha de consolidación.
A la fecha de concesión, el precio de la acción de la entidad es 50 u.m. por acción. Al
final de los años 1, 2 y 3, el precio de la acción es 52 u.m., 55 u.m. y 60 u.m.
respectivamente. La entidad no espera pagar dividendos durante los próximos tres
años. Después de tener en cuenta los efectos de las restricciones de transmisibilidad
posteriores al periodo de consolidación del derecho, la entidad estima que el valor
razonable a la fecha de consolidación de la alternativa de acciones es de 48 u.m por
acción.
Al final del tercer año, el empleado elige:
Escenario 1 La alternative de efectivo.
Escenario 2 La alternativa de instrumento de patrimonio.
Aplicación de los requisitos
El valor razonable de la alternativa de instrumento de patrimonio es de 57.600 (1.200
acciones × 48 u.m.). El valor razonable de la alternativa de efectivo es de 50.000 u.m.
(1.000 acciones fantasma × 50 u.m.). Por lo tanto, el valor razonable del componente
de patrimonio del instrumento compuesto es 7.600 u.m. (57.600 u.m. – 50.000 u.m.).
Continúa…
NIIF 2 GI
304 © IASCF
…Continuación
GI Ejemplo 13
La entidad reconoce los siguientes importes:
Año Gasto Instrumento
de
patrimonio
Pasivo
u.m. u.m. u.m.
Componente de pasivo:
(1.000 × 52 u.m. × 1/3) 17.333 17.333
1
Componente de instrumento de
patrimonio (7.600 u.m. × 1/3) 2.533 2.533
Componente de pasivo:
(1.000 × 55 u.m. × 2/3) – 17.333 19.333 19.333
2
Componente de instrumento de
patrimonio (7.600 u.m. × 1/3) 2.533 2.533
3 Componente de pasivo:
(1.000 × 60 u.m.) – 36.666 23.334 23.334
Componente de instrumento de
patrimonio (7.600 u.m. × 1/3) 2.534 2.534
Escenario 1 efectivo pagado por
60.000 u.m. (60.000)
Totales del escenario 1 67.600 7.600 0
Escenario 2 1.200 acciones
emitidas 60.000 (60.000)
Final
del
Año 3
Totales del escenario 2 67.600 67.600 0
NIIF 2 GI
© IASCF 305
Ejemplo de revelaciones
GI23 El siguiente ejemplo ilustra los requerimientos de revelaciones en los párrafos 44 a 52
de la NIIF.*
Extracto de las Notas a los Estados Financieros de la Compañía Z para el año que
finaliza el 31 de diciembre de 2005.
Pagos Basados en Acciones
Durante el periodo que termina el 31 de diciembre de 2005, la Compañía tiene cuatro
acuerdos de pagos basados en acciones que se describen a continuación.
Tipo de
contrato
Plan de
opciones sobre
acciones de
altos gestores
Plan de
opciones sobre
acciones para
los empleados
en general
Plan de
acciones para
ejecutivos
Plan de efectivo
sobre la
revaluación de
acciones de la
altos gestores
Fecha de
concesión
1 de enero de
2004
1 de enero de
2005
1 de enero de
2005
1 de julio de
2005
Número
concedido
50.000 75.000 50.000 25.000
Vida
contractual
10 años 10 años N/D 10 años
Condiciones
para la
consolidación
Un año y medio
de servicio y el
logro de un
precio de
acción objetivo
que se ha
logrado.
Tres años de
servicio
Tres años de
servicio y el
logro de un
objetivo de
crecimiento de
las ganancias
por acción.
Tres años de
servicio y el
logro de un
objetivo de
incremento de
la cuota de
Mercado.
El valor razonable estimado para cada opción sobre acción concedida en el plan de
opciones sobre acciones a los empleados en general es de 23,60 u.m. Se ha calculado
aplicando un metodo de valoración de opciones binomial. Las entradas del modelo
fueron el precio de la acción a la fecha de concesión, 50 u.m., el precio de ejercicio de
50 u.m., la volatilidad esperada del 30por ciento, la falta de dividendos esperados, la
vida contractual de 10 años y una tasa de interés libre de riesgo del 5 por ciento. Para
calcular los efectos del ejercicio anticipado, se supuso que los empleados ejercitarian
las opciones tras la fecha de consolidación cuando el precio de la acción fuese el doble
del precio de ejercicio. La volatilidad historíca era del 40 por ciento, incluyendo los
primeros años de vida de la Compañía, la Compañía espera que la volatilidad del
precio de sus acciones se reduzca conforme se consolida su situación.
El valor razonable estimado para cada acción concedida en el plan de acciones de
ejecutivos es de 50,00 u.m., es igual al precio de la acción en la fecha de concesión.
* Nota: el ejemplo ilustrativo no trata de ser un listado o modelo y por tanto no es exhaustivo. Por
ejemplo, no ilustra los requerimientos de revelación del apartado (c) del párrafo 47 y de los párrafos 48
y 49 de la NIIF.
NIIF 2 GI
306 © IASCF
A continuación aparecen más detalles de los dos planes de opciones sobre acciones:
2004 2005
Número de
opciones
Promedio
ponderado
del precio
de ejercicio
Número de
opciones
Promedio
ponderado
del precio
de ejercicio
Vigentes al inicio del año 0 – 45.000 40 u.m.
Concedidas 50.000 40 u.m. 75.000 50 u.m.
Anuladas (5.000) 40 u.m. (8.000) 46 u.m.
Ejercitadas 0 – (4.000) 40 u.m.
Vigentes al final del periodo 45.000 40 u.m. 108.000 46 u.m.
Ejercitables al final del año 0 40 u.m. 38000 40 u.m.
El precio medio ponderado de las acciones en la fecha de ejercicio para las opciones
sobre acciones ejercitadas durante el periodo fue de 52 u.m. Las opciones vigentes a 31
de diciembre de 2005 tenían un precio de ejercicio de 40 u.m. o 50 u.m., y un
promedio ponderado de vida contractual restante de 8,64 años.
2004 2005
u.m. u.m.
Gasto que surge de las transacciones de pagos
basados en acciones 495.000 1.105.867
Gasto que surge de los planes de acciones y de
opciones sobre acciones 495.000 1.007.000
Saldo de cierre del pasivo por el plan de efectivo
sobre la revaluación de acciones – 98.867
Gasto que surge del incremento en el valor
razonable del pasivo por el plan de efectivo sobre
revalorización de acciones. – 9.200

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar